Corrupción en Argentina

Procesan a Cristina Fernández por posesión de documentos históricos

La senadora Cristina Fernández saliendo de un tribunal tras su comparecencia del pasado 25 de febrero en Buenos Aires.
La senadora Cristina Fernández saliendo de un tribunal tras su comparecencia del pasado 25 de febrero en Buenos Aires. Juan Ignacio Roncoroni / EFE

Se trata de una carta y un prontuario que, según la Justicia, fueron obtenidos de forma ilícita y que la exmandataria debió entregar a las autoridades.

Anuncios

La expresidenta argentina Cristina Fernández vuelve a ser tema en los tribunales. Esta vez, la actual senadora fue procesada por tener en su propiedad varios documentos históricos que fueron hallados en su residencia de El Calafate el 26 de agosto 2018.

El juez Claudio Bonadio la acusa de encubrir un prontuario del exmandatario Hipólito Yrigoyen y una carta escrita desde Francia por José de San Martín al chileno Bernardo O' Higgins. La misiva data de 1835.

La investigación señala que el prontuario es un "legajo de museo" que debió conservar la Policía Federal Argentina "como todos los de su época"; y la carta "fue hurtada en 1981" en Chile de un lote completo de correspondencia entre San Martín y O'Higgins.

Bonadio asegura que la carta y el prontuario son parte del patrimonio nacional y añade que los documentos fueron obtenidos de forma "ilícita" por autores "indeterminados".

Asimismo, señala que la expresidenta ocultó tener en su poder los documentos que "debieron haber sido denunciados a los organismos pertinentes por la imputada".

"La carta circuló en el mercado negro hasta la actualidad. Siendo así, no es factible concebir que la dra. Cristina Fernández de Kirchner, abogada, exdiputada, senadora y expresidenta por dos periodos, desconociera que tenía en sus manos dos instrumentos de trascendental relevancia histórica", resalta el jurista.

Fernández de Kirchner cuenta con fueros parlamentarios, por lo que no puede ser detenida, a pesar de que el juez ha ordenado su arresto en otras dos causas por las que también está siendo procesada.

En su última comparecencia ante la Justicia, el pasado 25 de febrero, la ex jefe de Estado reiteró que es víctima de una persecución en su contra y señaló que la acusación en el proceso de los documentos históricos es "absolutamente falsa".

"El hecho que se me imputa ni siquiera constituye delito, pues jamás tuve dolosamente en mi poder documentos ajenos o que debieran ser resguardados por alguna autoridad competente", aseguró Fernández en esa ocasión.

Los documentos que originaron el proceso contra la exmandataria fueron encontrados en agosto pasado cuando se registró su residencia en El Calafate, en medio de otra causa que de corrupción en la que Fernández se ha visto envuelta.

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24