Saltar al contenido principal

Así es la huelga mundial de jóvenes contra el cambio climático

Los manifestantes participan de la huelga global contra el cambio climático en Lund, Suecia, el 15 de marzo de 2019.
Los manifestantes participan de la huelga global contra el cambio climático en Lund, Suecia, el 15 de marzo de 2019. Johan Nilsson / TT News Agency / Reuters

Con arengas y pancartas grupos de estudiantes dejaron sus aulas y salieron a las calles de sus respectivas ciudades como parte de una campaña mundial que exige mitigar el cambio climático.

ANUNCIOS

"Si no tenemos un futuro, ¿por qué deberíamos estudiar?", bajo esta consigna salieron a las calles millones de jóvenes en todo el mundo advirtiendo sobre las consecuencias que podría traer el cambio climático.

En la capital alemana, la manifestación reunieron a unas 10.000 personas en un recorrido que tenía como destino final la oficina de la canciller Angela Merkel.

Las protestas fueron inspiradas por Greta Thunberg, una estudiante sueca de dieciséis años, que se ausenta de clases todos los viernes desde agosto 2018 para protestar a las afueras del Parlamento de su país y exigir acciones urgentes contra este fenómeno.

Aunque algunos adultos, entre ellos políticos, han criticado la iniciativa, los jóvenes tienen el respaldo de científicos quienes los acompañaron durante el recorrido. "Nosotros los profesionales, hemos estado diciendo durante décadas que es hora de actuar, ahora tenemos que hacerlo y la presión es importante para nosotros", dijo Volker Quaschning, profesor de ingeniería en la Universidad de Ciencias Aplicadas de Berlín.

"No hay planeta B" para vivir, dicen los jovenes

Usando tapabocas y portando carteles con fuertes mensajes sobre los efectos del cambio climático, unos pocos surcoreanos se reunieron en Seúl.

“No hay planeta B” dicen los estudiantes que participan por la huelga juvenil para actuar contra el cambio climático, en Niza, Francia, el 15 de marzo de 2019.
“No hay planeta B” dicen los estudiantes que participan por la huelga juvenil para actuar contra el cambio climático, en Niza, Francia, el 15 de marzo de 2019. Eric Gaillard / Reuters

Muchos son los argumentos. Kim Joon-soo, una estudiante de primaria dice que no ha podido salir a jugar con sus amigos "por culpa del polvo, olas de calor, tifones y fuertes nevadas", añade que junto a sus compañeros, prefiere quedarse en los salones durante las clases de educación física. "Me he dado cuenta de que todo esto se debe al cambio climático" precisa.

En Hong Kong, además de las manifestaciones, un grupo de jóvenes dice estar planeando presentar una propuesta dirigida a las escuelas con el objetivo de lograr "ambientes más verdes". Los portavoces de la marcha afirman que su principal objetivo es que Hong Kong reconsidere cómo podría ser una ciudad líder en sostenibilidad y reducción de emisiones de carbono, ya que, aseguraron, tiene capacidad financiera para lograrlo.

En Australia, los estudiantes hicieron caso omiso al llamado para asistir a clases, en su lugar, tomaron carteles con consignas tales como "Haré el examen de matemáticas cuando se tomen acciones". Coincidieron en que la lucha por el clima es una causa global que concierne a todos por igual.

Las manifestaciones también se llevaron en Reino Unido, Portugal, Austria, Bélgica, España, Francia, Grecia, Italia, y Suecia. Así como en India, Sudáfrica, Ucrania y varias ciudades de Nueva Zelanda, incluida Christchurch. Sin embargo, allí tuvieron que ser suspendidas que por las autoridades tras el ataque a dos mezquitas que dejó un saldo de 49 personas muertas.

“Join the green side” o “elige el lado verde” dice la pancarta en la que exigen medidas contra el cambio climático en Lisboa, Portugal, el 15 de marzo de 2019.
“Join the green side” o “elige el lado verde” dice la pancarta en la que exigen medidas contra el cambio climático en Lisboa, Portugal, el 15 de marzo de 2019. Rafael Marchante / Reuters

En esta causa mundial se reclama a los gobiernos el uso de más energías renovables como medio para evitar la destrucción de los recursos naturales y del medio ambiente, entre otras cosas, con el fin de salvar al mundo de la contaminación.

Un reciente estudio de expertos en Alemania y Chipre reveló que la contaminación de aire causa más muertes que el tabaco, citando cifras de la Organización Mundial de la Salud que dice que al menos 7,2 millones de personas pierden la vida al año.

Con EFE, Reuters, y AFP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.