Saltar al contenido principal

Nueva Zelanda prohibirá los rifles de asalto y semiautomáticos tras los ataques en Christchurch

La primera ministra neozelandesa Jacinda Ardern brinda una conferencia de prensa junto al ministro de Policía, Stuart Nash, en Wellington, el 21 de marzo de 2019.
La primera ministra neozelandesa Jacinda Ardern brinda una conferencia de prensa junto al ministro de Policía, Stuart Nash, en Wellington, el 21 de marzo de 2019. Yelim Lee, AFP

La primera ministra Jacinda Ardern anunció que se modificará la legislación para inhabilitar la venta de esas armas de estilo militar, como respuesta a los tiroteos en dos mezquitas que dejaron al menos 50 muertos.

ANUNCIOS

Nueva Zelanda va camino al endurecimiento de la legislación sobre la compra de armas tras los ataques a dos mezquitas en Christchurch del 15 de marzo, que dejaron al menos 50 muertos, siendo el peor tiroteo en masa de la historia del país.

La primera ministra Jacinda Ardern anunció este jueves 21 de marzo que prohibirá los rifles de asalto y semiautomáticos de estilo militar (MSSA), al igual que la venta de las piezas utilizadas para convertir armas en MSSA y las cartucheras de gran capacidad.

Según explicó la mandataria, “el 15 de marzo, nuestra historia cambió para siempre” y “ahora nuestras leyes también lo harán”. “Estamos anunciando acciones en nombre de todos los neozelandeses para endurecer nuestras leyes sobre armas y hacer de nuestro país un lugar más seguro”, subrayó Ardern, quien agregó que “todas las armas semiautomáticas usadas durante el ataque terrorista del viernes 15 de marzo serán prohibidas”.

De acuerdo al anuncio de la mandataria, las nuevas leyes entrarían en vigor el 11 de abril y el Gobierno prevé establecer un plan de recompra de las armas prohibidas, acción que costaría hasta 200 millones de dólares neozelandeses (alrededor de 138 millones de dólares estadounidenses).

Según las leyes vigentes en Nueva Zelanda, las armas de categoría A pueden ser semiautomáticas, pero limitadas a siete disparos. Pero uno de los atacantes de Christchurch utilizó un arma adquirida legalmente y aumentó su capacidad usando un cargador de 30 disparos adquirido “fácilmente a través de una simple compra online”, según explicó Ardern.

La primera ministra aclaró que la nueva legislación permitirá la aplicación de exenciones estrictamente para que los agricultores ejecuten el control de plagas.
“Creo firmemente que la gran mayoría de los propietarios legítimos de armas en Nueva Zelanda entenderán que estos movimientos son de interés nacional y tomarán estos cambios con calma”, subrayó la mandataria.

Algunos agricultores y vendedores de armas respaldaron la prohibición

De acuerdo a distintas estimaciones, Nueva Zelanda, un país con menos de 5 millones de habitantes, tiene entre 1,2 y 1,5 millones de armas de fuego, de las cuales aproximadamente 13.500 son de tipo MSSA.

Entre los portadores de armas figuran los agricultores, que las utilizan para matar plagas, como la zarigüeya y los conejos, y para sacrificar animales heridos.

Asimismo, la caza recreativa de venados, cerdos y cabras es una práctica popular y los clubes de armas y los campos de tiro se encuentran en todo el país.

Estos factores han creado un poderoso grupo de ‘lobby’ que ha sabido frustrar intentos anteriores de endurecer las leyes sobre armas.

Sin embargo, la organización Agricultores Federados, que nuclea a miles de representantes del sector agrario, expresó su apoyo a las medidas anunciadas por Ardern. El portavoz de Seguridad Rural de Agricultores Federados, Miles Anderson, sostuvo que “esto no será popular entre algunos de nuestros miembros, pero creemos que esta es la solución practicable”.

Por su parte, la firma Hunting & Fishing New Zealand, uno de los principales minoristas de venta de armas, aseguró que apoyará “cualquier medida del Gobierno para prohibir permanentemente este tipo de armas”.

El CEO de la empresa, Darren Jacobs, explicó que “si bien en el pasado vendimos (ese tipo de armas) a un pequeño número de consumidores, los eventos de la semana pasada nos han forzado a una reconsideración que nos lleva a pensar que esas armas de guerra no tienen lugar en nuestro negocio, o en nuestro país”.

Las mezquitas reabrirán para las oraciones de los viernes

Este viernes 21 de marzo, las dos mezquitas atacadas en Christchurch reabrirán sus puertas para albergar las tradicionales oraciones de los viernes realizadas por los musulmanes. Al respecto, la primera ministra Jacinda Ardern anticipó que esos rezos se transmitirán a nivel nacional y habrá dos minutos de silencio en homenaje a las víctimas de los tiroteos.

Por su parte, la policía armada neozelandesa informó, a través de un comunicado, que reforzará la presencia en los templos para garantizar la seguridad de los fieles.

Las mezquitas de Al Noor y Linwood fueron puestas en condiciones para volver a funcionar este viernes, acto en el que se espera la asistencia de miles de personas, sobre todo en Al Noor, donde murieron la mayoría de las víctimas.

En tanto, esa jornada también se espera un entierro masivo de las víctimas, muchas de las cuales están siendo sometidas al lavado de sus cuerpos para poder ser enterradas. Las primeras conmemoraciones se realizaron este miércoles 20 de marzo y continúan el jueves 21.

Por su parte, la policía confirmó que las 50 víctimas han sido identificadas, mientras que 29 personas heridas en los ataques permanecen hospitalizadas, ocho de ellas aún en cuidados intensivos.

Con Reuters y AP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.