Saltar al contenido principal
Medio Ambiente

Los jóvenes del mundo piden "justicia climática"

Casi un millón y medio de personas, en más de 125 países del mundo, salieron el 15 de marzo para exigirle a los políticos que escuchen a los científicos e implementen medidas contra el cambio climático. El 14 de marzo, un día antes de las huelgas escolares, cuatro ONG, con el respaldo de dos millones de firmas, impusieron un recurso de demanda contra el Gobierno de Francia por no frenar el calentamiento global.

Anuncios

El viernes 15 de marzo, casi un millón y medio de personas salieron a las calles de todo el mundo para pedir que los políticos escuchen las advertencias de los científicos e implementen medidas concretas y vinculantes para luchar contra el cambio climático. Jóvenes en unos 125 países expresaron su frustración hacia los adultos y su pasividad ambiental. El movimiento global se inspiró en las acciones de Greta Thunberg, de 16 años, que desde agosto de 2018 sale de clase todos los viernes para pedir frente al Parlamento sueco mejores políticas medioambientales.

A raíz de este movimiento de lucha para proteger el medio ambiente y el futuro de las próximas generaciones, tres legisladores noruegos nominaron a la joven sueca para recibir el premio Nobel de Paz, que se entregará en diciembre. Según los que la propusieron como candidata, "el movimiento que Greta ha puesto en marcha es una contribución a la paz muy importante" ya que, en palabras de uno de ellos, "las amenazas climáticas son, quizás, uno de los mayores factores que contribuyen a que se desarrollen conflictos y guerras en el mundo". Greta Thunberg respondió en su cuenta de Twitter estar "honrada y muy agradecida por la nominación".

Demandan al Estado francés por no frenar el calentamiento global

En Francia, un día antes de la jornada mundial de huelga contra el cambio climático, cuatro ONG, con el apoyo de dos millones de firmantes de una petición, a la que llamaron "el caso del siglo", presentaron un recurso de demanda contra el Gobierno francés por no cumplir con su obligación de actuar para frenar el calentamiento global. La demanda se basa en un antecedente impuesto en Países Bajos donde el Estado, en 2015, fue obligado a reducir las emisiones de CO2 en al menos un 25% en cinco años tras una demanda impuesta por el grupo ambientalista Urgenda.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.