Saltar al contenido principal
Un año sin Marielle

Brasil: la memoria de Marielle Franco sigue viva, un año después de su muerte

Un mural en honor a Marielle Franco adorna una calle de Río de Janeiro, en la víspera del primer aniversario de su asesinato. 13 de marzo de 2019.
Un mural en honor a Marielle Franco adorna una calle de Río de Janeiro, en la víspera del primer aniversario de su asesinato. 13 de marzo de 2019. Sergio Moraes / Reuters

El 14 de marzo se cumple el primer aniversario del asesinato de la política brasileña Marielle Franco. Sus compatriotas la recuerdan un año después y denuncian la injusticia en el caso.

Anuncios

Hace un año que Marielle Franco murió brutalmente ejecutada en Río de Janeiro. Le dispararon cuatro tiros en la cabeza mientras recorría una favela. Su conductor, Anderson Gomes, también falleció. Desde ese suceso, Franco se ha convertido en un símbolo de la lucha por los derechos humanos y del papel de la mujer en la política.

El crimen conmovió a todo el país: la Fiscalía no tiene dudas de que Marielle fue “indiscutiblemente (…) ejecutada por las causas políticas que defendió”.

Durante este año, ni su familia, ni sus compañeros, ni la ciudadanía, han olvidado el legado de la primera política que salió de la favela para conquistar un lugar en la alcaldía de Río de Janeiro. A lo largo de los últimos meses, se han celebrado numerosos homenajes en memoria de Marielle, como la reproducción de una placa de una calle dedicada a la concejala, que fue quebrada por dos candidatos del partido de Jair Bolsonaro durante la campaña electoral del pasado año.

Además, la escuela de samba Mangueira conquistó el título de campeona del carnaval carioca con una trama sobre los héroes ignorados de la historia brasileña: los negros, los indígenas y los pobres. En el desfile fue recordada la figura de Marielle a través de banderas, placas e imágenes.

Este miércoles, en la víspera del aniversario, Amnistía Internacional realizó un acto en Río de Janeiro para pedir justicia para Marielle y entregó al gobierno de la ciudad 780.000 firmas para reclamar que se esclarezcan los hechos. La directora ejecutiva de la organización, Margaret Huang, recordó que “el asesinato de Marielle no sólo fue una amenaza a los líderes políticos de Brasil, sino también a los defensores de derechos humanos de todo el mundo”.

Detenidos los presuntos autores del atentado

Hasta el pasado martes 12, nadie respondió por el asesinato de Franco. Sin embargo, a falta de dos días para el aniversario de la muerte de la activista, la policía detuvo a dos sospechosos de ser los autores materiales del crimen. Son Ronnie Lessa, un oficial de policía militar retirado, y Élcio Vieira de Queiroz, un policía expulsado de la institución.

La investigación apunta que Lessa fue quien disparó contra Franco y su conductor, mientras que Vieira era quien conducía el vehículo en el cual se desplazaron. Según la policía, ambos planearon el atentado durante tres meses y además también investigaban al diputado Marcelo Freixo, uno de los líderes del Partido Socialismo y Libertad, donde militaba Franco.

Los dos detenidos tienen un fuerte cercanía con la Milicia, el grupo paramilitar que controla un centenar de favelas en Río de Janeiro.

A pesar de estas dos detenciones, los seguidores de Marielle mantienen una pregunta en el aire: ¿quién dio la orden de ejecutar a la concejala?

¿Quién era Marielle Franco?

Marielle Franco era concejala en el Ayuntamiento de Río de Janeiro. Fue la quinta candidata más votada, por la organización de izquierdas Partido Socialismo y Libertad. Se definía como “mujer feminista, negra e hija de la favela” y era abiertamente lesbiana: durante sus años de activismo, defendió los derechos de la población afrodescendiente, de las mujeres, del colectivo LGBT y de las clases sociales más bajas.

La escuela de samba Mangueira recordó a Marielle Franco durante su desfile en el carnaval de Río de Janeiro el 5 de marzo
La escuela de samba Mangueira recordó a Marielle Franco durante su desfile en el carnaval de Río de Janeiro el 5 de marzo Pilar Olivares / Reuters

Su asesinato sacudió todo el país y sacó a la calle a miles de personas para protestar contra la injusticia de la muerte de Marielle, que tenía 38 años cuando falleció. El crimen sucedió pocos días después de que la concejala denunciara el abuso de poder de las fuerzas de seguridad brasileñas en las favelas.

En un país como Brasil, donde solo un 10,5 % del Congreso son mujeres, la llegada a un cargo público de una mujer negra originaria de una favela fue toda una hazaña que ha inspirado a muchas más: en 2018, 1.237 mujeres negras fueron candidatas en las elecciones generales o regionales.

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.