Saltar al contenido principal

Batalla aérea en Cachemira en medio de la crisis entre India y Pakistán

Los soldados pakistaníes ubicados al lado de lo que Pakistán afirma ser restos de un avión de combate indio que fue derribado en Cachemira en el área de Somani, distrito de Bhimbar, cerca de la Línea de Control, el 27 de febrero de 2019.
Los soldados pakistaníes ubicados al lado de lo que Pakistán afirma ser restos de un avión de combate indio que fue derribado en Cachemira en el área de Somani, distrito de Bhimbar, cerca de la Línea de Control, el 27 de febrero de 2019. STR / AFP

En un escenario de acusaciones mutuas de violación de espacio aéreo, varios aviones cazas habrían sido derribados. Un piloto indio estaría detenido por Pakistán. Crece la tensión, pero ambas naciones descartan la guerra.

Anuncios

"Hoy, nuevamente, dos aviones de la Fuerza Aérea India violaron la línea de control y entraron en el territorio paquistaní”, explicó Asif Ghafoor, portavoz del Ejército de Pakistán. “La Fuerza Aérea estaba lista y se enfrentaron, derribaron ambos aviones indios”, agregó. Nuevo episodio este miércoles 27 de febrero de una crisis que crece en intensidad a medida que se multiplican las provocaciones militares.

Por su parte, India aseguró que su vecino “respondió” a la ofensiva llevada a cabo el martes, que, según su versión, destruyó un campo de entrenamiento de Jaish-e-Mohammed (JeM), el grupo islamista y separatista que dos semanas antes, se atribuyó el peor atentado en contra de las fuerzas indias en décadas. Nueva Delhi reconoció haber perdido a un aparato, cuyo piloto se encontraría “desaparecido en combate”, y reivindicó el derribo de un avión paquistaní.

Del lado paquistaní, los medios gubernamentales difundieron imágenes de lo que serían los restos de un avión de combate indio, al tiempo que circulaban videos de lo que pareciera ser la detención del piloto, escoltado por militares de Pakistán para impedir su linchamiento por parte de pobladores locales.

France 24

Pakistán e India dicen querer eludir la guerra, pese a este nuevo choque

“Llegó el momento para India de esperar nuestra respuesta”, afirmaba el martes Asif Ghafoor tras el bombardeo en territorio paquistaní, “prepárense para nuestra sorpresa”, había advertido. En unas declaraciones contradictorias, afirmó este miércoles que “la respuesta de Pakistán no es una represalia, sino una demostración de nuestra capacidad y voluntad”, asegurando no querer “hacer escalar la situación”.

En esta región en disputa desde 1947, año de la creación de ambos Estados, la frontera es un límite frágil que ha sido llamada “línea de control”. Con fuerte presencia militar de los dos lados, los ‘hermanos enemigos’ del surasiático juegan sobre la confusión acerca de quién habría violado el espacio aéreo del otro primero.

En una declaración a la televisión el Primer Ministro de Pakistán, Imran Khan, trató de rebajar la tensión. “¿Podemos permitirnos un error de cálculo con el tipo de armas que usted y nosotros tenemos? ¿No deberíamos pensar a dónde irá esto si las cosas se intensificaran?”, señaló, “Si desean algún tipo de diálogo sobre el terrorismo, estamos listos para eso. (…) Debe prevalecer el sentido común. Debemos sentarnos y resolver nuestros problemas con el diálogo”, agregó el mandatario.

Una moderación compartida por India, que, a través de la voz de su canciller, al tiempo que justificó sus acciones del martes en contra del JeM, afirmó no querer “ver una mayor escalada de esta situación”. “India continuará actuando con responsabilidad y contención”, dijo Sushma Swaraj.

Sin embargo, a raíz de estas tensiones, Pakistán cerró de manera preventiva su espacio aéreo comercial y civil, al tiempo que India lo restringió parcialmente.

Con AFP y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.