Saltar al contenido principal

Nicaragua: inicio de diálogo entre Gobierno y oposición fue antecedido con liberación de prisioneros

Familiares de los detenidos durante las manifestaciones esperan noticias en las afueras de la cárcel La Modelo el 27 de febrero de 2018.
Familiares de los detenidos durante las manifestaciones esperan noticias en las afueras de la cárcel La Modelo el 27 de febrero de 2018. Reuters

El hecho muestra una flexibilización en la postura del Ejecutivo de Ortega previo a las conversaciones con la oposición.

Anuncios

Decenas de presos que se encontraban detenidos por diferentes hechos en el marco de las protestas contra el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, fueron puestos en libertad durante la madrugada del 27 de febrero, poco tiempo antes de que se retomaran las conversaciones entre el Gobierno y la oposición para hallar una salida a la crisis política del país.

Los presos políticos, como suele calificarlos la oposición, salieron de la cárcel La Modelo ubicada en Managua, capital de Nicaragua, en buses del Sistema Penitenciario Nacional. Así lo confirmó Brenda Gutiérrez, portavoz del Comité Pro Liberación de Presas y Presos Políticos a diversos medios de comunicación nicaragüenses.

Abogados y familiares de las personas detenidas, cuyo número es incierto, informaron que muchos ya se encuentran en sus casas. De acuerdo con grupos de derechos humanos al menos 770 personas fueron detenidas en las protestas iniciadas en abril de 2018, así lo reseña la agencia de noticias AP.

Gobierno y oposición reanudan conversaciones en Nicaragua

La acción de liberar a los presos políticos se produjo horas antes de retormar las negociaciones entre el Gobierno y la oposición. El encuentro se produce nueve meses después de haber fracasado un primer intento de encontrar una solución a la crisis a través de una mesa de diálogo.

Sobre este proceso hay una alta expectativa a pesar que el Ejecutivo no ha dado a conocer la agenda que prevé plantear. No obstante, al realizar la convocatoria, que se desarrollará a puerta cerrada, Ortega hizo hincapié en que tocaría el tema económico, uno de los obstáculos del proceso de diálogo de hace nueve meses y en el que participó la Iglesia católica nicaragüense.

"Este primer contacto debería servir para establecer las modalidades de las negociaciones. Probablemente se hable de los garantes y facilitadores. Cada una de las partes presentará sus propuestas", dijo Max Jerez, miembro del equipo de negociadores de la oposición a Radio Francia Internacional (RFI).

El bloque opositor, conformado por empresarios, estudiantes, campesinos, trabajadores e integrantes de la sociedad civil, espera proponer que para las discusiones estén presentes representantes de la Organización de Estados Americanos (OEA) y Naciones Unidas (ONU).

Por otro lado, esperan que Ortega acceda a debatir la liberación de presos políticos, libertad de expresión y adelanto de elecciones y no solo de asuntos económicos como ha ocurrido hasta ahora.

"Ortega se encuentra aislado a nivel internacional y hay una presión interna muy constante. Las sanciones y el deterioro de la economía le han llevado a Ortega a flexibilizar sus posturas”, agregó Jerez.

La crisis en Nicaragua se inició durante el mes de abril de 2018 luego de que el presidente intentó llevar a cabo una reforma a la ley de Seguridad Social. A pesar de haber derogado la misma semanas después, como consecuencia de las protestas, las manifestaciones han seguido para exigir su salida del poder.

De acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh), las manifestaciones y enfrentamientos entre opositores y fuerzas gubernamentales han dejado un saldo de al menos 325 muertos. No obstante, otras ONG manejan cifras de decesos más elevadas.

Los representantes de la oposición sostienen que es necesaria una democratización del país como medida para solucionar la crisis.

Con EFE, AP y RFI

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.