Saltar al contenido principal

Theresa May, determinada a hacer realidad el Brexit

La primera ministra británica, Theresa May, da un discurso después de pedir a la Unión Europea una extensión de la fecha de salida del bloque. Londres, Reino Unido, el 20 de marzo de 2019.
La primera ministra británica, Theresa May, da un discurso después de pedir a la Unión Europea una extensión de la fecha de salida del bloque. Londres, Reino Unido, el 20 de marzo de 2019. Jonathan Brady / AFP

La primera ministra británica instó al Parlamento a aprobar su acuerdo de salida y se negó a convocar una prórroga del Brexit más allá del 30 de junio. El Consejo Europeo presiona para que los legisladores aprueben el pacto de salida.

ANUNCIOS

Londres vivió este 20 de marzo una jornada de tensión. Fueron altas las expectativas ante un discurso de Theresa May que pareció decepcionar a quienes esperaban declaraciones contundentes en Downing Street. La prensa británica fue testigo de un mar de especulaciones que apuntaban a nuevas elecciones o, incluso, una eventual renuncia de la mandataria. Pero a pesar del alboroto, lo cierto es que la 'premier' no dijo nada que no hubiera dicho antes.

Desde su residencia en Londres, May aseguró lamentar profundamente su decisión de solicitar una extensión de Brexit de la Unión Europea, instó al Parlamento británico a respaldar su acuerdo de salida y a tomar una "decisión final" sobre si quiere que el Reino Unido abandone la Unión Europea con un acuerdo, que se efectúe un Brexit ‘duro’, o bien que se suspenda el divorcio.

"Espero fervientemente que (los legisladores) encuentren una manera de respaldar el acuerdo que he negociado con la Unión Europea, un acuerdo que cumple con el referendo y que es el mejor acuerdo negociable", dijo May en una frase que se convirtió como de mantra en su defensa del Brexit.

El manifestante contra el Brexit Steve Bray protesta fuera del Parlamento británico en Londres, Reino Unido, el 20 de marzo de 2019.
El manifestante contra el Brexit Steve Bray protesta fuera del Parlamento británico en Londres, Reino Unido, el 20 de marzo de 2019. Hannah McKay / Reuters

Theresa May se niega a pedir una prórroga de más de tres meses

La jefa de Gobierno recalcó que no contempla aceptar ninguna prórroga del plazo de salida de más de tres meses: "Algunos argumentan que estoy tomando la decisión equivocada y que debería pedir una extensión más larga para dar más tiempo a los políticos para que discutan sobre el camino a seguir".

May recordó nuevamente que una prórroga más larga significaría la participación de Reino Unido en las elecciones al Parlamento Europeo: "¿Qué tipo de mensaje enviaría? ¿Y qué tan amarga y divisoria sería esa campaña electoral?", se preguntó la mandataria, quien se mostró nuevamente en contra de la realización de un segundo referendo: "Ya hicimos la pregunta y nos dieron su respuesta. Ahora quieren que lo hagamos y es lo que estoy decidida a hacer".

Informe desde Bruselas: May se niega a pedir una prórroga de más de tres meses

"Una extensión corta será posible, pero estará condicionada a un voto positivo del acuerdo de retirada": Donald Tusk

Al inicio de la jornada, May había solicitado, en una carta enviada al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, una prórroga del Brexit hasta el 30 de junio, en la que también pedía garantías sobre el llamado ‘backstop’, o la salvaguarda irlandesa, a los jefes de Estado de los países integrantes del bloque.

Tras recibir la carta, Tusk invitó a los líderes europeos -quienes mantendrán una cumbre europea el 21 y 22 de marzo con una agenda fuertemente marcada por el Brexit-, a conceder una prórroga corta, en aras de evitar un Brexit caótico, siempre y cuando el Parlamento británico ratifique antes el acuerdo de salida negociado con Bruselas.

"Incluso si la esperanza de un éxito final puede parecer frágil, incluso ilusoria, y aunque la fatiga del Brexit es cada vez más visible y justificada, no podemos dejar de buscar, hasta el último momento, una solución positiva", aseguró Tusk en su cuenta de Twitter.

El presidente del Consejo Europeo sugirió que en caso de conceder un aplazamiento, sería mejor que este no se extendiera más allá del 23 de mayo, fecha en la que inician los comicios europeos. "La propuesta de la primera ministra May del 30 de junio, que tiene sus aspectos positivos, crea una serie de interrogantes de naturaleza legal y política", dijo el líder comunitario.

La cumbre de líderes de la Unión iniciará en la tarde del 21 de marzo. Se prevé que en el encuentro la primera ministra dé su visión de los "últimos acontecimientos" sobre el Brexit. Más tarde, los líderes de los 27 países del bloque deberán debatir los próximos pasos de las negociaciones.

A nueve días del 29 de marzo, fecha fijada originalmente para el Brexit, la pelota va y viene de Londres a Bruselas y la única certeza es que aún no hay una hoja de ruta fijada. En medio de la incertidumbre faltará ver si la presión de un Brexit ‘duro’ o la permanencia de Reino Unido en las elecciones europeas serán suficientes para que los parlamentarios británicos decidan avalar finalmente el proyecto de May por el que ha estado varias veces al borde del precipicio.

Con EFE y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.