Saltar al contenido principal

El Consejo de Europa pide que se suspenda el uso de armas LBD en Francia

Un agente de la policía de Francia sostiene un arma LBD durante una manifestación de los 'Chalecos amarillos'. 9 de febrero de 2019.
Un agente de la policía de Francia sostiene un arma LBD durante una manifestación de los 'Chalecos amarillos'. 9 de febrero de 2019. Zakaria Abdelkafi / AFP

Desde Estrasburgo, la comisaria para los DD. HH. del Consejo de Europa envió un comunicado a las autoridades francesas con varias peticiones, entre ellas, suspender el uso del lanzador de balas de defensa, conocido como LBD. ¿Por qué?

ANUNCIOS

La petición llega a raíz de los heridos que ha dejado el uso de esta arma durante las manifestaciones del movimiento francés 'Chalecos amarillos'.

En su misiva, la comisaria para los Derechos Humanos del Consejo de Europa, Dunja Mijatovic, invitó a las autoridades de Francia a respetar los derechos humanos y a no restringir el derecho a manifestar.

La gravedad de las heridas de los manifestantes que han sido afectados con los lanzadores de balas de defensa (LBD) pone en entredicho los métodos utilizados por parte de las autoridades francesas en las manifestaciones de los 'Chalecos amarillos'.

Así lo aseguró Mijatovic después de haber realizado una visita en Francia el pasado 28 de enero.

Entre noviembre de 2018, mes en el que empezaron las protestas, y el 4 de febrero, en total 2.060 personas sufrieron heridas por causa de armas LBD utilizadas por las autoridades.

La comisaria del Consejo de Europa condenó este tipo de violencia, así como todo acto violento que provenga de los manifestantes. Mijatovic reconoce la complejidad de las operaciones, asegurando que las autoridades tratan de mantener el orden "en un contexto de gran tensión y cansancio".

Sin embargo, aseguró que no debe haber impunidad en materia de violencia por parte de la policía y afirmó que es necesario denunciar siempre este tipo de agresiones.

LBD, las armas antimotines de la controversia

En Francia, los lanzadores de balas de defensa no son considerados como armas letales. Los proyectiles que dispara están creados para que se deformen tras el impacto sobre una superficie o un cuerpo humano, con el fin de limitar su penetración en la piel.

Sin embargo, si el arma es disparada a una corta distancia del objetivo puede provocar una lesión grave, e incluso efectos traumáticos que podrían provocar la muerte de la persona.

El colectivo francés contra la violencia de Estado llamado "Désarmons-les" asegura que, desde noviembre de 2018, cerca de 20 personas atacadas con armas LBD perdieron un ojo.

Este artefacto surgió en Francia en la década de 1990. En aquella época, su uso estaba reservado estrictamente a las unidades de intervención especial. Pero, desde el año 2000, fue extendido a los oficiales encargados de mantener el orden.

Hoy en día, los LBD están prohibidos en varios países de la Unión Europea. Sin embargo, en Francia es todo lo contrario, pues el Consejo de Estado validó su uso el pasado 1 de febrero con el fin de mantener el orden durante las manifestaciones de los 'Chalecos amarillos'.

Con AFP y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.