Saltar al contenido principal

EE. UU. se niega a acoger a Hoda Muthana, quien huyó del país para unirse al Estado Islámico

Fotografía sin fecha obtenida el 20 de febrero de 2019 por el abogado Hassan Shibly muestra a Hoda Muthana.
Fotografía sin fecha obtenida el 20 de febrero de 2019 por el abogado Hassan Shibly muestra a Hoda Muthana. AFP

Estados Unidos rechazó acoger a Hoda Muthana, una mujer que huyó de Alabama en 2014 para unirse al autodenominado Estado Islámico y ahora asegura estar arrepentida.

ANUNCIOS

Muthana tiene 24 años y recientemente aseguró en una entrevista al diario británico The Guardian estar "profundamente arrepentida" de haber viajado desde Estados Unidos a Siria para unirse al autodenominado Estado Islámico y pidió al Gobierno de Donald Trump que le deje volver a Alabama con su familia.

"Estábamos básicamente en un momento de ignorancia y luego nos convertimos en yihadistas. Pensé que estaba haciendo las cosas correctamente por Dios", argumentó Muthana, que ahora se encuentra en el campo de refugiados de al-Hawl, en el norte de Siria.

En 2014, Muthana le dijo a su familia en Alabama que viajaría a Turquía para participar en una actividad universitaria, pero aparentemente tenía otros planes. Al llegar a su destino, la joven, que en aquel momento tenía 19 años, cruzó la frontera hacia Siria y se unió al autodenominado Estado Islámico.

Donald Trump niega a Muthana el ingreso a Estados Unidos

Muthana manifiesta estar arrepentida y busca volver a Estados Unidos, el que asegura es su país, pero el presidente Donald Trump no se lo quiere permitir. "¡He ordenado al secretario de Estado, Mike Pompeo, y él está plenamente de acuerdo, no permitir el regreso de Hoda Muthana al país!", dijo Trump en un mensaje de Twitter el miércoles 20 de febrero.

El propio Mike Pompeo reforzó la postura del mandatario a través de un comunicado publicado en la página web del Departamento de Estado. "La señora Hoda Muthana no es una ciudadana de Estados Unidos y no será admitida. No tiene ningún fundamento legal, ni ningún pasaporte válido de Estados Unidos, ni ningún derecho a un pasaporte ni visado para viajar a EE.UU. Seguimos recomendando a todos nuestros ciudadanos que no viajen a Siria", señala el comunicado.

Una enmienda a la Constitución, la clave para negarle a Muthana el ingreso a Estados Unidos

La declaración de Pompeo no explicó por qué el Departamento de Estado no consideraba a Muthana ciudadana estadounidense. Sin embargo, muchos especulan con que los funcionarios basaron su postura en una excepción en la enmienda 14 de la Constitución de Estados Unidos, que otorga la ciudadanía a "todas las personas nacidas o naturalizadas en Estados Unidos".

El padre de Muthana era un diplomático yemení que trabajaba en Estados Unidos. De acuerdo con los Servicios de Ciudadanía e Inmigración estadounidenses, los hijos de diplomáticos acreditados y nacidos en Estados Unidos, en virtud de la enmienda 14, no adquieren la ciudadanía.

Estados Unidos otorga la nacionalidad a quienes nacen en su territorio y el hecho de que su padre fuera un exdiplomático de Yemen que trabajaba para la ONU podría colocarla en una situación de excepción dado que los hijos de funcionarios extranjeros nacen bajo la jurisdicción del país de sus progenitores.

La negativa de la administración Trump a admitir a Hoda Muthana podría sentar un precedente y enfrentar desafíos legales, ya que generalmente es extremadamente difícil perder la ciudadanía estadounidense.

Hassan Shibly, abogado representante de la familia Muthana y miembro del personal del Consejo de Relaciones Americano-Islámicas, asegura que la joven nació en Hackensack, Nueva Jersey, en octubre de 1994, meses después de que su padre le informara al Gobierno de los Estados Unidos que ya no era diplomático.

Charles Swift, director del Centro de Derecho Constitucional para los Musulmanes en América, afirma que la revocación del estatus de diplomático de su padre significaba que Hoda Muthana era ciudadana estadounidense.

Trump exige a países europeos reconocer a los yihadistas nacionales de esos Estados

La negativa de Donald Trump a recibir a la joven, choca con sus llamados a otros países para que regresen y procesen en su país a sus ciudadanos devenidos yihadistas. El 16 de febrero, el presidente estadounidense utilizó su cuenta de Twitter para pedir a países europeos que recuperen a los prisioneros del Estado islámico atrapados en Siria y los juzguen en sus territorios:

"Estados Unidos le pide a Reino Unido, Francia, Alemania y otros aliados europeos que retornen a más de 800 combatientes del Estado Islámico que capturamos en Siria y los lleven a juicio. El califato está listo para caer. De lo contrario nos veremos forzados a dejarlos libres".

La decisión de Estados Unidos sobre Muthana llega en medio del creciente debate en Europa sobre la nacionalidad de los extremistas. Reino Unido recientemente revocó la ciudadanía de Shamina Begum, quien de manera similar viajó a Siria y quiere regresar a su país de nacimiento.

Londres afirmó que tenía derecho a la ciudadanía de Bangladesh debido a su herencia, pero el Gobierno de Dhaka negó el miércoles esa posibilidad, lo que la llevó a ser efectivamente apátrida.

La familia de Muthana, en la raíz del conflicto

En una entrevista con el diario británico The Guardian, Muthana dijo que su familia en Alabama era "profundamente conservadora" y que restringía sus movimientos e interacciones sociales, actitudes, que según ella, contribuyeron a su radicalización.

"Yo quería salir con mis amigos y no podía. Me centré en la religión y lo hice demasiado fuerte. Fui autodidacta y pensé que lo que leía estaba bien", explicó.

Su propio abogado esgrimió una argumentación en la misma línea. "Hoda creció muy protegida, su madre realmente restringió su acceso a amigos y, por lo tanto, realmente encontró un lugar de pertenencia en su teléfono, en línea. Y lo que sucedió es que, cuando finalmente se puso en contacto con los reclutadores que la atacaron, que comenzaron a prepararla, realmente le prestaron atención. Y jugaron con su mente, la separaron de sus amigos, de su familia, de su comunidad, de su mezquita", sostuvo el letrado.

Muthana, una militante via twitter para el grupo Estado Islámico

A finales de 2014, poco después de mudarse a Siria, Muthana publicó en Twitter una foto de ella y de otras tres mujeres en la que que parecían estar quemando sus pasaportes occidentales, incluido uno estadounidense. Más tarde continuó escribiendo mensajes a través de las redes sociales en los que pedía la muerte de estadounidenses y enalteciendo al grupo extremista que durante un tiempo gobernó vastas franjas de Siria e Irak.

"Estadounidenses despierten. Hombres y mujeres juntos. Tienen mucho que hacer mientras viven bajo nuestro mayor enemigo, basta de dormir. Vayan en vehículos y derramen toda la sangre de ellos, o alquilen un gran camión y atropéllenlos", dijo Muthana en un tuit publicado en marzo de 2015, según informó entonces el portal Buzzfeed.

"Sabemos que esos supuestos tuits se produjeron poco después de la muerte de su primer marido, también sabemos que ella realmente no tenía control sobre su cuenta de Twitter mientras estaba bajo su control (del Estado Islámico), pero independientemente de las circunstancias, nada puede justificar tal odio y ella está profundamente avergonzada por ella y está dispuesta a pagar cualquier precio", afirma el abogado de la joven.

"Como ciudadana de Estados Unidos es responsable ante la ley del país. Es probable que tenga que volver para enfrentar el sistema de justicia penal. Estoy seguro de que podría enfrentar algunos cargos graves y, en última instancia, quizás deba pasar algún tiempo tras las rejas y está dispuesta a hacerlo", señala su abogado. Pero no existe certeza todavía si podrá hacerlo en los términos que ella desea.

El presidente Donald Trump ha hecho campaña en una línea dura sobre la inmigración y planteó la posibilidad de terminar con la ciudadanía por derecho de nacimiento antes de las elecciones al Congreso el año pasado.

Con EFE, Reuters y AFP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.