Saltar al contenido principal

Juicio del procés: Rajoy defendió la gestión de su Gobierno durante el 1-O

El expresidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, da su testimonio ante el Tribunal Supremo en el caso de los doce líderes independentistas catalanes. 27 de de febrero de 2019.
El expresidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, da su testimonio ante el Tribunal Supremo en el caso de los doce líderes independentistas catalanes. 27 de de febrero de 2019. Tribunal Supremo / EFE

Finalizó la segunda semana del juicio contra los 12 líderes independentistas en el Tribunal Supremo. Este 27 de febrero el turno para declarar fue para el expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

ANUNCIOS

En la audiencia de este miércoles 27 de febrero en el juicio contra los 12 líderes independentistas catalanes, el turno de declarar fue para el expresidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.

El exmandatario defendió que nunca habría permitido un referendo "para liquidar la unidad de España" y exaltó el papel que su Administración desempeñó frente al intento de independencia en Cataluña.

"Es el pueblo español el que decide lo que es España y no los representantes de una comunidad autónoma, ni el Gobierno de España ni las Cortes Generales. Eso quedó meridianamente claro desde el primer momento", puntualizó.

Asimismo, indicó que las autoridades regionales catalanas eran conscientes de que el Gobierno central "no iba a autorizar un referendo para liquidar la soberanía nacional ni la unidad de España".

En su declaración, Rajoy recalcó que se sintió "seriamente preocupado" por lo que calificó de acoso a agentes de la Policía y guardias civiles en Cataluña, además de a alcaldes que no apoyaban la independencia.

De igual forma, expuso que, previo a la celebración del referendo, se comunicó con los expresidentes catalanes Artur Mas y Carles Puigdemont y les dejó claro que "mientras fuera presidente de España, no habría referendo para liquidar la soberanía nacional ni la Constitución de un país".

El exjefe de Gobierno señaló que estuvo abierto al diálogo pero que, "si de lo único que se quiere dialogar, es de cómo se liquida la soberanía nacional, lisa y llanamente eso no era posible".

Los dirigentes deben evitar que se produzcan estos acontecimientos: Rajoy sobre violencia policial del primero de octubre

El expresidente del Gobierno de España también fue cuestionado por la violencia que ejercieron los cuerpos de seguridad que buscaban impedir que las personas entraran a los centros de votación.

Al respecto aseguró que los responsables de los hechos fueron los líderes regionales por llamar a los ciudadanos a participar en un referendo que fue declarado inconstitucional por el Tribunal Supremo.

También se refirió a su decisión de activar el artículo 155 de la Constitución y aseguró que era "más operativo y más justo" frente a la situación que estaba ocurriendo.

Dicha activación hizo que, en el momento, el Gobierno de España asumiera las competencias de las instituciones regionales catalanas por la situación que se vivía en esa comunidad autónoma.

Vox, el otro rival de los independentistas en el Supremo

En la sala del Tribunal, los 12 líderes independentistas no solo tienen que hacer frente a siete jueces sino también a VOX, el partido de extrema derecha.

En España todos los ciudadanos españoles, hayan sido o no ofendidos por un delito de interés publico, pueden querellarse, ejercitando la acusación popular.

Vox, claro enemigo de los independentistas, presentó una demanda para según el partido "proteger la unidad del país".

Son el secretario general, Javier Ortega Smith, y el vice secretario jurídico, Pedro Fernández, que ejercerán la acusación popular durante todo el juicio del 'procés'.

Podrán hacer preguntas a los acusados y a los testigos, presentar pruebas y cargos.

De hecho, el partido político de extrema derecha exige las penas más altas para los acusados: hasta 74 años de cárcel para Oriol Junqueras, el ex vicepresidente de la Generalitat de Cataluña.

Aunque la participación de Vox en el juicio es totalmente legal, creó polémica. A tan solo dos meses de las elecciones generales, los otros partidos políticos acusan a Vox de usar el Tribunal como el escenario de un mitin ya que el juicio de los lideres catalanes es emitido en directo todos los días en la televisión pública.

Según los independistas catalanes, la presencia de Vox en la sala de la Corte es una prueba adicional de que no es un juicio democrático sino político.

Vox niega estas acusaciones. Desde el primer día del juicio, Javier Ortega Smith declaró a la prensa que "en la sala, haremos la más mínima politización de este procedimiento. Fuera haremos la legitima valorización política, dentro solo habrá hechos, pruebas, derecho y acusación".

Para los politólogos, la estrategia de Vox ha sido pensada de cara a las próximas elecciones para conformar su firmeza frente al independentismo. Una estrategia que parece funcionar.

Según los últimos sondeos, el partido de extrema derecha conseguiría el 12% de los votos en las elecciones legislativas. Lo que le permitiría entrar, por primera vez, en el Parlamento.

Con EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.