Saltar al contenido principal

Theresa May dice al Parlamento británico que no tiene suficiente apoyo para aprobar el acuerdo del Brexit

Captura de video de la primera ministra británica, Theresa May, en el Parlamento en Londres, Reino Unido, el 25 de marzo de 2019.
Captura de video de la primera ministra británica, Theresa May, en el Parlamento en Londres, Reino Unido, el 25 de marzo de 2019. Reuters TV / Reuters

La primera ministra británica, Theresa May, admitió que todavía no cuenta con el apoyo necesario en la Cámara de los Comunes para que el acuerdo para la salida del Reino Unido de la Unión Europea, rechazado ya en dos ocasiones, sea aprobado.

ANUNCIOS

La semana crucial del Brexit comenzó con un anuncio de la primera ministra británica Theresa May ante el Parlamento británico. May dijo que no contaba con el apoyo suficiente para someter el acuerdo de la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) a una tercera votación.

Por este motivo, la líder conservadora no prevé de momento someter el texto a votación parlamentaria por tercera vez, después de que ya fuera descartado con contundencia el 15 de enero y el 12 de marzo.

May seguirá no obstante negociando con los grupos políticos para recabar ese respaldo y dijo que el Parlamento debatirá las diferentes alternativas no vinculantes el miércoles 27 de marzo para cambiar formalmente la fecha del Brexit en la ley británica. La primera ministra se mostró "escéptica" de que este procedimiento sirva para aclarar las cosas, e invitó a sus colegas conservadores a rechazarla.

May anteriormente le dijo al Parlamento que la fecha de salida ya había cambiado en el derecho internacional y, por lo tanto, si no aprobaba la legislación, "causaría confusión legal e incertidumbre perjudicial" pero no afectaría la fecha del Brexit.

En los últimos días, la presión sobre May para que dimita de su cargo aumentó notoriamente, si bien ella de momento no ha dado señales de que piense dejarlo en el futuro inmediato.

Captura de video de la primera ministra británica, Theresa May, haciendo una declaración en el Parlamento británico en Londres, Reino Unido, el 25 de marzo de 2019.
Captura de video de la primera ministra británica, Theresa May, haciendo una declaración en el Parlamento británico en Londres, Reino Unido, el 25 de marzo de 2019. Reuters TV / Reuters

Un Brexit "duro" o "suave" está en juego

Reino Unido debía abandonar la UE el 29 de marzo, pero May acordó con los líderes del bloque europeo la semana pasada retrasar esa fecha hasta el 22 de mayo si su acuerdo del Brexit es aprobado por el Parlamento esta semana, o el 12 de abril si no es así, lo cual implicaría proponer un plan alternativo si quiere evitar una salida brusca sin acuerdo.

La primera ministra recordó su compromiso de esforzarse si su acuerdo no llega a prosperar. Pese a esta oferta conciliadora, indicó que, aunque así lo decidiera el Parlamento, ella no podría apoyar una hoja de ruta que implicara mantener al Reino Unido en el mercado único o en una unión aduanera con la UE, pues piensa que sería traicionar el resultado del referendo de 2016.

May dijo que otro referendo, un nuevo acuerdo, o no abandonar la UE, estaban entre las alternativas que no tenían mayoría. Y su conclusión es que si su acuerdo y "ningún acuerdo" son rechazados, Reino Unido tendría que buscar un retraso mayor para el Brexit.

Un camión pasa al lado de un afiche que dice "No a la frontera" en la zona fronteriza entre Irlanda e Irlanda del Norte, en Jonesborough, Reino Unido, el 25 de marzo de 2019.
Un camión pasa al lado de un afiche que dice "No a la frontera" en la zona fronteriza entre Irlanda e Irlanda del Norte, en Jonesborough, Reino Unido, el 25 de marzo de 2019. Paul Faith / AFP

"Y un Brexit "suave", que extiende el artículo 50 más allá del 22 de mayo, obliga al pueblo británico a participar en las elecciones europeas y cede el control de cualquiera de nuestras fronteras, leyes, dinero o comercio. No es un Brexit que una a los británicos", dijo May.

El líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn, dijo que el enfoque que May le dio al Brexit se ha convertido en "una vergüenza nacional" que provocó un posible Brexit "duro".

El escenario al que se enfrenta Theresa May

Una forma de contrarrestar al Parlamento sería que May intentara ofrecer su propia versión de los llamados votos indicativos. La perspectiva de un Brexit más "suave" también aumentaría la presión sobre los legisladores que apoyan al Brexit en su partido para que apoyen su acuerdo.

Para que se apruebe el acuerdo de May, debe contar con al menos 75 votos de los diputados que votaron en contra el 12 de marzo: docenas de rebeldes en su Partido Conservador, algunos diputados del opositor Partido Laborista y el Partido Sindical Democrático de Irlanda del Norte (DUP).

May recibió una llamada del líder del DUP, Arlene Foster, pero esta formación declaró que "su posición no ha cambiado" y mantiene de momento su rechazo al texto gubernamental. .

Con EFE y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.