Saltar al contenido principal
Era AMLO

México: Andrés Manuel López Obrador y sus primeros 100 polémicos días en el poder

Manifestación de mexicanos cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador cumple 100 días en en el poder. 10 de marzo de 2019.
Manifestación de mexicanos cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador cumple 100 días en en el poder. 10 de marzo de 2019. Mario Guzmán / EFE

Medidas de austeridad han favorecido su aprobación entre los mexicanos, sin embargo, hay polémicas iniciativas que mantienen presión sobre el mandatario. En 100 días, realizó 70 conferencias de prensa matutinas y 64 giras a estados.

Anuncios

Que Andrés Manuel López Obrador viaje en vuelos comerciales, que haya vendido los vehículos blindados de la Presidencia, que dejara Los Pinos, la residencia oficial, o que bajara los sueldos de altos funcionarios le han dado una aprobación récord en más de 15 años para un jefe de Estado mexicano.

"Él renunció a las comodidades asociadas con el poder que en México son excesivas", indica Benjamín Arditi, profesor de Ciencia Política de la Universidad Autónoma de México.

El mandatario lleva cien días en el poder y, a pesar de varias medidas polémicas, las principales encuestadoras y sondeos de medios le dan una favorabilidad de entre el 67 y el 86 %.

France24

"Estos primeros cien días ha sido interesantes. Ha hecho cosas que no se habían logrado en 30 años. Ningún otro Gobierno ha hecho tanto como López Obrador en estos primeros cien días", defiende Óscar Alofre Zurita.

Entre sus medidas con mayor aceptación se encuentra la disminución de los salarios de altos funcionarios, entre ellos el propio, para destinar más fondos a pensionados, jóvenes y personas en condición de discapacidad.

Asimismo, que permitiera la estancia temporal de los migrantes centroamericanos que hacen parte de varias caravanas y buscan llegar a Estados Unidos.

Lucha contra el robo de combustible o "huachicol"

Sin embargo, no todas las iniciativas han sido recibidas de forma favorable. Una de las grandes polémicas fue su estrategia para reducir el robo de combustible, un cambio que generó desabastecimiento en numerosos estados del país durante enero.

La técnica consistió en cerrar las válvulas de al menos cuatro de los 13 oleoductos de la petrolera Pemex, lo que generó una interrupción en el suministro en decenas de ciudades de los estados de Michoacán, Guanajuato, Aguascalientes, Jalisco, Querétaro y Tamaulipas.

Para reducir los robos, el mandatario ordenó enviar camiones cisterna pero la distribución fue insuficiente para satisfacer la demanda. Por ello, en su momento, le pidió comprensión a los mexicanos.

Asimismo, movilizó a más de 8.000 agentes del Ejército para vigilar 47 instalaciones estratégicas. La crisis se superó tras varios días.

De acuerdo con el Gobierno, al inicio de la estrategia se registraba el robo de diario de 138.000 barriles de combustible, para el 8 de marzo, los hurtos disminuyeron hasta los 14.000 barriles.

Texcoco, la megaobra de Peña Nieto, cancelada

Otra controversia giró en torno al nuevo Aeropuerto Internacional de México, una millonaria obra que llevaba 30 % de infraestructura construida.

Desde su campaña, López Obrador había asegurado que cancelaría la edificación. En octubre pasado, antes de asumir el poder, realizó un polémico referendo en el que participó alrededor del 1 % del padrón electoral y los ciudadanos votaron por interrumpir la construcción.

Vista aérea de las construcciones en el Aeropuerto Internacional de Texcoco. 6 de noviembre de 2018.
Vista aérea de las construcciones en el Aeropuerto Internacional de Texcoco. 6 de noviembre de 2018. Pedro Pardo / AFP

Posteriormente, ya en la Presidencia, el mandatario cumplió su promesa y frenó la obra al tiempo que ordenó realizar modificaciones a la base militar de Santa Lucía, una instalación considerada conflictiva por las condiciones meteorológicas de niebla constante y por las vías de acceso.

Guardia Nacional para reducir la inseguridad y cuerpo forense para hallar e identificar desaparecidos

Para disminuir los altos índices de inseguridad que vive México, el presidente propuso crear un cuerpo militar de élite a pesar de haberse comprometido a retirar a las Fuerzas Armadas de las calles.

El Congreso aprobó la propuesta pero cambió su carácter militar por civil para combatir los delitos. El organismo quedó adscrito, en cuestión operativa, a la Secretaría de Defensa y, en aspectos administrativos, a la Secretaría de Seguridad Pública.

El objetivo del Ejecutivo es que la fuerza tenga al menos 50.000 efectivo que tendrán formación en procedimientos policiales, derecho penal y derechos humanos, entre otros.

En febrero pasado, el jefe de Estado anunció la creación del Instituto Nacional Forense para buscar a los más de 40.000 desaparecidos que tiene el país, según cifras oficiales.

López Obrador explicó que el organismo también servirá para identificar a los más de 26.000 cuerpos hallados en el país; muchos de ellos en las más de 1.100 fosas comunes que han sido descubiertas.

Bajo crecimiento y homicidios disparados

A pesar de la alta favorabilidad, aún temprana, hay aspectos que podrían poner en jaque al mandatario.

Las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema de Seguridad Pública indican que solo en diciembre fueron asesinadas 2.846 personas y en enero el número aumentó hasta 2.853. Lo que significa que en los dos primeros meses de mandato de López Obrador se presentaron 5.699 homicidios dolosos.

Asimismo, la economía ha mostrado un comportamiento diferente al predicho por el presidente. En su campaña, indicó que el Producto Interno Bruto aumentaría un 4 % en 2019, sin embargo, expertos resaltan que el país crecerá en alrededor de un 2 %.

Con AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.