Saltar al contenido principal

Yihadista francés fue condenado por el ataque al museo judío de Bruselas en 2014

Un boceto realizado el 10 de enero de 2019 muestra a Mehdi Nemmouche (C) durante su juicio en el Palacio de Justicia de Bruselas. A su lado figuran dos policías belgas encapuchados por motivos de seguridad.
Un boceto realizado el 10 de enero de 2019 muestra a Mehdi Nemmouche (C) durante su juicio en el Palacio de Justicia de Bruselas. A su lado figuran dos policías belgas encapuchados por motivos de seguridad. Benoit Peyrucq / AFP

El yihadista francés Mehdi Nemmouche fue declarado culpable por el asesinato de cuatro personas cometido el 24 de mayo de 2014 en el Museo Judío de Bruselas.

ANUNCIOS

Tras dos meses de juicio, este jueves 7 de marzo el presidente del Tribunal de Primera Instancia condenó al yihadista francés Mehdi Nemmouche por el ataque al Museo Judío de Bruselas en 2014 en el que murieron cuatro personas.

Nacer Bendrer, un delincuente de Marsella, también fue declarado culpable por proporcionarle armas a Nemmouche. El hombre fue reconocido como "coautor" del asesinato por los 12 jurados que se habían retirado para deliberar el martes 5 de marzo a mediodía. Ambos hombres negaron los hechos.

Los autores del ataque enfrentar una posible cadena perpetua pero el establecimiento de las sentencias debe ser objeto de una nueva deliberación del tribunal, cuyo resultado debe anunciarse el viernes 8 de marzo.

Así, Nemmouche, quien es considerado el primer veterano de la yihad siria en organizar un ataque en Europa, podría pasar el resto de su vida tras las rejas.

En el último día de juicio, el 6 de marzo, el yihadista francés de 33 años se declaró inocente: "Señoras y señores jurados, quedé atrapado", dijo como su última palabra antes del veredicto.

La defensa sostuvo que Nemmouche fue víctima de un complot organizado por supuestos agentes de servicios extranjeros, de musulmanes chiítas iraníes o libaneses contra el organismo de inteligencia israelí, Mossad. Su argumento involucra al matrimonio de Miriam y Emmanuel Riva, dos de las víctimas en el ataque. Aseguró que los Riva, quienes visitaban el museo, eran agentes de inteligencia y que fueron asesinados por un hombre desconocido.

Un boceto muestra al abogado Sebastien Courtoy, quien defiende a Mehdi Nemmouche en el juicio en el que está acusado de asesinar a tiros cuatro personas en el Museo Judío de Bélgica. Palacio de Justicia de Bruselas, Bélgica, el 28 de febrero de 2019.
Un boceto muestra al abogado Sebastien Courtoy, quien defiende a Mehdi Nemmouche en el juicio en el que está acusado de asesinar a tiros cuatro personas en el Museo Judío de Bélgica. Palacio de Justicia de Bruselas, Bélgica, el 28 de febrero de 2019. Igor Preys / AFP

La Fiscalía calificó de “tontería” versión de los abogados de Nemmouche

El equipo investigación que viajó a Israel durante la documentación del juicio determinó que Miriam Riva había trabajado para el Mossad, pero aclaró que la víctima no había ocupado un cargo "activo" y que sus funciones se habían limitado a la contaduría.

La tesis de la "trampa", descrita como "delirante" y "alucinante" por los abogados de las víctimas, no ha sido probada por ninguna evidencia concreta. "Dejemos de bromear", contestó el fiscal Yves Moreau a la corte y describió los argumentos presentados por la defensa como "una completa tontería" ante la evidencia reflejada por las investigaciones.

Los abogados de la familia Riva expresaron su total rechazo a la versión de la defensa y dijeron que los intentos de hacer pasar a los dos turistas como agentes secretos era "un escándalo absoluto" y jefe del Comité Coordinador de Organizaciones Judías de Bélgica, denunció lo que denominó una "teoría de la conspiración nauseabunda".

A parte del matrimonio Riva, en el ataque al museo también fueron asesinados un empleado belga de 26 años y un voluntario francés de 66.

Informe desde Bruselas: El yihadista francés Mehdi Nemmouche fue declarado culpable

La Fiscalía habría identificado 23 pruebas para inculpar a Nemmouche

Nacer Bendrer, de 30 años, admitió que Nemmouche le había pedido un rifle Kalashnikov cuando llegó a Bruselas a principios de abril, pero aseguró que nunca se lo entregó.

Las investigaciones revelaron que los dos hombres habían mantenido docenas de conversaciones telefónicas en abril de 2014, cuando Nemmouche presuntamente preparó el ataque. El joven fue arrestado en la ciudad francesa de Marsella seis días después de la masacre. Entre sus posesiones se encontraban un revólver y un rifle de asalto.

Entre otros objetos personales del acusado confiscados durante la detención, se haya una chaqueta de nylon con residuos de disparos y un computador en el que los investigadores encontraron seis videos en los que una voz en off -que se cree es la del mismo Nemmouche- que denunciaba el ataque.

En total, la Fiscalía dijo que había identificado 23 piezas de evidencia que apuntan a Nemmouche, quien también se parece físicamente al tirador visto en el video de vigilancia del museo. "Estamos profundamente convencidos de que los dos acusados ​​efectivamente cometieron estos actos", dijo uno de los dos fiscales.

Nemmouche es considerado por la Fiscalía como el primer yihadista que regresó de los combates en Siria y perpetró un ataque dentro de Europa. Los asesinatos de Bruselas ocurrieron un año y medio antes de los cometidos en distintos locales céntricos de París el 13 de noviembre de 2015 y que terminaron con la vida de 130 personas.

Con AFP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.