Saltar al contenido principal
Efectos del Brexit

Lo que piensan quienes han dejado el Reino Unido, o lo piensan hacer, por el Brexit (4/4)

Decenas de manifestaciones se han registrado en Reino Unido en contra, y a favor, del divorcio con la Unión Europea.
Decenas de manifestaciones se han registrado en Reino Unido en contra, y a favor, del divorcio con la Unión Europea. Henry Nicholls / Reuters

La incertidumbre reina en torno a la salida de Reino Unido de la Unión Europea. A medida que la fecha se acerca muchos son los ciudadanos europeos que se mudan o piensan dejar el territorio británico por las limitaciones del Brexit.

ANUNCIOS

A un poco más de cuatro semanas de la fecha establecida para la salida del Reino Unido de la Unión Europea, hay pocas certezas y respuestas, mientras que la incertidumbre y el nerviosismo describen la sensación colectiva entre negocios, ciudadanos británicos y europeos, quienes, desde el 29 de marzo, no podrán seguir disfrutando del beneficio de la libre movilidad en Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte.

Quienes ya viven en este país, al menos 3 millones y medio de personas, que es la población de un país como Uruguay, tendrán que oficializar su estatus ante el gobierno antes del 2021.

Mientras en el Parlamento de Westminster buscan una alternativa que frene un divorcio sin acuerdo, cientos de ciudadanos europeos expresan sus miedos por lo que el Brexit puede significar para sus presentes y futuros.

En France 24 Español hablamos con ciudadanos europeos que se han ido del Reino Unido por el Brexit, otros que tienen planes de irse y otros que aún no han descartado dejar el país por el sentimiento antieuropeo, que dicen, está creciendo a raíz del referendo de 2016.

El grupo Plan B, en Facebook, que está dirigido a aconsejar nacionales europeos que quieren regresar a sus países por el Brexit, tiene 2.955 miembros. Su creadora, Michaela Rapp, quien vivió siete años en el Reino Unido, regresó a su natal Alemania en 2018. Menciona las principales motivaciones de quienes quieren regresar:

"No pueden identificarse con la idea de un Reino Unido brexiting, no se sienten como en casa, quieren un mejor futuro abierto para sus hijos y temen que el Reino Unido se derrumbe económica y socialmente".

Otra organización que se creó en julio de 2016, un mes después del referendo, para defender los derechos de los nacionales europeos, es 'The3million', que tiene 40 mil miembros. Esta fue fundamental para que el gobierno eliminara el pago de 65 Libras para que estas personas legalicen su estatus en el Reino Unido.

En entrevista con France 24, Nicolas Hatton, CEO y fundador de 'The3million', un francés que lleva viviendo 24 años en Inglaterra, define el Brexit como "una traición a los ideales europeos sobre los que construimos nuestras vidas".

"Este no es el país que solíamos conocer. El aumento de los crímenes de odio y el cuestionamiento incesante de nuestra presencia ha cambiado la atmósfera. Esto es particularmente cierto en Inglaterra, donde los tabloides y los políticos han creado una sospecha sobre la reputación de los ciudadanos de la UE. Y algunas de las razones económicas para vivir en el Reino Unido pueden no existir después del Brexit, si la economía se hunde", agrega.

Los que se fueron por el miedo al Brexit: "ya no hay forma de salir de este lío"

No todos los que se van por el Brexit son europeos. Jinpa Smith es británica y llegó a Portugal hace apenas unas semanas, después de vivir en Alemania.

"Me mudé aquí porque el Brexit significa que perderé mi libertad de movimiento, así que quería moverme a un lugar más. Si me hubiera quedado en Alemania no habría podido volver a mudarme, y no quería volver al Reino Unido y quedarme completamente atrapada en un país costoso y cada vez más racista, sin derecho a vivir en la UE", comparte.

La profesora de 49 años teme que la economía del Reino Unido se derrumbará, que habrá menos empleos y que los derechos y las protecciones "que hemos disfrutado como ciudadanos de la UE serán despojados por el gobierno conservador y que esto afectará más a los pobres".

"Mi hija tiene 21 años y estudia ciencias. Me temo que no tendrá acceso a los fondos y oportunidades disponibles en la UE y, lo que es peor, que tendrá dificultades financieras. Perderá todas las libertades que tuvo al nacer, sin que sea culpa suya", avizora.

Para ella, el Brexit significa: "Que me avergüenzo de mi país. Estamos dando la espalda a nuestros amigos europeos y al proyecto de paz que es la UE. Significa que no puedo imaginarme ir a casa y, por lo tanto, me siento como una fugitiva y alejada de mi hogar. No quiero vivir en un lugar con semejante racismo que sale a la superficie".

Lili, de Polonia, dejó el Reino Unido en noviembre de 2018 tras vivir 11 años en Londres con su esposo.

"Estaba muy feliz en Londres antes del referendo,y no tenía planes serios para abandonar el Reino Unido antes. El resultado fue una conmoción y lo que también sucedió desde entonces me hizo imposible permanecer en Gran Bretaña, a pesar de que todavía amo Londres", dijo a France 24.

Para ella no son tanto "temores" como expectativas, "basados en un análisis racional". Agrega esa preocupación "cubre numerosos aspectos: el daño a la economía, por supuesto, como se muestra en numerosos estudios sobre el impacto del Brexit, pero también el daño que se ha hecho al tejido de la sociedad británica, y en particular en el panorama político".

Para ella "no hay forma de salir de este lío. Con respecto a la revocación de A50, la narrativa de ´La traición de Brexit´ ya está madura, por lo que los políticos no tienen las agallas de enfrentar al público y decir "escuchen, todo fue un gran error, se le mintió, no puede hacerse". Además, numerosas empresas ya salieron del Reino Unido y seguramente no van a volver", expone.

Los que piensan dejar el Reino Unido: "no me puedo quedar a cualquier precio"

Julie, es de Alemania y ha vivido varios años en el Reino Unido. "Sabemos muchos detalles con respecto a las repercusiones, por lo que estamos muy preocupados por el futuro y estamos considerando mudarnos a Alemania en caso de que no haya un acuerdo. He comenzado a buscar oportunidades de trabajo en Alemania. Probablemente yo iría primero y luego pediría a mi esposo que venga después de que me establezca. En caso de que nos mudemos, esto sería únicamente por un Brexit sin acuerdo", dice.

Aunque resalta que le encantó vivir en Londres antes del referendo, ""ahora estoy muy consciente de ser extranjera, y a menudo me siento incómoda hablando en alemán en público. Personalmente no he experimentado la xenofobia y tengo la impresión de que las personas podrían juzgarme. Cuando la gente me pregunta "de dónde es mi acento", a menudo tengo la impresión de que cuando digo alemana reaccionan un poco aliviados al pensar que soy uno de los "buenos inmigrantes", pero esta reacción me parece desagradable".

Raúl López, de España, no quiere irse. "Me encanta este país. El problema es que no me puedo quedar a cualquier precio. Si la UE y RU no llegan a un acuerdo para lo que se llama el 'Ring-Fence' de nuestro paquete de derechos, en el futuro me puedo encontrar con situaciones muy desagradables como es el no poder traer a mis padres para cuidar de ellos si lo necesitan. Tanto mi hermana como yo vivimos en RU y esa opción de traernos a nuestros padres es vital para nosotros entre otros factores", compartió a este medio.

Europeos, fundamentales para la economía británica

El director Adjunto del Instituto de Investigación en Superdiversidad de la Universidad de Birmingham, Nando Sigona, habla sobre los sentimientos de esta comunidad a días del divorcio.

"Se sienten desanimados, ansiosos y enojados por la negociación del Brexit y están cada vez más preocupados por un posible resultado de "no acuerdo". Los padres están especialmente preocupados por el futuro de sus hijos en Gran Bretaña y por el efecto del 'ambiente hostil' defendido por el Ministerio del Interior", dice.

Sobre la contribución de los ciudadanos europeos a la economía del Reino Unido, explica que "contribuyen positivamente a la economía. Aportan 2.300 libras esterlinas más al tesoro cada año en términos netos que el adulto medio. En promedio, también dependen menos de los servicios públicos. La actual disminución de las llegadas de la UE ha significado que hay miles de vacantes de trabajo en el NHS (Servicio Nacional de Salud) que quedan sin cubrir".

Pero la migración de ciudadanos europeos está cayendo. “Los datos de la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS) muestran que menos ciudadanos de la UE están llegando al Reino Unido y más están saliendo del país. En junio de 2016, en el momento del referendo Brexit, la migración neta de la UE era de 189.000, en junio de 2018 se redujo a 74.000", añade.

Esta semana el Parlamento volverá a debatir una salida negociada para el Brexit, con el reloj corriendo a toda la velocidad y millones de personas, nacionales y extranjeras, esperando que la incertidumbre deje de ser la emoción del momento.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.