Saltar al contenido principal

El Caribe, protagonista de la 31 edición del festival Cinélatino de Toulouse

Imagen oficial del festival Cinélatino de Toulouse, en el sur de Francia, que se desarrollará hasta el 31 de marzo.
Imagen oficial del festival Cinélatino de Toulouse, en el sur de Francia, que se desarrollará hasta el 31 de marzo. Cortesía Cinélatino

El festival dedicado a la producción cinematográfica de América Latina, pone de relieve este año el cine de las islas caribeñas, con una programación especial que incluye películas recientes de esa zona geográfica.

ANUNCIOS

La ciudad de Toulouse es nuevamente una vitrina para el cine latinoamericano, en el marco del Festival Cinélatino, que abrió sus puertas el viernes 22 de marzo en esta localidad del suroeste de Francia. La 31ª edición celebra la cinematografía de las islas del Caribe, una zona con realidades políticas, económicas y sociales diversas reflejadas en un cine que habla español, inglés, francés y criollo.

"La idea es hacer un panorama de lo que hoy se produce en el Caribe. Incluimos películas de ocho países: Cuba, Puerto Rico, República Dominicana, Jamaica, Haití, Martinica, Guadalupe y Curazao. Son países con una realidad insular, lo que dificulta muchas veces la circulación de conocimientos y personas. Muchos estudiantes de cine latinoamericanos y caribeños van a Cuba, país que tiene una gran tradición de cine, aunque no hay una verdadera estructura que facilite los intercambios", explicó a RFI Magali Kabous quien es especialista del cine latinoamericano y cubano de la Universidad Lumière de Lyon, además de colaboradora en Cinélatino.

La programación de Cinélatino incluye nueve largometrajes caribeños, algunos de los cuales son coproducciones. Es el caso de 'Si dios quiere Yuli', una coproducción entre Haití y República Dominicana. Pero el festival destaca particularmente la producción cubana con una sección de películas producidas en los últimos 10 años.

A pesar de que durante varias décadas Cuba sostuvo una importante producción de películas desde el advenimiento de la Revolución y posterior creación hace 60 años del ICAIC (Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos), la producción cubana se ha visto afectada por la falta de fondos del Estado para las películas.

"Es verdad que Cuba tiene mucha historia en el cine. Pero en últimos años nos hemos quedado atrás, si comparamos con lo que hoy producen países como México, Argentina, Colombia, y las estructuras con las que cuentan. Incluso recientemente Honduras votó una ley de cine, lo que nosotros no tenemos. Además, las producciones se dificultan al no tener ayudas ni públicas, ni privadas. La mayoría de las películas que hacemos son coproducciones con otros países, lo cual se hace en el resto del mundo. Pero es muy poco lo que Cuba puede aportar en cuanto a fondos", explicó por su parte la productora cubana independiente Claudia Calviño, quien es una de las invitadas especiales de Cinélatino 2019.

El Festival Cinélatino incluye una competencia de largometrajes y documentales, cuyos premios serán anunciados el próximo domingo 31 de marzo.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.