Saltar al contenido principal

Japón conmemora 8 años del tsunami y el desastre nuclear de Fukushima

Algunos familiares de las víctimas del tsunami y desastre nuclear de Fukushima, Japón, participan en una ceremonia, 8 años después de la tragedia, el 11 de marzo de 2019, en Tokio.
Algunos familiares de las víctimas del tsunami y desastre nuclear de Fukushima, Japón, participan en una ceremonia, 8 años después de la tragedia, el 11 de marzo de 2019, en Tokio. Kazuhiro Nogi/AFP

El 11 de marzo de 2011 un tsunami causó una de las peores tragedias de Japón, desde la Segunda Guerra Mundial: dejó alrededor de 16.000 personas muertas y 2.500 desaparecidos. Hoy los japoneses siguen viviendo las consecuencias.

Anuncios

Una tragedia del pasado cuyos efectos siguen en el presente. Este 11 de marzo el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, legisladores y familiares que perdieron a sus seres queridos se congregaron en una ceremonia en Tokio a las 2:46 de la tarde, hora local, el momento exacto en que ocurrió el terremoto de 9,0. de magnitud, con epicentro en el océano.

"No podemos evitar sentir pena cuando pensamos en el sufrimiento de quienes perdieron a sus familiares, amigos y seres queridos", dijo Abe.

El 'premier' japonés aseguró que la reconstrucción está alcanzando un progreso "constante" y prometió continuar con el apoyo del Gobierno a decenas de miles de familias que todavía luchan en condiciones de vida incómodas.

Por el tsunami y la explosión en la instalación nuclear de Fukushima, alrededor de 3.000 ciudadanos fueron evacuados y según las más recientes cifras oficiales, aún hay cerca de 40.000 personas que viven en refugios en la prefectura de Fukushima. De ellos, 8.000 están al interior del territorio y 32.000 a las afueras.

Refugiados piden regresar a sus hogares, tras 8 años del desastre de Fukushima

El 11 de marzo de 2019, un grupo de personas ora en honor a las víctimas del tsunami y desastre nuclear de Fukushima, ocurrido el 11 de marzo de 2011.
El 11 de marzo de 2019, un grupo de personas ora en honor a las víctimas del tsunami y desastre nuclear de Fukushima, ocurrido el 11 de marzo de 2011. Kyodo/via REUTERS

Ese es el caso de algunos de los afectados por el desastre de hace 8 años, como Harue Sampei y otros nueve miembros de su familia. Esta mujer asegura que desde que ocurrieron los hechos han sido cambiados de refugios en ocho ocasiones y afirma que hay familias que continúan dispersas en distintos lugares, como consecuencia del desastre.

Sampei cuenta que su familia recibió algunas compensaciones de la Tokyo Electric Power, que construyó y gestionó la central nuclear, pero que el resarcimiento fue mínimo.

"Nuestros niños se niegan a expresar sus sufrimientos. Se sienten dolidos en sus corazones porque están sujetos a la discriminación y al bullying. Espero que las personas abran los ojos y vean esa realidad", dijo Sampei.

Las autoridades señalan que en concreto los distritos alrededor de la ciudad de Fukushima siguen enfrentando un alto nivel de radiación, por lo que quienes habitaban las zonas aún no pueden regresar a sus hogares.

Los afectados exigen una mayor indemnización económica y la pronta eliminación de la contaminación nuclear para regresar a sus viviendas lo antes posible.

"No queremos perder nuestra ciudad natal, ya que el lugar desaparecerá un día si no se crean las condiciones para que nuestros hijos regresen a casa. Es sólo por este sentido de crisis que esperamos que la contaminación nuclear se elimine tan pronto como sea posible", dijo Sampei.

El Gobierno dice que ha levantado gran parte de las órdenes de evacuación

Una mujer frente al mar ora por las víctimas del tsunami y desastre nuclear de Fukushima, el 11 de marzo de 2019.
Una mujer frente al mar ora por las víctimas del tsunami y desastre nuclear de Fukushima, el 11 de marzo de 2019. Kyodo/via REUTERS

Aunque todavía hay zonas inhabitables, el Gobierno indica que ha levantado las órdenes de evacuación para gran parte de la región afectada, a excepción de algunas áreas prohibidas con altos niveles de radiación.

En el 97,3 por ciento de la región "es posible llevar una vida normal", dijo el ministro de Reconstrucción, Hiromichi Watanabe. Sin embargo, se trata de una afirmación cuestionada por la ONG Greenpeace, que asegura que por el contrario hay altos niveles de contaminación por el desastre nucler en esta región.

Alrededor de 12.000 personas que huyeron de sus hogares por temor a la radiación han presentado docenas de demandas contra el Gobierno y la Compañía de Energía Eléctrica de Tokio.

Mediante una encuesta, Reuters reporta que uno de cada dos ciudadanos considera que la reconstrucción de infraestructura como ferrocarriles y casas para quienes perdieron sus hogares por el desastre "no está progresando".

Además, el 72,9 por ciento de los consultados piensa que el Gobierno japonés debe detener su política de exportación de tecnología nuclear, en comparación con el 14,7 por ciento que apoya la política.

Con AFP, Reuters y EFE

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.