Saltar al contenido principal

Ethiopian Airlines confirma la muerte de las 157 personas que iban a bordo del avión que cayó en Etiopía

Un grupo de personas camina cerca de los restos del avión de Ethiopian Airlines que cubría el vuelo ET 302 en Bishoftu, Etiopía, el 10 de marzo de 2019.
Un grupo de personas camina cerca de los restos del avión de Ethiopian Airlines que cubría el vuelo ET 302 en Bishoftu, Etiopía, el 10 de marzo de 2019. Tiksa Negeri / Reuters

La aeronave de la aerolínea estatal cubría la ruta Adís Abeba - Nairobi. Entre los fallecidos se encontraban varios miembros de las Naciones Unidas y organizaciones sociales.

ANUNCIOS

Según el comunicado publicado por la aerolínea, el Boeing 737 despegó hacia las 8:38 a.m., hora local, del Aeropuerto Internacional de Bole en Adís Abeba, Etiopía, y perdió contacto seis minutos después. La aeronave se dirigía hacia Nairobi, Kenia, con 149 pasajeros y 8 miembros de la tripulación.

La oficina del primer ministro etíope Abiy Ahmed publicó un tuit expresando sus condolencias.

"La oficina del primer ministro, en representación del Gobierno y el pueblo de Etiopía, quisiera expresar sus más profundas condolencias a las familias de quienes han perdido a sus seres queridos en el Boeing 737 de Ethiopian Airlines en un vuelo regular programado hacia Nairobi, Kenia, esta mañana"

Según Ethiopian Airlines, no hay sobrevivientes luego del siniestro. La aerolínea informó que entre las personas a bordo del vuelo había miembros de 35 nacionalidades. 32 pasajeros eran keniatas, 18 eran canadienses y entre los pasajeros y miembros de la tripulación sumaban 17 etíopes. De China, Italia y Estados Unidos había ocho ciudadanos de cada país en el avión, siete eran del Reino Unido y había el mismo número de franceses. Además viajaban en la aeronave seis egipcios, cinco alemanes, cuatro indios y el mismo número de eslovacos. De las demás nacionalidades había entre uno y tres pasajeros.

Tewolde GebreMariam, director ejecutivo de la aerolínea, habló sobre el piloto del Boeing 737 MAX 8. “Mohammed Nur Mohammed es un miembro del personal de Ethiopian Airlines. Tenía más de 200 horas de vuelo. Después de recibir el avión, hicimos un primer control de mantenimiento el 4 de febrero de 2019. Era un avión nuevo y limpio”, afirmó el CEO de Ethiopian Airlines y dijo además que “el piloto mencionó que tenía dificultades y que quería regresar”.

Varios fallecidos trabajaban en las Naciones Unidas

Entre las víctimas se encuentran varios miembros de organizaciones de las Naciones Unidas, aunque las cifras no son definitivas. Filipo Grandi, el director de la Agencia para los Refugiados (UNHCR por sus siglas en inglés) confirmó que algunos trabajadores murieron en el accidente y que están investigando cuántos fueron: "Entre las vidas perdidas trágicamente en el #EthipianAirlineCrash están las de colegas de la UNHCR y de la ONU. A sus familias y las de todas las víctimas les mandamos nuestros pensamientos y oraciones".

El Programa Mundial de Alimentos también confirmó la muerte de algunos de sus colegas en el vuelo a través de un mensaje en tuiter de su director, David Beasly. Por su parte, el líder del Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO en inglés), José Graziano da Silva, publicó que un trabajador de la entidad estaba entre los fallecidos.

El accidente sucedió en la víspera del comienzo de la Cuarta Asamblea de la ONU para el Medio Ambiente, que se celebraba en Nairobi, la ciudad de destino del vuelo accidentado.

Inician las excavaciones para investigar y recuperar los cuerpos

Según la plataforma de monitoreo aéreo Flightradar24, el vuelo tuvo una velocidad vertical inestable luego del despegue. Luego del impacto, el fuselaje se fracturó en muchas piezas y algunas partes resultaron quemadas. Según un reportero de Reuters en el lugar, en la zona del choque había regados por distintos lugares objetos personales, ropa y fragmentos del interior de la aeronave.

Hacia la tarde del domingo inició una excavación en las afueras de Bishoftu, a 62 kilómetros al sudeste de la capital, el lugar en el que cayó el Boeing 737. Las autoridades esperan encontrar más fragmentos del avión y recuperar los cuerpos de quienes viajaban a bordo.

El secretario de transporte de Kenia, James Macharia, ofreció una rueda de prensa en la que anunció que se esperaba que el vuelo aterrizara en Nairobi hacia las 10:35 a.m., hora local. En Kenia, las autoridades de ese país están disponiendo de medidas de emergencia para atender a los familiares de las víctimas del vuelo ET 302.

"De nuestra parte, como autoridades de Kenia, estamos esperando por más información que venga de Adís Abeba, pero mientras tanto hemos iniciado en los aeropuertos respuestas de emergencia para básicamente atender a los familiares y amigos que puedan estar afectados", anunció el secretario de transporte keniata.

Dos accidentes del Boeing 737-8 MAX en menos de 6 meses

Según los registros, el avión era nuevo. El Boeing 737-8 MAX había sido entregado por la fabricante estadounidense a Ethiopian Airlines a mediados de noviembre, según la base de datos de aviación civil The Planespotters y así lo confirmó más tarde el director de la aerolínea.

No hay indicios de qué pudo causar el accidente de este domingo. El director de la aerolínea anunció que, además de Ethiopian Airlines, en la investigación participarán las autoridades etíopes. Pero de acuerdo a la legislación internacional, en la pesquisa también debe participar la Junta Nacional de Seguridad del Transporte de Estados Unidos dado que la aeronave fue fabricada en ese país.

Boeing emitió un comunicado lamentando el accidente, expresando sus condolencias a los familiares de las víctimas y añadió: “un equipo técnico de Boeing está preparado para ofrecer asistencia técnica por petición y bajo la dirección de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte de Estados Unidos”.

No es la primera vez que un avión de este modelo sufre un accidente. En octubre, otro Boeing 737-8 MAX cayó al mar de Java minutos después de haber despegado de Jakarta, capital de Indonesia, y las 189 personas a bordo perdieron la vida. La aerolínea Lion Air fue cuestionada pues los indicadores de velocidad fallaron durante los últimos 4 vuelos de la aeronave.

La última vez que la aerolínea Ethiopian Airlines enfrentó un accidente similar fue en 2010, cuando 90 personas murieron luego de que el avión chocara minutos después de haber despegado de Beirut.

La aerolínea es una de las más grandes de África. La estatal Ethiopian Airlines está en un proceso de expansión. Recientemente abrió una ruta hacia Moscú y en enero inauguró una nueva terminal de pasajeros en Adís Abeba para triplicar su capacidad. En la inauguración, el primer ministro Abiy Ahmed sugirió a la aerolínea la posibilidad de construir una nueva terminal en Bishoftu, la ciudad aledaña a la capital donde cayó este domingo el Boeing 737-8 MAX.

Con AP y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.