Brexit

El Parlamento británico vota ocho alternativas del Brexit con “votos indicativos”

Las banderas de Reino Unido y la Unión Europea ondean frente al Parlamento británico en Londres, el 26 de marzo de 2019.
Las banderas de Reino Unido y la Unión Europea ondean frente al Parlamento británico en Londres, el 26 de marzo de 2019. Alkis Konstantinidis, Reuters

En una maniobra sin precedentes, el Legislativo británico asume el control del proceso de salida de Reino Unido de la Unión Europea y este miércoles somete a votación ocho opciones para el Brexit.

Anuncios

El Parlamento británico asume este miércoles 27 de marzo el control del proceso del Brexit en una acción sin precedentes que ha desafiado la autoridad de la primera ministra Theresa May.

En concreto, los parlamentarios definirán las alternativas al plan de May para la salida de Reino Unido de la Unión Europea, luego de que la propuesta de la mandataria fuera rechazada en dos ocasiones.

Hasta el momento, los legisladores habían evaluado modificaciones, pero siempre basadas en la propuesta del Gobierno británico. Pero el lunes 25 de marzo, el Parlamento respaldó una enmienda destinada a dar a los diputados la ‘voz cantante’ a la hora de definir las opciones para el Brexit.

En primer lugar, la Cámara de los Comunes tendrá que decidir sobre el cambio de la fecha legal del Brexit, que estaba pautada originalmente para el 29 de marzo. De acuerdo a lo propuesto por la Unión Europea, el nuevo plazo será el 22 de mayo, si el Parlamento respalda el pacto alcanzado entre el Gobierno de May y el bloque europeo; o el 12 de abril en caso de que la propuesta sea rechazada por tercera vez.

Posteriormente, los parlamentarios avanzarán sobre los posibles planes alternativos para el Brexit a través de los denominados “votos indicativos”, una serie de opciones no vinculantes pero que pueden marcar el camino a seguir para la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

it

Cuántas propuestas hay y cuáles serían sometidas a votación

De 16 propuestas presentadas por los legisladores, ocho fueron escogidas por el presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow.

Estas son las ocho opciones que los legisladores británicos votan:

1. No hay trato: Reino Unido sale de la UE el 12 de abril sin un acuerdo.

2. Mercado Común 2.0: Un acuerdo mejorado al estilo de Noruega que incluiría la pertenencia al mercado único de la UE, así como un acuerdo de aduanas con la UE.

3. AELC y EEE: Permanecer como miembro del Espacio Económico Europeo (EEE) y volver a presentar una solicitud para unirse a la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC).

4. Unión aduanera: Un acuerdo Brexit que debe incluir, como mínimo, un compromiso para negociar una unión aduanera permanente y completa en todo el Reino Unido con la UE.

5. Plan alternativo del trabajo: Un plan ideado por el Partido Laborista para una relación económica estrecha con la UE, que incluye una unión aduanera integral y una alineación estrecha con el Mercado Único.

6. Revocación para evitar una salida dura: Revocar el Artículo 50, que desencadenó el proceso Brexit, si el Parlamento no acepta irse sin un acuerdo.

7. Votación pública confirmatoria: Un referendo confirmatorio para aprobar el acuerdo Brexit antes de que sea ratificado por el Parlamento.

8. Acuerdos preferenciales contingentes: Un proceso administrado de "no acuerdo" en el caso de que no se alcance un acuerdo de salida con la UE.

Estas opciones serán puestas en una lista de papel y los legisladores serán consultados para votar “sí” o “no” sobre cada una de ellas. A diferencia del procedimiento habitual, los parlamentarios tendrán la posibilidad de apoyar tantas propuestas como deseen. El objetivo es lograr que alguna de las alternativas reciba un apoyo mayoritario.

Está previsto que el debate se extienda por alrededor de cinco horas (entre las 14 y las 19 GMT) y los legisladores tendrán 30 minutos para registrar sus votos. Y el presidente del Parlamento, John Bercow, podría anunciar los resultados después de las 21 GMT.

El resultado final podría mostrar una mayoría para una opción, un respaldo a varias opciones, la mayoría para todas las opciones o, incluso, la falta de una mayoría. Por eso, está previsto que el lunes 1 de abril, los legisladores lleven a cabo una nueva sesión en caso que sea necesario reducir aún más las opciones.

El Gobierno anticipó que no puede comprometerse a aceptar el voto del Parlamento

Más allá de lo que decida el Parlamento, la votación no es vinculante legalmente, por lo que el Gobierno de Theresa May no está obligado a aceptar el dictamen de los legisladores.

El lunes 25 de marzo, May había anticipado que no podía comprometer a su Ejecutivo a llevar adelante la propuesta que pudiera surgir del Parlamento porque esa alternativa podría implicar algún aspecto no negociable con la Unión Europea o contradecir las promesas electorales de su partido.

Sin embargo, algunos legisladores han amenazado con impulsar una legislación que obligue a May a llevar adelante el mandato de los parlamentarios.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24