Saltar al contenido principal

El camino de Xi Jinping para crear la Nueva Ruta de la Seda

El príncipe Alberto II de Mónaco y su esposa, la princesa Charlene, posan con el presidente chino Xi Jinping y su esposa Peng Liyuan en el Palacio de Mónaco, el 24 de marzo de 2019.
El príncipe Alberto II de Mónaco y su esposa, la princesa Charlene, posan con el presidente chino Xi Jinping y su esposa Peng Liyuan en el Palacio de Mónaco, el 24 de marzo de 2019. Eric Gaillard/Reuters

El presidente Xi Jinping llegó a Francia tras lograr que Italia se sumara a su proyecto de la Nueva Ruta de la Seda, al tiempo que Emmanuel Macron busca formar un frente europeo contra las ambiciones chinas.

ANUNCIOS

El mandatario de China arribó el domingo a Niza junto a su esposa, donde fueron recibidos por el canciller francés Jean-Yves Le Drian, tras haber estado en territorio italiano. Luego se movilizó hasta Mónaco donde sostuvo una reunión con el Príncipe Alberto.

El viaje de Xi a Francia ocurre luego de haber firmado un memorándum de entendimiento con el Gobierno italiano en la búsqueda de respaldo para la denominada Nueva Ruta de la Seda, un proyecto en el que China quiere impulsar su comercio en Occidente.

La administración italiana, del antisistema Movimiento Cinco Estrellas y de la ultraderechista Liga estamparon sus firmas en el documento pese a la desconfianza demostrada por parte de la Unión Europea y Estados Unidos.

El memorándum contiene 29 acuerdos en áreas como infraestructuras, energía, turismo y cultura, abriendo así el mercado chino a Europa. Italia se convierte así en el primer país miembro del G7 en apoyar la idea de Xi Jinping, ya que naciones como Malta, Portugal, Croacia y Hungría han firmado este tipo de acuerdos.

Un memorándum de entendimiento no crea vínculos jurídicos, sino que es visto por el primer ministro Conte como una lista de intenciones entre los dos países.

Xi Jinping busca lograr un apoyo por parte del presidente francés Emmanuel Macron con quien se reunirá el lunes, pese a que París ya ha manifestado sus reservas ante el proyecto chino.

El recelo de Occidente al gigante asiático

En medio de la gira del presidente de China por el continente europeo y en su búsqueda de un espaldarazo a su proyecto comercial, Estados Unidos, Francia y Alemania han expresado su desconfianza, ya que podría incrementar la presencia e influencia de Beijing en la zona.

El diario italiano la Reppublica publicó que la petrolera Eni colaborará con Bank of China para buscar reservas en ese país, también colaborarán las energéticas Ansaldo y Shanghai Electric, la gasística Snam desarrollará proyectos a lo largo de la ruta y los puertos italianos de Trieste o Génova, estratégicos, cooperarán con el gigante de la construcción CCCC.

También unirán fuerzas las agencias espaciales de ambas partes para desarrollar un nuevo satélite, se exportarán al gigante asiático naranjas sicilianas o carne, promocionarán sus respectivos lugares de la Unesco e Italia devolverá 796 restos arqueológicos.

Esta Nueva Ruta de la Seda permitirá un transporte ferroviario tanto para mercancías como para el de pasajeros a nivel transcontinental.

Con EFE y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.