Elecciones en Senegal

Senegal: alta participación en unos comicios presidenciales en calma

Una mujer se apresta a votar en las elecciones presidenciales en un puesto de votación en el barrio Medina de Dakar, el 24 de febrero de 2019
Una mujer se apresta a votar en las elecciones presidenciales en un puesto de votación en el barrio Medina de Dakar, el 24 de febrero de 2019 Sylvain Cherkaoui / Reuters

Los senegaleses salieron a votar en calma este domingo 24 de febrero, para elegir uno de los cinco candidatos a presidente. Por ahora no hay resultados oficiales.

Anuncios

¿Será Macky Sall elegido para un segundo mandato? Los senegaleses tenían cita en las urnas este domingo 24 de febrero para responder a esta pregunta. Debían elegir entre el presidente saliente, Idrissa Seck, Ousmane Sonko, Madické Niang o Issa Sall.

Horas después del cierre de los comicios se prefiguraba una que otra tendencia pero por ahora no hay resultados oficiales.

En la sede de campaña de Macky Sall, los seguidores tenían confianza en la victoria. El Primer ministro Mahammed Boun Abdallah Dionne "anunció desde la sede de la coalición presidencial que Macky Sall sería reelegido, según él, en la primera vuelta", informó Sarah Sakho, corresponsal de France 24 en Dakar. "Pero esta información fue rápidamente desmentida por la oposición".

Alta participación de los senegaleses

A comienzos de la velada, los dos principales rivales de Sall, Idrissa Seck y Ousmane Sonko hicieron saber durante una conferencia de prensa conjunta que no aceptarán que el presidente saliente "confisque" la voluntad popular.

Por ahora lo único cierto es que los comicios se llevaron a cabo sin problema. "De los puestos de votación que nuestra misión observó, la apreciación general es bastante positiva. Hubo pocos hechos violentos, incidentes aislados, lo cual es una buena noticia", dijo la jefe de la Misión de Observación de la Unión Europea Elena Valenciano.

En cuanto a la participación, a la 1:00 p.m. (hora local) era de 39%, según una fuente cercana al ministerio del Interior. Esto deja pensar que podría pasar del 51% que se registró en la primera vuelta de la pasada elección presidencial en 2012. Según datos parciales de la Misión de Observación de la sociedad civil, la participación alcanzaba el 60% a final del día.

Un alza que se debe a “"a importancia de las redes sociales durante la campaña, en Internet la gente se motivó a ir a votar. También gracias a la juventud que fue centro de la campaña de los cinco candidatos y que se movilizó", indicó Salima Belhadj, enviado especial de France 24 a Dakar.

En Point E, el barrio central de Dakar, los comicios se terminaron como se tenía previsto a las 6 pm y el conteo comenzó de inmediato, según una periodista de la AFP. Los medios senegaleses daban algunos primeros resultados parciales, de puesto en puesto, que no permitían dar cuenta de una tendencia.

Los resultados oficiales se darán a conocer el 25 o 26 de febrero. En caso de segunda vuelta, teniendo en cuenta los tiempos en caso de reclamo o de impugnación de los resultados, esta se llevaría a cabo el 24 de marzo.

Macky Sall es favorito en la contienda

A sus 56 años, Macky Sall espera seguir dirigiendo el país por los próximos cinco años. Tiene las estadísticas a su favor pues todos sus predecesores han sido reelegidos. De esta manera podría completar la segunda fase de su plan "Senegal emergente" (2019-2023) con una victoria en la primera vuelta, tal y como lo hizo su mentor Abdoulaye Wade (2000-2012) en 2007.

Los demás candidatos, que se vieron beneficiados por un nuevo sistema de padrinazgos y de decisiones judiciales que apartaron a rivales de peso, esperan llevarse la victoria. En especial el exprimer ministro Idrissa Seck, de 59 años, así como el diputado "antisistema" y exinspector de hacienda Ousmane Sonko, de 44 años. Ambos han profetizado la caída de Wade.

Apenas cerraron los puestos de votación, el partido de Ousmane Sonko denunció "numerosas irregularidades". En particular un decreto del Ministerio del Interior, anunciado el mismo día, que permitió a quienes no encontraban su nombre sobre las listas electorales de su puesto de votación, votar en el que estaban inscritos anteriormente. Para la coalición de Idrissa Seck esto es una "flagrante violación del código electoral".

Desde la apertura de los puestos de votación hubo fuerte afluencia en Fatick (centro) donde votó Macky Sall. Pero también en Thiès (oeste) donde lo hizo Idrissa Seck. También en Kolda (sur) y Touba (centro) ciudad santa de la hermandad musulmana Mouride y donde votó el mayor de los candidatos, el exministro Madické Niang, de 65 años, quien hizo fila como los demás electores.

Ousmane Sonko y el presidente de la universidad privada, Issa Sall, de 63 años, elegidos diputados en 2017, votaron en Ziguinchor (sur) y Tataguine (oeste) respectivamente. Ambos son nuevos en el escenario político. Sall es cercano a un movimiento religioso de la hermandad de tidianes.

La importancia de los que votan por primera vez

En varios sitios se tuvieron que poner toldos para albergar centros de votación y así hacer frente a la gran afluencia de votantes. Ese fue el caso de Scat-Urbam, en la periferia de Dakar. "Se debe a quienes votan por primera vez", y que alcanzaron la mayoría legal recientemente, explicó Adama Dallo, presidenta de uno de los puestos de votación.

En el distrito financiero de Plateau, Fatoumata Diallo, estudiante de enfermería de 24 años, dijo sentirse "orgullosa" de votar por primera vez, algo que "recordaré toda mi vida".

La oposición denunció la invalidación de las candidaturas de Karim Wade, hijo y exministro de Abdoulaye Wade, y de Khalifa Sall, antiguo alcalde de Dakar. Ambos vieron sus planes presidenciales trastocados por las condenas judiciales que recibieron y el nuevo sistema de padrinazgos.

Idrissa Seck fue el más beneficiado con la salida de estos dos rivales, pues Idrissa Seck le dio su apoyo, anuncio que hizo desde la cárcel y de paso una gran mayoría de los 20 que quedaron sin padrinazgo se aliaron a él.

Senegal es un ejemplo de democracia en África. No ha sufrido golpe de estado alguno y ha tenido gobiernos alternos en 2000 y 2012. Sin embargo, las campañas presidenciales suelen verse empañadas por denuncias de corrupción, de desinformación y violencia.

Los enfrentamientos del pasado 11 de febrero entre seguidores de Macky Sall y de issa Sall dejaron dos muertos en Tambacounda a 420 km de Dakar. Este domingo fueron desplegados 8.000 policías y gendarmes así como varios agentes en civil, según informaron las autoridades.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24