Saltar al contenido principal

Israel: Fiscalía anuncia que imputará por corrupción al primer ministro Benjamin Netanyahu

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, llega para entregar una declaración a los medios de comunicación en su residencia en Jerusalén el 28 de febrero de 2019.
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, llega para entregar una declaración a los medios de comunicación en su residencia en Jerusalén el 28 de febrero de 2019. Ronen Zvulun / Reuters

La Fiscalía de Israel anunció que el primer ministro, Benjamin Netanyahu, tendrá que responder por "cohecho, fraude, y ruptura de la confianza en un caso de corrupción".

ANUNCIOS

A Benjamín Netanyahu le imputarán cargos por fraude, cohecho y ruptura de la confianza en un caso de corrupción, así lo anunció este 28 de febrero la Fiscalía General de Israel al confirmar la medida contra el primer ministro.

Aunque dicha imputación solo se realizará hasta que el señalado pueda presentar sus argumentos legales y las pruebas en su defensa, diligencia que podría, incluso, retrasarse hasta un año, este anuncio saca de nuevo a flote las indagaciones que cercan a este al alto funcionario.

Y es que los presuntos "favores" hechos por Netanyahu a la compañía de telefonía Bezeq a cambio de servicios de cobertura mucho más favorables tanto para él como para su pareja, lo tienen en la mira de la justicia.

A los señalamientos por los nexos con Bezeq se le suma el cohecho como el cargo más grave en su expediente, además de la ruptura de la confianza y el fraude, delitos por los cuales ya han sido condenados otros funcionarios públicos de su nivel en territorio israelí.

En los temas de evaluación fiscal figura la investigación que cobija a toda la familia de Netanyahu para determinar si aceptaron costosos obsequios de parte de los empresarios James Packer y Arnon Milchan en compensación por algunos favores políticos.

Los antecedentes procesales de Netanyahu y su partido

Los casos en los que está envuelto el primer ministro van desde el intento por llegar a un acuerdo con el propietario del periódico 'Yediot Aharonot', con el objetivo de girar la cobertura mediática a su favor, convenio que habría sido pactado a cambio de la restricción de circulación gratuita de 'Israel Hayom', el diario rival, hasta el desarrollo de pactos con empresas de incidencia política.

Avijai Mandelblit, el fiscal general, fue quien tomó la decisión de requerir la imputación, luego de poco más de dos años de indagaciones y de las reiteradas sugerencias policiales de solicitar el procedimiento. De acuerdo con los expertos, esta medida podría incidir en los resultados de los comicios generales, que se llevarán a cabo el nueve de abril.

Pese a las intenciones de retrasar el anuncio que evidenció Likud, el derechista partido político de Netanyahu, bajo el sustento de que impactaría de manera "injusta" en sus perspectivas reelectorales, nada pudo evitarlo.

Netanyahu ostenta la posición de jefe de gobierno desde hace ya una década y, en distintas oportunidades, ha rechazado los señalamientos en su contra mediante el alegato de ser "víctima" de una "caza de brujas"” liderada por los frentes de izquierda de manera mancomunada con las fuerzas policivas y los medios de comunicación.

Todavía es incierta la fecha en la que se presentará para rendir su versión de forma oficial. Sin embargo, en las últimas horas, representantes de su oficina señalaron que se trata de una acción "absurda" tras la que el caso se "desplomará como un castillo de naipes".

Esta orden fiscal es algo que ya Netanyahu veía venir, pues justamente hace tres meses, en diciembre de 2018, precisó que si era imputado no iba a dimitir y mucho menos a abandonar su postulación ni a los comicios generales ni a la presidencia de Likud, su leal frente.

Con EFE y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.