Saltar al contenido principal

Caos en París por nuevas protestas de los 'chalecos amarillos'

Una barricada en llamas se ve durante una manifestación del movimiento "chalecos amarillos" en París, el 16 de marzo de 2019.
Una barricada en llamas se ve durante una manifestación del movimiento "chalecos amarillos" en París, el 16 de marzo de 2019. Philippe Wojazer / Reuters

Los 'chalecos amarillos' salieron de nuevo a las calles. Las manifestaciones se han tornado violentas, hay saqueos a tiendas, calles bloqueadas, enfrentamientos con la Policía y el humo cubre la capital francesa.

Anuncios

Las protestas comenzaron a primera hora del sábado con varios hechos de violencia principalmente en la avenida de los Campos Elíseos, donde la Policía antidisturbios usó cañones de agua y gases lacrimógenos para dispersar a la multitud.

Algunos de los manifestantes lanzan petardos que ha provocado que esta emblemática zona de la ciudad se cubra de humo. También, los protestantes han roto ventanas y puertas de locales comerciales, saqueado tiendas, quemado llantas y paralizado el tráfico.

Los 'chalecos amarillos' lanzaron un ultimátum al presidente Macron para mostrar que el movimiento mantiene su fuerza.

"Después de esta jornada, al menos para mí, no habrá más manifestaciones. Habrá acciones de verdad, tendremos que proponer bloqueos. Hemos demostrado que sabemos manifestarnos, que no ha funcionado y que no hemos sido escuchados", dijo en las redes sociales uno de sus líderes, Éric Drouet.

La Policía francesa ha arrestado a docenas de personas luego de que los manifestantes intentaron enfrentar a la fuerza pública con piedras, bombas de humo y otros objetos contundentes.

Las calles están bloqueadas, invadidas con hogueras y la ciudad de París vive un caos total. El Gobierno francés desplegó un gran operativo con más de 5 mil efectivos custodiando la ciudad. El ministro del Interior, Christophe Castaner, dijo en Twitter que hay infiltrados en las manifestaciones y dio la orden de responder con firmeza.

Los manifestantes han prometido atraer a más personas a las protestas para marcar el cuarto mes desde que el movimiento estalló a mediados de noviembre, debido a los aumentos de impuestos sobre el combustible desechado desde entonces y el alto costo de la vida.

El día después

Esta décimo octava manifestación está considerada crucial porque también tiene lugar un día después del final del Gran Debate Nacional impulsado en enero por Macron para encontrar respuestas con las que atajar la crisis social y política desatada desde mediados de noviembre por los "chalecos amarillos".

Para muchos integrantes de este movimiento, el Gran Debate Nacional no sirvió para plantear respuestas a los problemas que enfrenta el país. "El Gran Debate lo que ha sido es una gran broma", denuncia a la agencia de noticias EFE Quentin, un participante en la manifestación parisina.

En diciembre, Macron ofreció un paquete de concesiones por un valor de más de 10 mil millones de euros ($ 11 mil millones) destinado a aumentar los ingresos de los trabajadores más pobres y la mayoría de los jubilados. Sin embargo, los “chalecos amarillos” promueven un referéndum de iniciativa ciudadana para cambiar el sistema político del país.

Con Reuters y EFE

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.