Saltar al contenido principal

La primera ministra neozelandesa no pronunciará el nombre del autor de la masacre de Christchurch

La primera ministra, Jacinda Ardern, durante su discurso en el Parlamento de Wellington, Nueva Zelanda. 19 de marzo de 2019.
La primera ministra, Jacinda Ardern, durante su discurso en el Parlamento de Wellington, Nueva Zelanda. 19 de marzo de 2019. David Lintott / AFP

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, juró ante el Parlamento de Wellington no pronunciar el nombre del tirador que el pasado 15 de marzo asesinó a 50 personas en dos mezquitas en la ciudad de Christchurch.

Anuncios

"Un terrorista, un criminal, un extremista, un sin nombre", así se refirió la primera ministra de Nueva Zelanda al hombre que causó la muerte de medio centenar de personas y dejó heridas a otras 50 el pasado viernes 15 de marzo en Christchurch.

"A partir de este acto terrorista, él (atacante) buscaba muchas cosas, pero una de ellas era la notoriedad", dijo Jacinda Ardern a los parlamentarios durante la sesión especial, agregando que se pronuncie el nombre de los que ya no están, en vez de pronunciar el del hombre que se los llevó.

Durante su discurso, al que asistieron líderes musulmanes, Ardern hizo un llamamiento para silenciar los mensajes de odio tras el atentado contra las dos mezquitas de Christchurch.

Tolerancia y multiculturalidad: dos elementos en el discurso de Ardern

El australiano Brenton Tarrant, de 28 años, es el responsable de la matanza en la ciudad de Christchurch.

Luego de ser acusado de asesinato, Tarrant permanece en prisión provisional, y el próximo 5 de abril tendrá que comparecer a un tribunal de Justicia.

"Puede que buscara notoriedad, pero aquí, en Nueva Zelanda no le daremos nada, ni siquiera un nombre", replicó Ardern en el Parlamento, y garantizó que sobre él "caerá todo el peso de la ley".

A raíz del tiroteo, la primera ministra anunció un endurecimiento de la legislación sobre el uso de armas, incluidas las armas semiautomáticas.

Las palabras de Ardern estuvieron cargadas de mensajes a favor de la multiculturalidad y la tolerancia y aseguró que las puertas estarán cerradas en su país para todos aquellos que promuevan el odio y el miedo.

El video compartido en las redes sociales del tirador grabando en vivo la matanza fue otro punto discutido durante la sesión en el Parlamento.

La página de videos, Youtube, anunció que retiró "decenas de miles" de vídeos de su plataforma que mostraban el atentado. La red social Facebook también eliminó cerca de millón y medio de copias del video.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.