Saltar al contenido principal

El expresidente de Nissan Motor, Carlos Ghosn, quedó en libertad bajo fianza

El expresidente de Nissan Motor, Carlos Ghosn, abandona el centro de detención luego de que fuera dejado en libertad bajo fianza en Tokio, Japón, el 6 de marzo de 2019.
El expresidente de Nissan Motor, Carlos Ghosn, abandona el centro de detención luego de que fuera dejado en libertad bajo fianza en Tokio, Japón, el 6 de marzo de 2019. Kyodo / Reuters

El empresario salió del centro de detención donde se encontraba hace más de 100 días en Tokio luego de que sus abogados pagaron cerca de 9 millones de dólares.

Anuncios

El empresario franco-brasileño, Carlos Ghosn, quedó en libertad bajo fianza luego de que su equipo legal realizara el pago de cerca de 8.9 millones de dólares, una de las sumas más altas en Japón.

A su salida del centro de detención donde había permanecido desde que el pasado 19 de noviembre, se le vio rodeado de un numeroso equipo de seguridad, con la mitad de la cara tapada y una gorra.

Dentro de las condiciones impuestas para su liberación, el magnate acordó entregar su pasaporte y someterse a una amplia vigilancia que consiste en instalar cámaras de seguridad en la entrada y salida de su residencia.

También tiene prohibido tener acceso a internet, o enviar y recibir mensajes de texto. Solo le es permitido utilizar una computadora en la oficina de su abogado. Ghosn no podrá comunicarse con las partes involucradas en el caso.

A pesar de las restricciones, su liberación le permitirá reunirse con más frecuencia con su equipo legal, algo que el ministro de Finanzas de Francia, Bruno Le Maire, vio como una buena noticia, añadiendo que desde que estalló el escándalo, ha "destacado el principio de la presunción de inocencia de Ghosn".

Las acusaciones contra el empresario

El empresario es acusado de ocultar dinero al fisco durante más de una década y usar fondos de Nissan Motor para cubrir pérdidas financieras personales. Ghosn asegura ser víctima de una conspiración en el interior de la compañía para cesarlo de sus funciones. Estos delitos podrían llevarlo a cumplir una pena de hasta 15 años de prisión de acuerdo con los fiscales.

Horas antes de que se conociera su libertad, el expresidente de Nissan Motor emitió un comunicado en el que insistió en su inocencia "estoy completamente comprometido a defenderme en un juicio justo contra las acusaciones sin fundamento" señala el documento.

Se espera que este juicio se celebre dentro de varios meses y aunque este periodo le daría tiempo suficiente para construir su defensa, Ghosn se enfrenta en Japón a un sistema de justicia penal con una tasa de condena del 99,9 por ciento.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.