Saltar al contenido principal

Fin de una era en Kazajistán: Nazarbayev renuncia tras 30 años en el poder

El presidente de Kazajistán, Nursultán Nazarbayev, saluda a sus partidarios después de su victoria en las elecciones presidenciales en Astana, Kazajstán, el 5 de diciembre de 2005.
El presidente de Kazajistán, Nursultán Nazarbayev, saluda a sus partidarios después de su victoria en las elecciones presidenciales en Astana, Kazajstán, el 5 de diciembre de 2005. Stringer / Reuters

Nursultán Nazarbayev, de 78 años, es conocido por muchos kazajos como "papá". Este martes 19 de marzo presentó su dimisión para "dar paso a una nueva generación de líderes", tras casi 30 años en el poder.

Anuncios

Pocos se esperaban la renuncia de Nursultán Nazarbayev, el presidente de Kazajstán, un país petrolero de 18 millones de habitantes cuyo principal socio comercial es Rusia.

El veterano político de 78 años llevaba tres décadas en el poder y su dimisión es vista por los analistas como el primer paso a una transición política que lo llevará a mantener una considerable influencia.

"Tomé una decisión que no fue fácil para mí: renunciar como presidente", dijo Nazarbayev en un discurso televisivo a nivel nacional, rodeado de banderas de su país, antes de firmar un decreto que cancela sus poderes a partir del 20 de marzo.

"Como el fundador del Estado kazajo independiente, veo mi tarea de facilitar el surgimiento de una nueva generación de líderes que continuarán las reformas que están en marcha en el país", agregó.

Nursultán Nazarbayev, el último líder soviético

Conocido como "papá" por muchos kazajos, el extrabajador de la industria del acero ha gobernado esta nación de Asia Central, rica en petróleo y gas, desde 1989, cuando aún era parte de la Unión Soviética.

Se convirtió así en el último líder de la era soviética que aún estaba en el cargo y supervisó las reformas de mercado con una alta popularidad. Tanto así, que su decisión golpeó en un cinco por ciento el precio de las acciones del banco más grande del país, Halyk Bank, cotizadas en Londres.

No en vano, Nazarbayev ganó el 97,7 por ciento de los votos en las más recientes elecciones presidenciales en 2015, aunque observadores internacionales han juzgado que los comicios en Kazajstán no son ni libres ni justos, pues nunca toleró la diferencia, ni la oposición.

Nazarbayev, un aliado cercano del presidente ruso Vladímir Putin, atrajo miles de millones de dólares de compañías energéticas extranjeras y triplicó la producción de petróleo de Kazajstán.

De alguna manera seguirá teniendo gran influencia, pues continuará presidiendo el Consejo de Seguridad, así como su partido Nur Otan, que domina el Parlamento.

Un aliado de Nazarbayev es el nuevo presidente encargado

Kassym-Jomart Tokayev, presidente de la Cámara alta del Parlamento, asumirá el cargo de presidente interino de Kazajstán por el resto del mandato, es decir hasta abril de 2020, en línea con la Constitución.

De 65 años, Tokayev es un diplomático de carrera educado en Moscú que habla con fluidez el kazajo, el ruso, el inglés y el chino y que anteriormente se desempeñó como ministro de Relaciones Exteriores, primer ministro de Kazajstán y vice secretario general de Naciones Unidas.

Las próximas elecciones presidenciales y parlamentarias de Kazajstán están previstas para el próximo año, sin que aún se sepa quién es el candidato que recibirá el apoyo del ahora expresidente.

La hija mayor de Nazarbayev, Dariga, la más ambiciosa políticamente de sus hijos, es senadora y lidera su propio partido político. Otro pariente cercano, su sobrino Samat Abish, es el funcionario número dos del Comité de Seguridad Nacional.

El jefe de seguridad del Estado, Karim Masimov, de 53 años, también es un confidente cercano de Nazarbayev. Se ha desempeñado dos veces como primer ministro y también ha trabajado como jefe de personal del presidente.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.