Saltar al contenido principal

Rebelión estudiantil en Argelia contra nuevo mandato del presidente Bouteflika

Los estudiantes argelinos se pelean con las fuerzas de seguridad durante una protesta en la capital, Argel, contra el presidente Abdelaziz Bouteflika por su quinto mandato, el 26 de febrero de 2019.
Los estudiantes argelinos se pelean con las fuerzas de seguridad durante una protesta en la capital, Argel, contra el presidente Abdelaziz Bouteflika por su quinto mandato, el 26 de febrero de 2019. Ryad Kramdi / AFP

Miles de estudiantes salieron a las calles en diferentes ciudades de Argelia para protestar contra el quinto mandato del presidente Abdelaziz Bouteflika, en el poder desde 1999 y candidato a las elecciones presidenciales.

ANUNCIOS

Desde que anunciara su candidatura el pasado 10 de febrero, miles de personas se unieron en protestas espontáneas en diferentes puntos del país para condenar lo que denominan el "mandato de la vergüenza”.

Bouteflika, de 81 años, se mantiene en el poder desde 1999, y en 2013 sufrió un accidente cardiovascular que le impidió hacer campaña para las presidenciales del año siguiente. Desde entonces prácticamente no habla en público, se traslada en silla de ruedas y sus apariciones públicas son poco habituales.

El anuncio del mandatario de que buscaría un nuevo mandato en las elecciones presidenciales del 18 de abril, desató una ola de protestas que trascendieron las fronteras de la capital y se extendieron a lo largo de todo el país. De hecho, esta marcha se replicó en otras ciudades del país como Orán, Batna o Constantina. Y más allá del país, se replicaron en otras naciones como Francia.

Estudiantes: “Estamos cansados de Bouteflika”

En este clima de tensión urbana en aumento, miles de jóvenes volvieron a tomar el centro de la capital al grito de "¡Márchate, márchate!", "¡No a un quinto mandato!" y "No tememos a la Policía y a los agentes, no pararemos, no pararemos".

Los estudiantes y sus reclamos fueron seguidos y acompañados desde los balcones y casas de la ciudad por cientos de personas que observaban la que fue una de las mayores movilizaciones populares en la última década.

"Estamos ya cansados de tanto Bouteflika, Argelia necesita ya un presidente que gobierne de verdad y que nos ofrezca un futuro. Tenemos vergüenza", dijo a la agencia de noticias EFE Alí, un estudiante de arquitectura que protestaba en el centro de Argel.

En Argelia las manifestaciones están prohibidas

Los estudiantes se toparon con varios obstáculos, y es que en Argelia las manifestaciones están terminantemente prohibidas. Fue por eso que mientras miles de jóvenes pudieron marchar, otros tantos realizaron mítines dentro de las universidades mientras la policía bloqueaba su salida para evitar que se unan a sus compañeros de lucha en las calles.

Tras atravesar varios bloqueas de las fuerzas de seguridad, cientos de manifestantes lograron alcanzar el centro de la capital, Argel, donde fueron bloqueados de nuevo por la policía mientras enarbolaban consignas como "Argelia es una república y no una monarquía" o "ni Bouteflika ni Said", en referencia al hermano del mandatario, Said Bouteflika, a quien se le acusa de ejercer el poder desde la sombra.

Como el pasado viernes 22 de febrero, la marcha estuvo permanentemente vigilada en todo momento por miles de policías, unidades antidisturbios, helicópteros y agentes de los servicios secretos infiltrados y armados.

La oposición islamista se unió a las protestas en Argelia

A la protesta se sumó el Movimiento Social por la Paz (MSP), el principal grupo islamista autorizado en el país, que instó al gobierno a escuchar las demandas y retirar la candidatura del mandatario.

En un comunicado distribuido a los medios, la formación advirtió de que se debe "evitar que el país se aventure por un camino que pueda comprometer su seguridad y estabilidad". El movimiento liderado por Abderrazak Makri felicitó además al pueblo argelino y, particularmente, a los jóvenes “por haber puesto en marcha un movimiento pacífico y civilizado" contrario a este quinto mandato, que considera “lesivo para el futuro inmediato y a largo plazo de la nación norteafricana”, según consigna la nota de la formación.

Pese a las críticas por aferrarse al poder con un deteriorado estado de salud, el gerente de campaña de Bouteflika aseguró que el presidente presentaría los documentos formales para la reelección el 3 de marzo, 15 días antes de la votación.

Una nueva marcha ya fue convocada para el próximo 1 de marzo, en la víspera del aniversario número 82 del mandatario, que actualmente se encuentra en Ginebra para ser sometido a chequeos médicos.

Con Efe, Reuters y AP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.