Saltar al contenido principal

Google entra a competir en el mundo de los videojuegos con Stadia

El vicepresidente y gerente general de Google, Phil Harrison, muestra al nuevo controlador Stadia mientras habla durante la Conferencia de Desarrolladores de Juegos el 19 de marzo.
El vicepresidente y gerente general de Google, Phil Harrison, muestra al nuevo controlador Stadia mientras habla durante la Conferencia de Desarrolladores de Juegos el 19 de marzo. Justin Sullivan / AFP

Con un nuevo servicio de videojuegos por internet bautizado como Stadia, Google busca entrar al mundo 'gamer' con un proyecto al estilo Netfix o Spotify.

ANUNCIOS

El gigante del Internet Google, dice estar listo para dar el salto al mundo de los videojuegos. Tras muchos avances y liderar el mercado en varias facetas, ahora busca competir con empresas como Nintendo, Microsoft y Sony ofreciendo un servicio en streaming.

Se trata de un nuevo servicio de videojuegos por Internet, llamado Stadia. Un proyecto con un funcionamiento similar a plataformas de contenido digital como lo son Netflix y Spotify.

A diferencia de otras consolas de videojuegos más "clásicas" que cuentan con su control específico, los juegos de Stadia serán ejecutados directamente en la nube y podrán jugarse desde cualquier teléfono móvil, computador, tablet y televisión.  Lo que hace que no se necesite obligatoriamente de un control específico pues puede ser un teclado, un ratón o hasta un controlador USB como el del Xbox.

El vicepresidente y gerente general de Google, Phil Harrison, muestra al nuevo control de Stadia mientras habla durante la Conferencia de Desarrolladores de Juegos. 19 de marzo de 2019.
El vicepresidente y gerente general de Google, Phil Harrison, muestra al nuevo control de Stadia mientras habla durante la Conferencia de Desarrolladores de Juegos. 19 de marzo de 2019. Justin Sullivan / Reuters

El Stadia tiene wifi y se conecta directamente al centro de datos de Google, obteniendo mayor rendimiento de juego. Esta conexión inalámbrica también hace posible cambiar de un dispositivo a otro sin tener que estar vinculando el mando una y otra vez.

Pero para los amantes de la tecnología, Stadia tiene pensado un control último modelo: el Stadia Controller, que según el portavoz de Google fue diseñado bajo las peticiones y necesidades de los jugadores.

Tiene dos joysticks en la zona central, como el mando de PlayStation, y una cruceta minimalista a la izquierda. Los botones principales siguen un esquema algo parecido al mando de Xbox y el cuerpo redondeado es similar al Nintendo Switch.

El vicepresidente y gerente general de Google, Phil Harrison, muestra al nuevo controlador Stadia mientras habla durante la Conferencia de Desarrolladores de Juegos. 19 de marzo de 2019
El vicepresidente y gerente general de Google, Phil Harrison, muestra al nuevo controlador Stadia mientras habla durante la Conferencia de Desarrolladores de Juegos. 19 de marzo de 2019 Justin Sullivan / Reuters

El mando de este videojuego podrá encontrarse en tres colores: blanco, negro y verde menta. Lo que lo diferencia de otros controles son dos botones que interactúan con la plataforma Stadia de una forma muy específica. El primero es un botón de captura instantánea que guarda y comparte el juego en YouTube a una resolución de hasta 4K; el jugador tiene la opción de decidir con quién quiere compartir es vídeo.

El segundo botón conecta al jugador con Gooogle Assistant. Al pulsarlo, el jugador puede usar el micrófono integrado en el mando para hablar con el asistente y obtener ayuda con ciertas funciones del luego.

El anuncio oficial se dio en Game Developers Conference, el evento de la industria de juegos profesionales más grande del mundo, que se lleva a cabo en San Francisco, Estados Unidos, del 18 al 22 de marzo de 2019.

En la industria de la tecnología, los videojuegos son uno de los sectores con mayor crecimiento, tan solo en 2018 el sector facturó 136.000 millones de dólares en todo el mundo, según un informe de la firma de análisis IDC.

Con EFE y AFP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.