Saltar al contenido principal

Sergio Rojas, el defensor indígena costarricense asesinado a balazos

El líder indígena Sergio Rojas había alertado a las autoridades sobre amenazas en su contra.
El líder indígena Sergio Rojas había alertado a las autoridades sobre amenazas en su contra. Cortesía Coecoceiba - Amigos de la Tierra

El líder había sufrido atentados en el pasado por su labor en defensa de territorios indígenas y era sujeto de medidas cautelares otorgadas por la CIDH como miembro de la comunidad Bribri. Horas antes de su muerte había denunciado amenazas.

ANUNCIOS

Un reconocido luchador indígena costarricense fue asesinado a balazos el lunes 18 de marzo por la noche al sur de ese país, en la localidad de Yery, cantón de Buenos Aires, provincia de Puntarenas.

Sergio Rojas Ortiz, de 59 años, conocido por defender territorios indígenas en esa zona del país, fue encontrado sin vida luego de que se reportaran varias detonaciones cerca de su vivienda. El cuerpo fue hallado en el interior de la casa y presentaba varios impactos de bala, principalmente a nivel del abdomen, reportó el diario 'La Nación'.

Rojas había interpuesto una denuncia formal, unas horas antes de su asesinato, sobre amenazas cometidas por supuestos usurpadores de tierras, quienes habían utilizado detonaciones para amedrentar a personas indígenas que habían recuperado una finca de dicha zona, informó la Defensoría de los Habitantes, institución local que calificó el hecho como “un duro golpe en la lucha por la defensa de los derechos humanos”, al tratarse de la muerte  de una persona defensora de los derechos de los pueblos indígenas en Costa Rica.

En abril de 2015 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) había otorgado medidas cautelares para los miembros de los pueblos indígenas Teribe y Bribri de Salitre, incluyendo a Rojas, quien había denunciado en el pasado intentos de homicidio en su contra por su activismo en la recuperación de territorios indígenas ocupados de forma ilegal por personas no indígenas.

Pablo Sívar: “Quieren amedrentar al pueblo indígena

Rojas era miembro de la Coordinación Nacional del Frente Nacional de Pueblos Indígenas (Frenapi) y del Consejo Autoridades Propias Defensores de la Madre Tierra del Pueblo de Salitre. Su lucha fue el saneamiento de los territorios indígenas. Había denunciado recurrentes acciones violentas por parte de invasores en contra de los pueblos Bribri y Teribe y se había quejado del incumplimiento de la medida cautelar de protección de los pueblos por parte del Gobierno.

Pablo Sívar, representante de Frenapi y compañero de lucha de Rojas, lamentó el asesinato y responsabilizó al Gobierno costarricense “que no ha querido cumplir los tratados, las leyes que ha hecho, inclusive con una medida cautelar, (que) nunca se aplicó. Es una situación muy difícil, porque estoy seguro que tienen que ver los finqueros que están dentro de los territorios indígenas”, dijo a France 24. “Quieren amedrentar al pueblo indígena”, agregó sobre la manera violenta en que ocurrió el crimen.

Autoridades hacen presencia afuera de la casa donde ocurrió el crimen de Sergio Rojas.
Autoridades hacen presencia afuera de la casa donde ocurrió el crimen de Sergio Rojas. Cortesía Ministerio de Seguridad Pública

“Desde el 2012 venimos hablando de la violencia que se desata en el sur. Nuestra demanda sigue siendo la recuperación de las tierras. Los convenios dicen que las tierras son de los pueblos indígenas; sin embargo, el Gobierno entregó las escrituras sin hacer antes los desalojos (de usurpadores)”, explicó Sívar.

Según la resolución de medidas cautelares de la CIDH, “desde 1956 la comunidad tendría título de propiedad reconocido por el Estado sobre sus tierras ancestrales” y que “aparentemente, entre el 80 y el 88% de su territorio habría sido presuntamente ocupado ilegalmente” por personas ajenas a las comunidades.

Estado informará a la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre el asesinato de Sergio Rojas

“Condenamos y repudiamos en todos sus extremos este acto de violencia contra la vida de este líder indígena. Este es un día trágico para el pueblo Bribri, para los pueblos indígenas y para toda Costa Rica. Manifestamos nuestro dolor, indignación a los familiares y a todo el pueblo Bribri. Hacemos un vehemente llamado a la paz y al diálogo como mecanismo para resolver los conflictos”, dijo el presidente de Costa Rica Carlos Alvarado, quien urgió a las autoridades a “dar con los responsables y esclarecer este hecho lo más pronto posible”.

Alvarado también aseguró que “se le está dando protección a familiares y se reforzó la seguridad en la comunidad”, así como también anunció que se le brindará un reporte a la CIDH sobre lo acontecido para ponerse a disposición de dicho organismo.

“Lo que esperaría es que el Gobierno diga que las cosas van en serio y no ocurran más muertes, que atienda este tema que venimos exigiendo por más de 40 años”, finalizó Sívar.

Este martes 19 de marzo varias organizaciones indígenas y entidades estatales manifestaron su pésame y repudio ante el asesinato y se convocaron distintas concentraciones y homenajes en honor a Rojas.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.