Saltar al contenido principal

Reagrupación Nacional Democrática, partido aliado del gobierno, pide la renuncia del presidente Bouteflika

El ex primer ministro Ahmed Ouyahia, durante una reunión ordinaria de la Reagrupación Nacional Democrática (RND), partido que dirige, el 31 de enero de 2019.
El ex primer ministro Ahmed Ouyahia, durante una reunión ordinaria de la Reagrupación Nacional Democrática (RND), partido que dirige, el 31 de enero de 2019. Ryad Kramdi / AFP

El RND, principal aliado político del presidente argelino, pidió su renuncia este 27 de marzo. Justo un día después de que el Jefe del Ejército pidiera su inhabilitación constitucional, por su estado de salud.

Anuncios

Poco a poco el presidente Abdelaziz Bouteflika se está quedando sin apoyos. Este miércoles 27 de marzo, el partido Reagrupación Nacional Democrática (RND), principal aliado del partido de gobierno Frente de Liberación Nacional (FLN), publicó un comunicado pidiendo la salida del mandatario. "Recomendamos la renuncia del presidente de la República (…) con el objetivo de facilitar un periodo de transición", dice el texto firmado por Ahmed Ouyahia, secretario general del partido.

Ahmed Ouyahia fue hasta hoy un hombre leal a Bouteflika, aunque impopular. Fue su primer ministro en tres ocasiones desde 2003. Su último mandato terminó el pasado 11 de marzo, un gesto con el que el presidente argelino esperaba calmar los ánimos de los manifestantes.

Un jugada en vano, que hoy se traduce en un ex primer ministro en contra y que pide al propio Bouteflika que designe un nuevo Gobierno que "evite cualquier vacío o especulación en torno al poder Ejecutivo en este periodo sensible".

El anuncio del RND se produce justo un día después de que el jefe del Ejército, Gaïd Salah, pidiera inhabilitar al presidente. Salah era otro de los apoyos importantes de Bouteflika, pero ahora, de manera sorpresiva, ha pedido que se aplique el artículo 102 de la Constitución para declararlo impedido para ejercer sus funciones.

Sobre el artículo 102 de la Constitución

Para muchos la aplicación del artículo 102 de la Constitución es la puerta de salida del presidente. Este artículo contempla dos opciones: la renuncia del mandatario o su inhabilitación por razones de salud. Esta última es la que varios, como Salah, quieren impulsar antes de que se termine el periodo de Bouteflika que llega a su fin el 28 de abril.

Sin embargo, el Consejo Constitucional es el ente encargado de decidir si inicia ese proceso o no. Para tal fin debe verificar si el presidente está incapacitado para ejercer sus funciones durablemente por razones graves de salud. Luego, debe proponer su inhabilitación al Parlamento que debe aprobarla por dos tercios. De ser así el actual presidente del Senado, Abdekáder Bensalá asumiría el Ejecutivo interino y tendría que convocar a nuevas elecciones en un periodo de 135 días.

Pero esta vía no convence a la oposición ni a la sociedad civil, que ven en la maniobra una forma de perpetuar a Bouteflika en el poder. Los partidos abogan por una renuncia del presidente y de todo el Gobierno. Su objetivo es la reforma de la Ley Electoral que llevaría a cabo un gobierno de tecnócratas independientes, sin mancha de corrupción, para que convoque a nuevos comicios.

Entretanto, las masivas manifestaciones no cesan desde el 22 de febrero de 2019. El pueblo parece decidido a continuar en la calle hasta no ver a Bouteflika, de 82 años y desde hace 20 en el poder, fuera de la presidencia.

El mandatario tenía la intención de presentarse para un quinto periodo, a pesar de su precario estado de salud, desde que sufriera un agudo derrame cerebral en 2013. Pero ante la ola de protestas decidió dar marcha atrás. Optó entonces por renunciar a la reelección y aplazar los comicios presidenciales programados para el 18 de abril.

Con AFP y EFE

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.