Crisis en Venezuela

El contraste de los festejos del carnaval en Venezuela

Una niña venezolana lleva pintada su cara en el marco del carnaval de Venezuela, donde Maduro decretó el 28 de febrero y el 1° de marzo como feriados, en Venezuela, en marzo de 2019.
Una niña venezolana lleva pintada su cara en el marco del carnaval de Venezuela, donde Maduro decretó el 28 de febrero y el 1° de marzo como feriados, en Venezuela, en marzo de 2019. Captura de pantalla / France 24

El Gobierno de Nicolás Maduro decretó feriados el jueves 28 de febrero y el viernes 1 de marzo para extender a seis días las celebraciones en el país. Pero en algunos barrios, los vecinos optaron por no festejar.

Anuncios

En medio de la crisis económica y social del país y las tensiones en las calles de las últimas semanas, el Gobierno de Nicolás Maduro decidió extender la celebración de los carnavales en Venezuela.

Días atrás, el Ejecutivo venezolano decretó como días no laborales el jueves 28 de febrero y el viernes 1 de marzo para sumarlos a las jornadas tradicionales de carnavales que comprendían desde el sábado 2 de marzo hasta el martes 5.

Para acompañar la medida, la Administración chavista dispuso un cronograma de actividades tanto en Caracas como en el resto del país, bajo la consigna "Carnavales Felices 2019".

"Hay muchas actividades en todas las plazas (de Caracas) y en todos los estados (del país). Después de tantas cosas, es bueno que haya paz, prosperidad y felicidad entre todos", deseó una mujer.

En tanto, otra asistente a los festejos, rodeada de niños disfrazados, sostuvo que los carnavales servían para demostrar "al imperio" (en referencia a Estados Unidos) que "no van a lograr quitarle la alegría al venezolano". "Estamos aquí probando que Caracas tiene carnavales felices gracias a nuestro proceso revolucionario", subrayó.

Vecinos de Petare decidieron no festejar

A pesar de la agenda planeada por el Gobierno de Nicolás Maduro, vecinos de distintos barrios rechazaron participar en los festejos, considerando que la situación actual no se presta para celebraciones.

Mientras algunos optaron por asistir a la movilización opositora que aguardó el regreso de Juan Guaidó a Venezuela, otros optaron por cancelar los tradicionales festejos de carnaval.

Eso ocurrió en Campo Rico, uno de los barrios de Petare, sector popular de Caracas. Miriam, profesora de danza y habitual participante en los festejos, explicó que este año las agrupaciones musicales locales decidieron no aceptar la invitación de la alcaldía de la capital venezolana y cancelaron su espectáculo. En su lugar, sólo realizaron una pequeña ceremonia de coronación de reinas entre las niñas del barrio para "no quitarles la ilusión".

La mujer sostuvo que "no hay ánimo de celebrar" porque "no hay comida en la casa, no hay cómo comprarle un disfraz a un niño ni cómo sacarlo a pasear"”.

"Ahora no estamos para celebraciones, sobre todo por la cantidad de muertos que ha habido intentando que esto cambie", señaló, denunciando que varios jóvenes de la zona habían sido víctimas de la violencia a las protestas opositoras en los últimos tiempos.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24