Saltar al contenido principal

El papa Francisco prometió "medidas concretas y eficaces" en la apertura de la cumbre sobre pederastia

El papa Francisco se dirigió a los cerca de 200 asistentes al congreso convocado para hablar sobre "La protección de los menores en la iglesia", el 21 de febrero de 2019 en Ciudad del Vaticano.
El papa Francisco se dirigió a los cerca de 200 asistentes al congreso convocado para hablar sobre "La protección de los menores en la iglesia", el 21 de febrero de 2019 en Ciudad del Vaticano. Fotograma Vatican Media / vía Reuters

Luego de la oración que dio apertura a la conferencia, que durará cuatro días, el sumo pontífice pidió "atender el grito de los pequeños que piden justicia". Muchas víctimas siguen con escepticismo el avance de la reunión.

ANUNCIOS

Según dijo el papa Francisco a los cardenales de la Iglesia católica, el pueblo no espera solamente "obvias y simples condenas sino medidas concretas y eficaces por disponer". El sumo pontífice dejó una serie de lineamientos a los obispos que asisten al sínodo para guiar las conversaciones de los próximos días, pero insistió en la importancia de la "creatividad" para avanzar en las discusiones.

"Ante el flagelo del abuso sexual cometido por hombres de la Iglesia contra menores de edad, acudo a ustedes", dijo Francisco a los obispos reunidos y a los jefes de las órdenes religiosas. Y les pidió que "escuchen el grito de los pequeños que piden justicia".

"¿Cómo podemos expresar la fe en Cristo cuando cerramos los ojos a todas las heridas infligidas por el abuso?"

Tras la intervención del papa, tomó la palabra el cardenal Luis Antonio Tagle, arzobispo de Manila y presidente de Caritas Internationalis. Entre lágrimas, se dirigió a los cardenales y expresó su indignación por la negligencia de muchos miembros de la Iglesia frente a estos crímenes.

"¿Cómo podemos expresar la fe en Cristo cuando cerramos los ojos a todas las heridas infligidas por el abuso?", preguntó el cardenal filipino a sus homólogos.

"Nuestra falta de respuesta ante el sufrimiento de las víctimas hasta el punto de rechazarlas y de tapar el escándalo para proteger a los autores y a las instituciones ha dañado a nuestro pueblo y ha dejado una herida profunda en nuestra relación con los fieles", indicó Tagle y añadió otra pregunta: "¿Ustedes no escaparon cuando sintieron el hedor de la basura?".

El director de Caritas pidió que se acerquen a los abusadores para que se "haga justicia y ayudarles a encarar la verdad".

"Estamos a favor de una cultura de la divulgación, pero en buena manera"

Luego de iniciar el encuentro, un grupo de cardenales atendió a la prensa para indicar cómo funcionará el encuentro. Según explicó el cardenal maltés Charles Scicluna, el papa Francisco inició la conferencia con una lista de 21 propuestas concretas que son el punto de partida para la discusión.

Según Scicluna, la Iglesia está a favor de divulgar información relevante para buscar justicia. "La jurisdicción del Estado es esencial para procesar a los responsables", dijo en la rueda de prensa, pero aclaró que durante estos días de diálogo no discutirán cuáles deberían ser las penas civiles porque "no tienen la potestad". "Nosotros no podemos investigar computadores y hacer seguimiento, el Estado sí", explicó.

Scicluna dice que la Iglesia está a favor de la "cultura de la revelación, pero de buena manera". Citando el ejemplo de los casos de abuso sexual en Estados Unidos, el cardenal contestó que no se pueden publicar los nombres de quienes son acusados sin tener en cuenta su "buen nombre". Scicluna dijo que en ese país existen tres tipos de acusaciones: los alegatos, los alegatos creíbles y los alegatos justificados. Según el cardenal, el público debería estar enterado de los alegatos justificados, que han pasado por las juntas de expertos que reconocen la veracidad de las acusaciones contra una persona.

Pederastia, un tema que sacude al Vaticano

El celibato no será una de las prioridades de la cumbre

En la rueda de prensa también se cuestionó si el asunto del celibato sería considerado durante la conferencia. Sobre este punto, el padre italiano Federico Lombardi contestó que "el abuso no tiene que ver con el celibato de los sacerdotes".

Antes del inicio de esta cumbre, algunos grupos de víctimas se mostraron escépticos sobre el propósito del encuentro y dijeron que este es un intento por limpiar la imagen de los 1.300 millones de miembros de la Iglesia.

Anne Barrett-Doyle, de la organización bishopaccountability.org, que monitorea casos de abusos en el mundo, dice que las palabras de apertura del papa son una buena señal.

Los periodistas presentes en el Vaticano pudieron presenciar las palabras de apertura vía audio o vínculos de video. Pero los debates siguientes serán privados.

Con EFE y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.