Saltar al contenido principal

Nueva Zelanda se une contra la islamofobia en homenaje a las víctimas de los tiroteos

Las mujeres de Nueva Zelanda utilizan velo para asisten a una vigilia de víctimas de los tiroteos en la mezquita en Christchurch, Nueva Zelanda, 24 de marzo de 2019.
Las mujeres de Nueva Zelanda utilizan velo para asisten a una vigilia de víctimas de los tiroteos en la mezquita en Christchurch, Nueva Zelanda, 24 de marzo de 2019. Edgar Su / Reuters

Tras los tiroteos en dos mezquitas que cobraron la vida de 50 personas, los neozelandeses se unieron con marchas y conciertos para rechazar el racismo y la islamofobia.

Anuncios

Musulmanes o no, los habitantes de Nueva Zelanda continúan demostrando unidad y rechazo al terrorismo.

“Estoy muy triste por lo que nos pasó a nosotros como musulmanes, pero ahora estamos contentos con las personas de Nueva Zelanda que nos apoyan, estamos orgullosos”, dijo uno de los muchos musulmanes que se unieron a la marcha.

En la ciudad de Aukland, donde se realizó la marcha, las personas alzaron pancartas con mensajes como “odiamos el racismo” o “la vida de los migrantes es importante”. Esto debido a que la mayoría de las víctimas del peor ataque en la historia del país eran migrantes o refugiados de países como Pakistán, India, Malasia, Afganistán, entre otros. Los musulmanes representan un poco más del uno por ciento de la población de Nueva Zelanda.

En Christchurch, la ciudad donde ocurrieron los hechos, alrededor de 15,000 personas se reunieron en uno de los parques más emblemáticos, el North Hagle Park para un concierto y para escuchar los testimonios de los residentes. Muchas de las mujeres en Christchurch, continuaron poniéndose pañuelos en la cabeza en apoyo a la comunidad musulmana de la ciudad.

Las mujeres de Nueva Zelanda utilizan velo para asisten a una vigilia de víctimas de los tiroteos en la mezquita en Christchurch, Nueva Zelanda, 24 de marzo de 2019.
Las mujeres de Nueva Zelanda utilizan velo para asisten a una vigilia de víctimas de los tiroteos en la mezquita en Christchurch, Nueva Zelanda, 24 de marzo de 2019. Edgar Su / Reuters

“Decidimos usarlas hoy porque queríamos mostrar solidaridad a la comunidad musulmana y hacerle saber que estamos aquí para ayudarlos. Hemos escuchado que algunos musulmanes no se han sentido seguros al salir con su burka, por lo que queremos mostrarles que, si pueden sentirse seguros”, dijo India Haus, una de las residentes de Christhurch.

La primera ministra Jacinda Ardern anunció que el 29 de marzo se llevará a cabo un servicio de conmemoración a nivel nacional para honrar a las víctimas.

El peor tiroteo de la historia del país

Según testigos, un hombre vestido con un traje de estilo militar entró a una mezquita de la ciudad de Christchurch con un rifle automático y empezó a disparar al azar. Entre 300 a 500 feligreses estaban reunidos en el lugar al momento del ataque.

Las autoridades detuvieron a Brenton Harrison Tarrant quien fue identificado como presunto responsable del atentado. Es un australiano de 28 años que, según las autoridades, tiene ideología "supremacista" y cometió el atentado por razones xenófobas y racistas.

La justicia decidió mantenerlo en prisión preventiva y anunció que Tarrant volverá a comparecer el 5 de abril, cuando se prevé que se le imputen más cargos.

Los policías montan guardia en la mezquita de Al-Noor después de su reapertura en Christchurch, Nueva Zelanda, el 23 de marzo de 2019.
Los policías montan guardia en la mezquita de Al-Noor después de su reapertura en Christchurch, Nueva Zelanda, el 23 de marzo de 2019. Edgar Su / Reuters

La primera ministra Jacinda Ardern anunció además que se modificará la legislación para inhabilitar la venta de esas armas de estilo militar, como respuesta a los tiroteos.

Con Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.