Saltar al contenido principal

Corea del Norte se retiró de la oficina de enlace que compartía con Corea del Sur

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, caminan juntos durante una visita a la casa de huéspedes Samjiyon cerca del Monte Paektu en Samjiyon el 20 de septiembre de 2018.
El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, caminan juntos durante una visita a la casa de huéspedes Samjiyon cerca del Monte Paektu en Samjiyon el 20 de septiembre de 2018. AFP / Pyongyang Press Corps

Pyongyang retiró a su personal de la oficina de enlace conjunta coreana en el ahora cerrado Complejo Industrial de Kaesong, según anunció el viceministro de Unificación de Corea del Sur, Chun Hae-sung.

ANUNCIOS

Como un efecto dominó. Así puede calificarse el distanciamiento entre Corea del Norte y Corea del Sur tras las primeras sanciones que Washington le impuso al programa armamentista del país liderado por Kim Jong-un.

Este viernes 22 de marzo, en el marco de una reunión de delegados de las dos Coreas en la oficina de enlace que compartían ambas naciones en la ciudad fronteriza de Kaesong, Pyongyang anunció de golpe que retiraría a sus representantes de las instalaciones por "instrucción directa de la autoridad superior". Así lo informó en un comunicado el Ministerio de Unificación de Corea del Sur, encargado de las relaciones con el país vecino.

Acto seguido, en el edificio donde estaba la oficina de enlace intercoreana, que había sido inaugurada el 14 de septiembre de 2018, quedaron vacíos los cubículos de los diplomáticos norcoreanos que abandonaron el lugar, dejando solos a los 25 representantes surcoreanos.

Una decisión acorde con el fracaso de la cumbre entre Kim Jong-un y Donald Trump

La decisión no resultó sorpresiva, pues desde la fallida cumbre de Hanói, en Vietnam, entre Kim y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre la desnuclearización, la reunión de delegados que debía tener lugar cada viernes en la oficina de enlace, no se volvió a celebrar en dicho despacho (la última se dio el 22 de febrero).

Aunque Seúl y Pyonyang mantienen aún abiertos importantes canales de comunicación, es evidente que la retirada de esta oficina de enlace es una muy mala señal para el clima de paz que se respiró en la península coreana durante el 2018.

Ambos países, técnicamente aún en guerra desde hace casi 70 años, inauguraron la oficina de enlace con base en lo acordado en abril de 2018 en la primera de las tres históricas cumbres que sostuvieron Kim y el presidente surcoreano, Moon Jae-in.

{{ scope.counterText }}
{{ scope.legend }}© {{ scope.credits }}
{{ scope.counterText }}

{{ scope.legend }}

© {{ scope.credits }}

El gesto de Pyonyang es un duro golpe para Moon y su plan para desnuclearizar y buscar la paz en la península tras décadas de distanciamiento y le mete más presión para su mediación con Washington.

Tanto el régimen norcoreano como Seúl esperaban que en Hanói se saldaran las diferencias con un levantamiento parcial de las sanciones que permitiera reiniciar los proyectos de cooperación económica intercoreana, cuyos ingresos son un salvavidas para Corea del Norte, que cada vez está más asfixiada por las resoluciones del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Pero el inesperado desenlace de la cumbre de Hanói, en la que ambas partes mostraron profundas diferencias en su manera de enfocar el proceso de desarme, y las acciones y mensajes que ha dado Pyonyang desde entonces, parece haber dejado las relaciones intercoreanas en un punto muerto. De hecho, satélites detectaron actividad reciente en instalaciones de misiles norcoreanos, lo que ha obligado a Seúl a maniobrar de nuevo.

Corea del Sur lamenta el retiro de Corea del Norte de la oficina de enlace

Tras la retirada de Corea del Norte de Kaesong, la oficina presidencial surcoreana convocó una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad Nacional (NSC) presidida por el asesor de seguridad del presidente Moon, Chung Eui-yong. En un breve comunicado al término de la junta, el órgano se limitó a señalar que se discutieron "la retirada del Norte de la oficina de enlace y medidas relacionadas".

Por su parte, el viceministro de Unificación, Chun Hae-sung, lamentó en rueda de prensa la decisión norcoreana y expresó su deseo de que los funcionarios del país vecino retornen pronto a esta oficina. "El Gobierno lamenta la decisión de retiro de Corea del norte y espera que regresen en un futuro cercano y administren la oficina de enlace conjunta de manera adecuada, como lo indica el acuerdo entre el Norte y el Sur".

Con EFE y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.