Saltar al contenido principal

Justin Trudeau se defiende y niega haber interferido en el caso SNC-Lavalin

El primer ministro canadiense cuestionó el alejamiento de la exministra de Justicia con su oficina en torno al caso.
El primer ministro canadiense cuestionó el alejamiento de la exministra de Justicia con su oficina en torno al caso. Patrick Doyle / Reuters

El primer ministro canadiense Justin Trudeau convocó a una rueda de prensa para hablar sobre la crisis que se ha desatado en su Gobierno. Esta es su defensa.

Anuncios

Durante una rueda de prensa ofrecida en Ottawa, capital de Canadá, el primer ministro canadiense Justin Trudeau defendió el manejo que su Gobierno le ha dado a uno de los peores escándalos políticos desde que asumió el liderazgo del país.

Trudeau negó haber ejercido presión inadecuada sobre su exministra de Justicia, Jody Wilson-Raybould, para que ayudara a la empresa constructora, SNC-Lavalin (una de las más grandes del país) a evitar un juicio por corrupción.

"Nunca hubo ninguna presión inapropiada (…) Puedo repetir y tranquilizar a los canadienses de que no hubo una ruptura de nuestros sistemas, de nuestro Estado de derecho, de la integridad de nuestras instituciones", dijo Trudeau durante la comparecencia ante los medios.

La crisis surgida en el Gobierno canadiense ha provocado la salida de dos ministras liberales: además de Wilson-Raybould también renunció la ministra del Tesoro, Jane Philpott. Gerald Butts, uno de los asesores del primer ministro canadiense, anunció su renuncia poco tiempo después de la separación del cargo de quien ostentaba el despacho de Justicia.

Jody Wilson-Raybould (izquierda), exministra de Justicia y Jane Philpott, exministra del Tesoro renunciaron a sus cargos por la crisis en el Gobierno de Justin Trudeau.
Jody Wilson-Raybould (izquierda), exministra de Justicia y Jane Philpott, exministra del Tesoro renunciaron a sus cargos por la crisis en el Gobierno de Justin Trudeau. Chris Wattie / Reuters

Trudeau se ha referido al caso en diversos medios de comunicación canadienses, pero es la primera vez que convoca una rueda de prensa para hablar sobre el tema.

Trudeau: "No estaba al tanto de esa erosión de la confianza"

Durante la rueda de prensa, Trudeau, acompañado por asesores y ministros han expresado el hecho de que "no hicieron algo incorrecto". Asimismo, señaló que la acusación en contra de la constructora podría poner en peligro empleos de miles de personas. "Una condena habría imposibilitado a la compañía para ser elegible de contratos con el Gobierno", expresó el primer ministro.

SNC-Lavalin Group Inc, cuya sede está en Montreal, es la empresa de construcción más grande en cuanto a ingresos en Canadá. La misma cuenta con cerca de 50.000 empleados. "En lo que respecta a defender los empleos y defender la integridad de nuestro Estado de derecho, sigo diciendo que no hubo presiones inapropiadas", dijo Trudeau.

Por otro lado, el líder canadiense acusó a Wilson-Raybould de no haberse acercado a él para manifestarle sus preocupaciones.

"No estaba al tanto de esa erosión de la confianza. Como primer ministro debería haberlo mejorado (...) Prometo hacerlo mejor la próxima vez", dijo Trudeau.

SNC-Lavalin, el génesis de la crisis política en Canadá

Los problemas en el Gobierno de Justin Trudeau comenzaron a principio del mes de febrero cuando se conoció la renuncia de la titular del despacho de Justicia. Sin embargo, la acción tiene su génesis en la publicación de un diario canadiense sobre las denuncias realizadas por las acusaciones hacia el círculo interno de Trudeau el cual presuntamente presionaba a Wilson-Raybould para proteger a la empresa SNC-Lavalin.

La constructora SNC-Lavalin enfrenta cargos por corrupción ante un presunto pago por decenas de millones de dólares en sobornos a representantes del Gobierno de Libia entre los años 2001 y 2011 bajo el mando de Muammar Gaddafi.

En este sentido se conoció que SNC-Lavalin había intentado de manera abierta negociar con el Gobierno canadiense para establecer un acuerdo extrajudicial, el cual estaría en el pago de una multa y aceptar medidas de cumplimiento más estrictas.

Diversos medios señalan que el propio Trudeau discutió el caso con Wilson-Raybould durante el mes de septiembre de 2018. No obstante, en su momento, la ministra de Justicia destacó que el juicio ya estaba programado para continuar.

"Al mirar hacia atrás en las últimas semanas, hay muchas lecciones que aprender y muchas cosas que nos hubiera gustado haber hecho de manera diferente", reconoció el primer ministro canadiense en la ampliamente difundida rueda de prensa.

Con EFE, Reuters y AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.