Tensión diplomática

Ante crisis en Venezuela, Rusia alerta sobre envío de fuerzas de EE. UU. a Colombia y Puerto Rico

Un soldado de la compañía Alfa, regimiento de Infantería, mira a través de un sistema de control de incendios dentro de un Vehículo de Infantería M1126 (ICV) durante un ejercicio de entrenamiento con fuego en el Área de entrenamiento de Pohakuloa (PTA), en Hawai.
Un soldado de la compañía Alfa, regimiento de Infantería, mira a través de un sistema de control de incendios dentro de un Vehículo de Infantería M1126 (ICV) durante un ejercicio de entrenamiento con fuego en el Área de entrenamiento de Pohakuloa (PTA), en Hawai. The U.S. Army / Flickr

Las autoridades rusas reportaron la planeación de una supuesta intervención militar a territorio venezolano a través del envío de fuerzas especiales tanto a Colombia como a Puerto Rico.

Anuncios

Estados Unidos se está preparando para una posible intervención militar en Venezuela, así lo reportó Nikolái Pátrushev, el secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, a través de una entrevista concedida al diario ruso 'Argumenty i Fakty' este 26 de febrero.

En sus declaraciones, Pátrushev se refiere envío de agentes de las fuerzas militares estadounidenses tanto a Colombia como a Puerto Rico con el fin de llevar a cabo el diseño de una operación que permitiría el derrocamiento del presidente venezolano, Nicolás Maduro. El funcionario hizo las afirmaciones sin aportar pruebas de los movimientos.

En la cuenta oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores de la Federación de Rusia fue compartida la información sobre las afirmaciones de Pátrushev:

En la citada entrevista, Pátrushev señaló que la crisis que afronta Venezuela fue directamente provocada por la presión financiera ejercida por Washington y que, por tanto, Maduro decidió rechazar las ayudas humanitarias que intentaron pasar desde la ciudad colombiana de Cúcuta el 23 de febrero.

Según lo declarado por el alto funcionario a dicho medio de comunicación, la supuesta medida militar sería una nueva muestra de "sarcasmo y arrogancia"” de Estados Unidos frente al pueblo venezolano.

El incremento del flujo de las tropas de la nación presidida por Donald Trump hacia localidades puertorriqueñas y colombianas reflejaría, de acuerdo con Pátrushev, el comienzo de una estrategia fraguada al interior del Pentágono con el fin de agilizar la salida de Maduro.

Estas declaraciones se producen poco después de que el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, se reuniera en Bogotá, la capital colombiana, con los mandatarios y cancilleres miembros del Grupo de Lima para definir el endurecimiento de las sanciones al país petrolero.

Tras el encuentro, en el que Pence conversó con el proclamado presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, y con el mandatario colombiano, Iván Duque, además del vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourao, entre otros líderes, reiteró el respaldo a la oposición y al restablecimiento de la democracia por una vía pacífica pero recordó que "todas las cartas están sobre la mesa".

Sobre la posible intervención militar, el ministro venezolano de Exteriores, Jorge Arreaza, insistió en que su Administración no admitirá injerencias internacionales ya que serán los representantes quienes resolverán sus "problemas".

Arreaza es tajante al reseñar que el control petrolero sería la motivación estadounidense para impulsar la intervención por la fuerza en caso de que Maduro no deje Miraflores a consecuencia de la presión política y financiera.

Con Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24