Saltar al contenido principal
Cultura

Morgane Ji: “Intentar imponer un universo personal en la jungla musical es un combate”

Nacida en la Isla Reunión, Morgane destaca por su magnetismo. Como música, ha hecho del banjo su arma, para tener independencia artística. Como compositora, su elección son los sonidos orgánicos, que combina con otros géneros. Casi como su mestizaje criollo y multicultural, presente en su primer disco ‘Woman Soldier’, que suena así.

Anuncios

‘Woman Soldier’ (2018), mujer guerrera, es la carta de presentación de Morgane Ji en el mundo. Artista originaria de la Isla Reunión (territorio francés de ultramar, en el Océano Índico), encontró en el banjo un camino al escenario y un arma con el que defender una independencia, “en medio de la jungla artística y musical”.

Y es que, en efecto, su música suena libre de grandes productoras y transfronteriza, hasta el punto que ha llegado a Marruecos, Siberia, España y ahora Latinoamérica. En ese afán de “salirse de la ruta trazada”, Morgane hace uso de su esencia: como mujer, porta un mensaje de empoderamiento; como artista, persiste en representar lo que es, es decir, una persona mestiza y “multicultural”, capaz de mezclar el rock y la electrónica con “el sonido de un vidrio roto”, el crujir de la madera o lo chamánico y tribal.

De ahí que sea tentador encasillarla en un estilo, cuando ella se mueve en un no-estilo abierto, basado en la energía de las cosas y las personas. Y ahí no han encontrado objeciones los públicos africanos, asiáticos y europeos que, en el caso de Reino Unido, la han llegado a definir como la “Reina Criolla”, que tiene un lado místico en su estética.

Reina o no, se descanta más por esta segunda opción, sus letras tienen un sentido de justicia hacia las mujeres, los ‘sin techo’, los amores difíciles, la guerra y el duelo. “El arte como una vía de escape” incluso de su historia, siendo una de las niñas y niños que se apropió Francia entre las décadas de los 60 y 80, sacándolos de la isla y llevándolos a la llamada metrópoli, para adoptarlos a la fuerza o destinarlos al campo.

“Voy sobre todo allí donde tengo ganas de ir, según las sonoridades, según lo que me inspira o me toca”. Así es Morgane Ji y así suena su ‘Woman Soldier’, arropada por su grupo de músicos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.