Saltar al contenido principal

Estados Unidos impuso las primeras sanciones contra Corea del Norte desde la fallida cumbre de febrero

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, comparten un encuentro bilateral en Hanói, Vietnam, el 28 de febrero de 2019.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, comparten un encuentro bilateral en Hanói, Vietnam, el 28 de febrero de 2019. Leah Millis / Reuters

El Departamento del Tesoro castigó a dos compañías navieras chinas aludiendo que ayudaron a Pyongyang a evadir las sanciones sobre su programa de armas nucleares. Es la primera sanción desde el fallido encuentro entre Donald Trump y Kim Jong-un.

Anuncios

El Gobierno de Estados Unidos retomó el camino de las sanciones relacionadas a Corea del Norte, poco menos de un mes después de que fracasara el intento de acuerdo en la reunión de líderes llevada a cabo en Hanói, Vietnam.

El jueves 21 de marzo, el Departamento del Tesoro impuso castigos a dos firmas navieras chinas que, según argumentó esa oficina, ayudaron a Pyongyang a evadir las sanciones sobre su programa de armas nucleares.

Las autoridades identificaron a esas dos compañías como Dalian Haibo International Freight Co. Ltd. y Liaoning Danxing International Forwarding Co. Ltd., ambas con sede en China, según los registros estadounidenses.

La medida del Departamento del Tesoro prohíbe a las empresas estadounidenses realizar transacciones financieras con esas dos compañías y congela los activos que esas firmas chinas puedan tener bajo jurisdicción de Estados Unidos.

Según la declaración del organismo, Dalian Haibo mantuvo negociaciones con Paeksol Trading Corp, una compañía norcoreana que fue alcanzada por las sanciones estadounidenses. En tanto, de acuerdo al Tesoro estadounidense, Liaoning Danxing utilizó “prácticas engañosas rutinariamente” para permitir el trabajo de los funcionarios de adquisiciones de Corea del Norte.

Corea del Norte, acusada de manipulación y falsificación

Bajo las consideraciones del informe del Tesoro, las tácticas de evasión empleadas por Corea del Norte incluyeron desactivar o manipular los sistemas de identificación automatizados, alterar físicamente los buques, transferir cargamentos entre barcos y falsificar documentos de carga.

La cartera estadounidense también actualizó un listado de 67 embarcaciones que, según las autoridades, habrían realizado transferencias ilícitas de petróleo refinado con barcos petroleros norcoreanos o que habrían exportado carbón de Corea del Norte, eludiendo las sanciones internacionales.

A través de un comunicado, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, remarcó que su cartera “continuará aplicando sanciones y dejamos claro de manera explícita que las compañías navieras que emplean tácticas engañosas para enmascarar el comercio ilícito con Corea del Norte se exponen a un gran riesgo”.

Si bien las sanciones parecen responder a una supuesta flexibilidad de China en la aplicación de las medidas contra Corea del Norte, Mnuchin resaltó que “Estados Unidos y nuestros socios siguen comprometidos con el logro de la desnuclearización final y totalmente verificada de Corea del Norte” y que, para eso, es “crucial” la implementación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Por su parte, el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, señaló a través de Twitter que "la industria marítima debe hacer más para detener las prácticas de transporte ilícito de Corea del Norte”. “Todos deben tomar nota y revisar sus propias actividades para asegurarse de que no están involucrados en la evasión de sanciones de Corea del Norte”, subrayó.

Las relaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte, en el limbo

Las medidas anunciadas por el Departamento del Tesoro llegaron tres semanas después de que la segunda reunión entre el presidente estadounidense Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong-un fracasara en su intento de llegar a un compromiso.

En el encuentro realizado el 27 y 28 de febrero en Hanói, Vietnam, las demandas de Corea del Norte para el alivio de las sanciones estadounidenses y el pedido de entrega de armas nucleares de Estados Unidos a Pyongyang hicieron caer la llegada a un acuerdo.

La administración Trump asegura estar abierta al diálogo y el secretario de Estado, Mike Pompeo, declaró el 4 de marzo que tiene la esperanza de enviar un equipo a Corea del Norte “en las próximas semanas”.

Sin embargo, frente a la falta de concesiones estadounidenses, Pyongyang no descarta suspender las conversaciones y reconsiderar el congelamiento de las pruebas nucleares y de misiles puesto en práctica desde 2017.

Con Reuters y AP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.