Saltar al contenido principal

Elecciones en Tailandia, unos comicios marcados por el golpe militar

El ex primer ministro tailandés, Prem Tinsulanonda, introduce su voto durante la votación anticipada de las elecciones parlamentarias. Bangkok, Tailandia, el 17 de marzo de 2019.
El ex primer ministro tailandés, Prem Tinsulanonda, introduce su voto durante la votación anticipada de las elecciones parlamentarias. Bangkok, Tailandia, el 17 de marzo de 2019. Lillian Suwanrumpha / AFP

Tailandia celebra sus primeros comicios parlamentarios casi cinco años después de un golpe de Estado que sigue determinando la política del país. El actual primer ministro, el general Prayut Chan-ocha se presenta como candidato.

Anuncios

El golpe de Estado que puso al mando del país asiático a una junta militar tuvo lugar en mayo de 2014 y fue justificado "para poner fin a la corrupción y la inestabilidad política" tras meses de protestas callejeras.

De cara a los comicios, son pocos los que piensan que unas elecciones legislativas retornarán la democracia al país.

51,4 millones de tailandeses están llamados a elegir los 500 diputados de la Cámara de Representantes, 350 de ellos serán por circunscripción y 150 por listas de partidos. Serán ellos los encargados de elegir al nuevo primer ministro en una votación conjunta con los miembros del Senado, quienes serán designados por la junta militar.

Las elecciones se realizarán después de haber sido pospuestas media docena de veces en los últimos años y tendrán lugar tras una profunda reforma legal que limita el margen de maniobra de los gobiernos electos y que consolida el poder de los militares en la vida política del país.

El general golpista Prayut Chan-ocha, con ventaja para su elección

Más allá de un ejercicio para elegir a los representantes del pueblo, los comicios son vistos como un barómetro del apoyo popular hacia la junta militar y su jefe, actual primer ministro, Prayut Chan-ocha, quien aspira a renovar el cargo en las urnas.

El primier ministro de Tailandia, Prayut Chan-o-cha, saluda a la gente en un parque en Bangkok, Tailandia, el 19 de marzo de 2019.
El primier ministro de Tailandia, Prayut Chan-o-cha, saluda a la gente en un parque en Bangkok, Tailandia, el 19 de marzo de 2019. Soe Zeya Tun / Reuters

El líder militar, quien se presenta por el partido Phalang Pracharat, una fuerza dirigida por varios de sus exministros, parte con ventaja para alargar su mandato, ya que solo necesitaría el apoyo de 126 diputados electos para lograrlo.

Prayut, además de haberse negado a debatir con sus adversarios, mantiene el cargo de primer ministro con plenitud de funciones y como jefe de la junta militar, se reserva el artículo 44 de la nueva Carta Magna del país, sancionada a mediados de 2017, que le otorga poder absoluto e inmunidad.

La fuerza opositora Thai Raksa Chat fue anulada por postular a la princesa Ubolratana Mahidol como primera ministra

Se espera que el principal rival de Prayut salga del movimiento político Pheu Thai, liderado por el ex primer ministro Thaksin Shinawatra, una fuerza que ha ganado todas las elecciones desde 2001, pero cuyos gobiernos han sido anulados, sin excepción, por el Ejército o los tribunales.

El Pheu Thai, que formó el último gobierno democrático del país, se presenta a las urnas dividido en cuatro formaciones en aras de evitar una norma que limita el número de escaños por partido. Una de esas, el Thai Raksa Chat, fue inhabilitada por presentar como candidata a primera ministra a la princesa Ubolratana Mahidol, hermana mayor del Rey Vajiralongkorn.

Fotografía de archivo tomada el 19 de agosto de 2008, muestra a la princesa Ubolratana Mahidol de Tailandia durante su visita a la Expo Zaragoza 2008.
Fotografía de archivo tomada el 19 de agosto de 2008, muestra a la princesa Ubolratana Mahidol de Tailandia durante su visita a la Expo Zaragoza 2008. Jorge Zapata / EFE

Desde el golpe militar, cientos de personas han sido arrestadas, en un proceso que las autoridades han llamado "ajuste de actitud". Muchas más han sido detenidas por delitos informáticos con duras penas de prisión, algo que se ha convertido en una forma de censura para acallar críticas a la junta.

Bajo el mandato militar, Tailandia se ha convertido en el país más desigual del mundo, en el que el 1% de los ciudadanos más ricos aglutinan el 66% de la riqueza, según la compañía financiera Credit Suisse. De esa situación ni siquiera se ha escapado el Gobierno militar, tachado de corrupto, que se ha visto limitado por el estancamiento del país asiático.

Los resultados oficiales de los comicios serán anunciados dos meses después de las elecciones, una vez sea coronado el rey Vajiralongkorn, sucesor del venerado rey Bhumibol, fallecido en octubre de 2016 tras 70 años de reinado.

Con EFE

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.