Saltar al contenido principal

Trabajadores de cuidado infantil se unen a las manifestaciones de los 'chalecos amarillos'

Manifestantes con chalecos amarillos pasan frente al emblemático Museo del Louvre durante la jornada número 17 de las manifestaciones contra el Gobierno. París, Francia, marzo 9 de 2019.
Manifestantes con chalecos amarillos pasan frente al emblemático Museo del Louvre durante la jornada número 17 de las manifestaciones contra el Gobierno. París, Francia, marzo 9 de 2019. Philippe Wojazer / Reuters

Las calles de París son escenario de la jornada número 17 de protestas contra las políticas del presidente Emmanuel Macron. Los cuidadores de niños, que se oponen a una reducción de sus subsidios, también participaron.

ANUNCIOS

El diálogo nacional propuesto por el presidente Emmanuel Macron con el que intentaba sofocar la ola de descontento de los ciudadanos ante sus políticas, no ha evitado que nuevamente y de manera consecutiva, se congreguen en el centro de París los llamados 'chalecos amarillos' que ya completan 17 sábados seguidos protestando contra el Ejecutivo.

En esta oportunidad, al movimiento se le unió otro grupo que lleva como distintivo camisetas o chalecos rosados, dado que son trabajadores de cuidado infantil que se manifiestan contra el Gobierno en rechazo a una reforma que propone una reducción a sus subsidios de desempleo.

A las manifestaciones en París se suman también concentraciones en ciudades como Burdeos y Toulouse, así como otras poblaciones del sur país. Incluso, algunos de los manifestantes organizaron un “flashmob” en el aeropuerto Charles de Gaulle, el principal que sirve a la capital, donde los participantes ondearon banderas francesas y mostraban carteles en los que expresaban su rechazo a las políticas gubernamentales.

Disminuye la cantidad de manifestantes

Lo que comenzó en noviembre de 2018 como una reacción violenta contra los planes del presidente Emmanuel Macron que propuso aumentar los impuestos a los combustibles, en parte, para impulsar diferentes modelos de energías limpias, se transformó en un movimiento de denuncia y rechazo al Gobierno, al que critican por mostrar una aparente desconexión con las verdaderas dificultades que tienen los hogares y los trabajadores de bajos ingresos.

Desde su inicio la participación de los manifestantes ha ido disminuyendo paulatinamente desde que casi unas 300.000 personas participaron en los bloqueos iniciales y en manifestaciones en toda Francia el 17 de noviembre, llegando a 46.000 personas en la última manifestación, según cifras del Ministerio del Interior. Aun así, todo indica que las protestas continuarán, al menos en el corto plazo, según indican sus organizadores.

Negociaciones en marcha

En vista del descontento, el presidente Macron redujo el aumento del impuesto a los carburantes y asignó una partida de 10 mil millones de euros adicionales para ayudar a los trabajadores más pobres del país. También trató de reducir el ímpetu de las marchas con una serie de reuniones con los manifestantes a través de los gobiernos locales en los ayuntamientos.

Dichas consultas con los representas locales deben llegar a su fin el próximo fin de semana, fecha que coincide con las llamadas de algunos activistas de los denominados 'chalecos amarillos' para aumentar la presión sobre el Gobierno, un pedido que ha tenido eco en los ciudadanos, pese a que el movimiento no tiene un líder o una cara que lo identifique.

Según una encuesta reciente realizada por la firma Ifop entre el 7 y 8 de marzo, el 54 % de los franceses respaldaron el movimiento de los 'chalecos amarillos', lo que representa un significativo aumento en la percepción positiva del movimiento cercana al 50 %, desde mediados del mes de febrero. Un aspecto que se puede entender cuando las manifestaciones de diciembre terminaron en disturbios y dieron paso a marchas pacíficas.

De otra parte, la popularidad de Macron también ha mejorado en las recientes semanas. Otra encuesta realizada por la firma Ipsos publicada el 6 de marzo, evidenció que su índice de aprobación aumentó 8 puntos desde diciembre de 2018 y llega al 28 %.

Con Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.