Crisis económica

En Argentina, verduras gratis para una economía en caída

Miembros de la Unión de Trabajadores de la Tierra participan en un evento masivo de entrega de toneladas de hortalizas en la Plaza de Mayo, en Buenos Aires, el 27 de febrero de 2019.
Miembros de la Unión de Trabajadores de la Tierra participan en un evento masivo de entrega de toneladas de hortalizas en la Plaza de Mayo, en Buenos Aires, el 27 de febrero de 2019. Marina Guillén / EFE

Una unión de trabajadores del campo se tomó el centro de Buenos Aires para regalar verduras y protestar contra la política agraria de Mauricio Macri. Este mismo miércoles, se reportó que la economía argentina cayó un 2,6% en 2018.

Anuncios

Hace dos semanas, la policía de Buenos Aires desalojó a un grupo de pequeños productores que estaban vendiendo verduras a precios bajos en la Plaza Constitución, en un sector popular de la ciudad. Hubo decomisos, choques, gases lacrimógenos y cajas de comida regadas por el piso. Las autoridades porteñas dijeron que los vendedores no tenían autorización para vender productos en ese lugar.

Este miércoles, la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) realizó un “verdurazo” para regalar 20 toneladas de hortalizas en la Plaza de Mayo, frente al palacio gubernamental del presidente Mauricio Macri. La UTT, integrada por pequeños productores, se fue hasta el centro de la ciudad para protestar por los hechos de hace dos semanas y para pedir cambios en la política agrícola argentina.

Lucas Tedesco, integrante de la UTT, declaró a Efe que el reparto de comida es un "reclamo de políticas públicas hacia el sector y para repudiar la represión". Esta agremiación está conformada por agricultores que tienen que pagar arriendo por las tierras en las que cultivan, de ahí que entre sus peticiones se encuentre la solicitud de créditos blandos por parte de entidades públicas para que los pequeños productores puedan acceder a la propiedad de la tierra.

Eduardo Vitubio, un jubilado 74 años, aguardó más de media hora junto a su mujer para conseguir un par de bolsas con comida. "Ya la plata no alcanza, estamos mal", expresó el pensionado, que también aseguró que con su pago apenas llega a fin de mes.

La movilización de la Plaza de Mayo se replicó en otros sectores de la provincia de Buenos Aires, mientras el Instituto Nacional de Estadística y Censos publicaba un informe en el que se reporta que en 2018 la economía argentina se contrajo un 2,6%

La economía argentina cayó un 2,6% en 2018 con respecto a 2017

La economía argentina no se contraía desde 2016, primer año de la gestión del presidente Mauricio Macri, cuando se redujo un 1,8 %. Los motivos de esta caída son una mezcla de factores internos y externos, que van desde la crisis del mercado cambiario, la desconfianza de los inversores y las dudas generadas en torno a la marcha de la economía local, afectada por una severa sequía, elevada inflación y un déficit fiscal difícil de sostener.

En un acto en la central provincia de Santa Fe, Macri admitió este miércoles el "serio problema en el sistema económico", con "una inestabilidad cambiaria muy grande" vivido por su país el año pasado, pero aseguró que se está "recuperando la estabilidad" gracias a una política monetaria "muy clara".

"La crisis que vivió Argentina en 2018 fue la evidencia de que el gradualismo no era la herramienta para desarmar la bomba que había heredado el Gobierno", dijo a Efe el economista Ramiro Castiñeira, de la consultora Econométrica. Según el analista, en 2018 "se agravó la condición de endeudamiento de Argentina".

"Nosotros veníamos postergando el equilibrio fiscal y financiándonos con crédito", admitió este miércoles Macri que, a mediados de 2018, mientras se aceleraba la inflación y la economía se derrumbaba, se vio obligado a recurrir al Fondo Monetario Internacional (FMI).

El organismo multilateral acordó dar asistencia financiera a Argentina a tres años, por 56.300 millones de dólares, bajo la condición de un fuerte ajuste, que implicará lograr el equilibrio fiscal primario este año. Esta misma semana, cientos de manifestantes salieron a las calles para protestar en contra de las políticas de austeridad con las que Macri aspira a cumplir su compromiso.

La inflación en 2018 alcanzó una subida del 47,6% y los cálculos más optimistas de la consultora Econométrica apuntan a que la economía caería un 1% en 2019, siempre y cuando la inflación no siga en aumento. Este miércoles, en la Plaza de Mayo, quienes fueron a buscar comida gratis de manos de los productores pidieron al presidente Macri que controle la subida de precios para poder llegar a fin de mes.

Con AFP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24