Saltar al contenido principal

Día Mundial del Agua: 34 millones de personas en América Latina no tienen acceso a agua potable

Una niña pakistaní bebe agua de una bomba manual de agua en Lahore el 22 de marzo de 2019, en el Día Mundial del Agua.
Una niña pakistaní bebe agua de una bomba manual de agua en Lahore el 22 de marzo de 2019, en el Día Mundial del Agua. Arif Ali / AFP

La fecha fue aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unias en 1992 y desde entonces cada 22 de marzo el mundo recuerda el valor del agua, un recurso vital para los seres humanos.

Anuncios

Vital y esencial para la vida humana. El agua es el elemento más utilizado por todos los seres vivos. Por eso las Naciones Unidas determinaron el 22 de marzo de 1992, Día Mundial del Agua y a partir de ese año se ha celebrado consecutivamente.

El acceso al agua potable y el saneamiento es imprescindible para la vida, por lo que es reconocido como un derecho humano. De igual forma, el agua es de vital importancia para el desarrollo sostenible, desde la salud y la nutrición hasta la igualdad de género y la economía.

El objetivo de la jornada es hacer reflexionar a la humanidad sobre la importancia que tiene el cuidado especialmente del agua dulce, pues es gracias a esta que se obtiene agua potable. Naciones Unidas asegura que, durante los próximos años, los problemas de recursos hídricos serán cada vez más urgentes de combatir, por lo que hacen un llamado a todas las naciones a continuar con iniciativas encaminadas a luchar contra los desafíos de agua potable.

La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) publicó en su cuenta oficial de Twitter un mensaje educativo para la sociedad, especialmente para las nuevas generaciones. "Cuando desperdicias comida también desperdicias los recursos que se emplearon para producirla, como el agua. Sin #gua no podemos producir alimentos. ¡Protejamos este preciado recurso!".

Latinoamérica posee un tercio del agua dulce del mundo

América Latina posee un tercio del agua dulce del mundo, sin embargo, es una región con deficiencias en la gestión de la misma: 34 millones de personas no tienen acceso al agua potable y la cobertura de saneamiento está por debajo del 15 %.

"La economía de la región fluye en agua. Latinoamérica es una región privilegiada con un tercio del recurso de agua dulce del mundo, pero si algo está dejando de lección aprendida el cambio climático, es la importancia de gestionar mejor", así lo explicó Sergio Campos Jefe de la División de Aguas del Banco Internacional de Desarrollo (BID) durante una entrevista a la agencia de noticias EFE.

Sergio Campos estableció cinco áreas críticas en cuanto al agua en Latinoamérica: el acceso, la financiación de proyectos, la gobernanza, la seguridad hídrica para proteger las fuentes, y la operación, e  innovación.

Campos considera que los países deben hacer conciencia de que las inversiones en este campo producen grandes beneficios en áreas como la salud, educación, combate a la pobreza y reducción de las desigualdades.

Las tecnologías de punta e innovadoras son otra de las ramas a tener en cuenta, ya que con estas se pueden modernizar los sistemas de gestión del recurso hídrico, tarea en la que las empresas privadas deben jugar un papel primario, explicó Campos.

Otro gran factor que la región debe tener en cuenta es el cambio climático, pues está provocando sequías o escasez en regiones de Centroamérica como México, Perú, Brasil, Bolivia y el Caribe.

"Tenemos el privilegio de contar con bastante agua, pero los recursos hay que protegerlos. Tendremos sequías e inundaciones más frecuentes e intensas y eso afecta la calidad de los acuíferos. En este contexto la administración de agua va a ser fundamental", concluyó.

Agua potable, un recurso no disponible para todos los estadounidenses

"Cada vez son más los que sufren por la falta de fuentes de agua potable", papa Francisco

Con ocasión del Día Mundial del Agua, el papa escribió un mensaje al director general de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, en el que destacaba que "que el agua es un bien imprescindible para el equilibrio de los ecosistemas y la supervivencia humana, y es necesario gestionarla y cuidarla para que no se contamine ni se pierda".

Y en su mensaje denunció que "se percibe en nuestros días cómo la aridez del planeta se extiende a nuevas regiones, y cada vez son más los que sufren a causa de la falta de fuentes de agua apta para el consumo".

Al recordar el tema de este día: "no dejar a nadie atrás", el pontífice argentino destacó que es un "derecho humano fundamental, que debe respetarse pues está en juego la vida de las personas y su misma dignidad".

Entre estos gestos, el papa instó en la necesidad de "invertir en futuro, educando a las nuevas generaciones para el uso y cuidado del agua".

"Esta tarea de concienciación es una prioridad en un mundo en el que todo es descartable y despreciado, y que no estima en muchos casos la importancia de los recursos que tenemos a nuestro alcance", añadió.

Con EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.