Saltar al contenido principal

Jussie Smollett, el actor acusado de mentir sobre un ataque racista, no irá a prisión

El actor Jussie Smollett posa para una foto con una fanática al salir de una corte, luego de que los fiscales estatales retiraran los cargos en su contra en Chicago, Illinois, Estados Unidos, el 26 de marzo de 2019.
El actor Jussie Smollett posa para una foto con una fanática al salir de una corte, luego de que los fiscales estatales retiraran los cargos en su contra en Chicago, Illinois, Estados Unidos, el 26 de marzo de 2019. Kamil Krzaczynski / Reuters

La Fiscalía retiró los 16 cargos penales contra el actor de la serie televisiva 'Empire' por una presunta falsa denuncia sobre un ataque racista que habría sufrido en Chicago. Las autoridades locales criticaron la decisión.

ANUNCIOS

Todos los cargos que le habían sido imputados al actor estadounidense Jussie Smollett por mentirles a las autoridades, fueron retirados por orden la Fiscalía de Chicago.

Smollet es uno de los protagonistas de la serie 'Empire' de Fox Entertainment, una telenovela musical ambientada en Nueva York pero filmada en Chicago.

Había sido acusado de entablar una falsa denuncia por un ataque homofóbico y racista del que dijo haber sido víctima a comienzos de este año.

Pero la Fiscalía del condado de Cook, en Illinois, dijo que, tras examinar los hechos y acordar con el actor el pago de una fianza y cumplir tareas de voluntariado, los cargos en su contra desaparecen.

"He sido sincero y coherente en todos los niveles desde el primer día", dijo Smollett, quien abiertamente homosexual, en una breve conferencia de prensa.

El actor Jussie Smollett abandona el edificio del tribunal penal de Leighton después de asistir a una audiencia el pasado 12 de marzo de 2019.
El actor Jussie Smollett abandona el edificio del tribunal penal de Leighton después de asistir a una audiencia el pasado 12 de marzo de 2019. Kamil Krzaczynski / Reuters

¿Auto-ataque? De víctima a culpable a los ojos de las autoridades

El lío inició el pasado 29 de enero. Jussie Smollett, de 36 años, aseguró haber sido atacado y golpeado por dos hombres enmascarados, que supuestamente le gritaron insultos racistas y homofóbicos, le pusieron una soga alrededor del cuello y lo rociaron con un producto químico.

En principio, la Policía de Chicago le creyó y desplegó un rápido operativo, que terminó con la captura de dos hermanos nigerianos Ola y Abel Osundairo, quienes terminarían por darle un vuelco a la historia.

Los detenidos indicaron que Smollett les pagó 3.500 dólares para que simularan un ataque racista contra él, pues quería lograr notoriedad e impulsar su carrera.

De ahí que el actor fuera considerado como culpable, en lugar de víctima, y que la Fiscalía abriera un proceso con 16 cargos en su contra por falsa denuncia.

"Un código diferente de justicia para aquellos con influencia"

Tanto la Policía de Chicago como el alcalde de la ciudad, Rahm Emanuel, advirtieron que el caso de Smollett podría significar la aplicación de códigos distintos de "justicia para aquellos que tienen influencia" y rechazaron la decisión de la Fiscalía.

En cambio, la cadena Fox, que había suspendido la participación del actor en la serie 'Empire', la aplaudió.

"Jussie Smollet siempre ha mantenido su inocencia y nos es muy grato que todos los cargos contra él fueran retirados", dijo la cadena.

Pero la Alcaldía insiste en que el actor no es inocente. "Esto es un encubrimiento de justicia", afirmó el alcalde Emanuel en una improvisada conferencia de prensa, enfatizando en que el jurado solo vio una parte de la evidencia.

"El señor Smollett todavía dice que es inocente. ¿Cómo se atreve?", agregó.

La Policía advierte que Smollett negoció un acuerdo para eludir a la justicia

La oficina del fiscal no dio un argumento para haber revertido repentinamente el curso de la investigación, que en principio apuntaba a un autoataque y que libró al actor de una pena de hasta tres años de cárcel.

"Después de revisar todos los hechos y circunstancias del caso, incluido el servicio voluntario del señor Smollett en la comunidad y el acuerdo para renunciar a su vínculo con la Ciudad de Chicago, creemos que este resultado es una resolución apropiada para este caso", se limitó a decir la Fiscalía.

Pero el mes pasado, las autoridades dijeron que tenían pruebas suficientes para respaldar su caso.

El jefe de la policía de Chicago, Eddie Johnson, dijo que las imágenes de las cámaras de vigilancia, los mensajes de texto, los registros telefónicos y un cheque cobrado demostraron que Smollett organizó el supuesto engaño para aprovechar las inquietudes de los estadounidenses sobre las divisiones políticas y raciales porque supuestamente estaba "insatisfecho con su salario".

"Eligieron esconderse detrás del secreto y negociar un acuerdo para eludir el sistema judicial", aseveró Johnson.

Con AFP y EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.