Saltar al contenido principal

Día 4: Las cintas iberoamericanas han enriquecido al 59º Festival de Cine de Cartagena

Imagen de la película 'Los silencios' de la directora brasileña Beatriz Seigner, presente en el Festival de Cine de Cartagena de Indias, Colombia.
Imagen de la película 'Los silencios' de la directora brasileña Beatriz Seigner, presente en el Festival de Cine de Cartagena de Indias, Colombia.

El FICCI ha propuesto en esta transformada edición una categoría de “Ficciones de Acullá”. Ficciones que son de países vecinos a Colombia con distintas perspectivas, pero un sentimiento común: hacer progresar el cine de la región.

ANUNCIOS

Todo festival de cine que se digne arropa a su producción nacional y da cobijo a otras propuestas. Y así lo ha hecho desde el seis de marzo el Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias (FICCI), bajo la categoría “Ficciones de Acullá”, cintas de allá, que son todas aquellas nuevas películas producidas por sus vecinos, es decir, toda Iberoamérica.

Si bien FICCI no ha demostrado este año una amplia presencia de directores iberoamericanos (por motivos de recursos y costos), sí ha ofrecido en cines, teatros y barrios proyecciones de los trabajos que se verán en 2019, incluyendo los que directamente apuestan por estrenar en la plataforma de Netflix, que para muchos de la industria es el nuevo El Dorado.

Empezando por el norte, presente ha estado la dominicana ‘Miriam Miente’, de los jóvenes directores Natalia Cabral y Oriol Estrada, que ya tienen muy de por mano el festival: su primer largometraje ‘You and Me’ se llevó un premio en suelo cartagenero y el segundo, ‘El sitio de los sitios’, decidió repetir la experiencia FICCI.

Ahora su mirada está sobre Miriam, una adolescente que, pese a su edad, nos habla de la hipocresía, las clases sociales y racismo. Cabral y Estrada lo consiguen situándonos en un quinceañero de una familia de clase media de Santo Domingo.

En este contexto, Miriam se hace novia por internet de un chico llamado Jean-Louis, pero al citarse con él y comprobar que es negro, huye por miedo a las reacciones de su entorno, que espera verla vestida de princesa de la mano de su nuevo novio, que por su nombre francés creen que es el hijo del nuevo agregado extranjero de la ciudad. Una situación que lleva a Miriam a recurrir a la mentira por el qué dirán. Una reacción que sigue anclada en las peores facetas de nuestra sociedad.

Muy cerca, en esa línea de miedo y xenofobia, está ‘Perro Bomba’, la ópera primera del cineasta chileno Juan Cáceres, cuya trama transcurre en Chile, pero toca de lleno a Haití, en una relación de verdugo y víctima.

Son los actores Alfredo Castro y Steevens Benjamin los que encarnan esa toxicidad y nos muestran la premisa del autor: “un joven migrante haitiano que llega a Chile cargado de sueños, pero que comienzan de a poco a caerse porque Chile es un país que no está acostumbrado a la diferencia”. Una historia de migración y oportunidades, en un continente que ha vivido décadas de éxodos vecinos, siendo el más reciente Venezuela.

Cáceres parece compartir esta radiografía de la actualidad con el mexicano Xavi Sala, de ascendencia catalana. En la cinta no se dice directamente, pero en tiempos de la ‘Roma’ de Cleo resulta interesante ver cómo una mamá y una niña trabajan para una familia de clase media acomodada, también en Ciudad de México.

Sin embargo, la niña resulta ser una anti-Cleo que no quiere adaptarse a esa sumisión, en la que no entienden su lengua nativa, el zapoteco, y no siente que la hagan parte. Hasta que conoce a otra chica tan rebelde como ella. “En México el clasismo pega fuerte, los lugares donde surgen conflictos identitarios son comunes conmigo”, ha llegado a decir Sala al medio local El Universal.

Estas tres películas hablan del hoy, de problemáticas actuales y reales, pero también hablan de las condiciones de los realizadores iberoamericanos, que no siempre tienen facilidades para la creación. Mientras ‘Perro Bomba’ hizo un crowdfounding (una financiación colectiva) para iniciar su rodaje, la cineasta brasileña Beatriz Seigner tardó nueve años en poner en pantalla ‘Los silencios’, presentada en FICCI gracias a la ayuda de su embajada.

Porque para muchos un festival es eso, una ventana que refuerza sus ideas, y les permite nutrirlas y financiarlas, contó Seigner a France 24. En su opinión, que este año el festival no tenga competencia ni premios es una falta de reconocimiento a ese empeño artístico.

Y más cuando uno mueve hilos, contacta a grandes colaboradores (en su caso el venezolano Marco Salaverría, editor del sonido de ‘El abrazo de la serpiente’), e intenta contar una bella historia en la frontera selvática entre Colombia, Perú y Brasil. Esa es la suya, con el protagonismo de una madre, sus dos hijos y una isla fantástica en la que se refugian, sufren el abandono estatal tras huir de la guerra colombiana, y se plantean perdonar al padre desaparecido.

Más al sur, más “acullá”, se encuentran “Tarde para morir joven” y “The Dead and The Others”, ubicadas en otro tiempo. La primera es chilena, de la directora Dominga Sotomayor Castillo, y en los días finales a la dictadura de Augusto Pinochet nos presenta una apertura democrática, un aire de libertad, transmitida por la juventud y las primeras veces de sus protagonistas. Mientras que la segunda es la columna del continente, gestionada por João Salaviza y Renée Nader Messora, con indígenas de Brasil y un ambiente de creencia por los espíritus y la muerte.

El broche iberoamericano lo marca ‘Entre dos aguas’, del español Isaki Lacuesta, que lleva tiempo recorriendo los grandes festivales. Esas dos aguas son dos hermanos, Isra y Cheíto, separados por la cárcel y una misión de la Marina. De nuevo, hasta que se vuelven a encontrar, recuerdan la muerte de su padre e intentan reincorporarse en la sociedad.

Casi como el cine que se ve en FICCI gracias a estos creadores que, pese a construir esa fotografía y ese argumento pensado en parte para festivales, intentan que sus obras lleguen al público de todo el continente y más allá. Y ahí la pregunta es: ¿cómo ‘Los Silencios’ puede estrenarse en Francia antes que en Chile, su cercano vecino?

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.