Saltar al contenido principal

El 'Indiana Jones del arte' encontró un Picasso robado hace 20 años

El investigador de arte neerlandés, Arthur Brand, en la imagen junto al cuadro 'Busto de mujer', pintado en 1938.
El investigador de arte neerlandés, Arthur Brand, en la imagen junto al cuadro 'Busto de mujer', pintado en 1938. Tetteroo / EFE

El investigador de arte neerlandés, Arthur Brand, sumó un triunfo más con el hallazgo de la obra 'Busto de mujer' (1938), robada a un jeque saudita en 1999. Hoy en día, la pintura está valorada en 28 millones de dólares.

ANUNCIOS

Buscar una pieza de arte robada es como buscar una aguja en un pajar. Una vez los ladrones hacen su trabajo, es casi imposible dar con el paradero de una obra en el mercado 'negro' del arte.

Sin embargo, a Arthur Brand no le quedó grande encontrar una de las pinturas más queridas por el artista español, Pablo Picasso (1881-1973), aunque le haya tocado esperar cuatro años para dar con la obra maestra.

Se trata del cuadro 'Retrato de Dora Maar', pintado en 1938 y conocido también bajo el nombre de 'Busto de mujer'. Picasso se inspiró de su amante de la época, la artista francesa Dora Maar, para inmortalizarla a partir de la técnica cubista. La obra nunca fue firmada ni vendida antes de la muerte del artista, pues, era una de sus favoritas.

'Busto de mujer', el lienzo que Picasso nunca quiso vender

En 1999, el dueño de la obra, el jeque saudí Abdul Mohsen Abdulmalik, la dejó en uno de sus yates en Antibes, al sur de Francia. Tras el robo, el millonario árabe denunció ante las autoridades francesas y decidió ofrecer 400.000 euros de recompensa a quien lo encontrase.

En 2015, el detective de arte neerlandés, Arthur Brand, escuchó por primera vez que el Picasso robado circulaba por los bajos fondos de Ámsterdam, y peor aún, que en 2002 había sido entregado como garantía a una mafia que traficaba con drogas y armas.

Después de varios años de búsqueda, el caso fue cerrado en Francia y Abdulmalik recibió 4,5 millones de dólares de la compañía de seguros que tenía contratada.

Según el detective, una obra de arte robada logra ser encontrada solo entre el cinco y el diez por ciento de los casos. Todo el mundo daba por pérdido el lienzo, incluso Brand llegó a pensar lo mismo. Pero, una pista lo fue llevando a otra y hace un par de semanas se enteró de que un comerciante de arte había comprado el cuadro sin conocer la historia detrás.

"Sabíamos que él no tenía nada que ver con el robo. Investigar tampoco tenía mucho sentido, jamás llegaríamos a los ladrones porque el lienzo ha cambiado de manos muchas manos en este tiempo. Así que hemos llegado a un trato: él me entrega el cuadro y no habrá investigación", aseguró Brand, citado por EFE.

Los análisis posteriores demostraron la autenticidad de la obra, y ahora, el millonario saudita tendrá que devolver los 4,5 millones de dólares que le dio la aseguradora.

Muy seguramente, el dinero desapareció hace mucho tiempo de los bolsillos del jeque, sin embargo, su apreciada posesión podrá ser vendida en las subastas de arte, pues, según los cálculos, el precio estimado actual es de 28 millones de dólares. ¡Un buen negocio!

Con EFE y AFP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.