Saltar al contenido principal

Indígenas en Colombia se levantan de la mesa de negociación y endurecen las protestas

Una mujer indígena se sienta en una barricada bloqueando la carretera Panamericana durante una protesta para exigir al Gobierno el cumplimiento de varios acuerdos sobre "territorio, democracia, justicia, seguridad y paz".
Una mujer indígena se sienta en una barricada bloqueando la carretera Panamericana durante una protesta para exigir al Gobierno el cumplimiento de varios acuerdos sobre "territorio, democracia, justicia, seguridad y paz". Luis Robayo /AFP

El presidente Iván Duque ha dicho que no se reunirá con los manifestantes hasta que levanten los bloqueos de una de las principales vías del país. Los indígenas arreciaron sus críticas hacia el gobierno.

ANUNCIOS

Colombia vive un momento complejo al suroccidente del país. Más de dos semanas cumplen los bloqueos de manifestantes indígenas a la vía que conecta con Ecuador, la Panamericana, una importante arteria vial. El presidente Iván Duque ha dicho que solo se sentará a negociar cuando cesen las vías de hecho.

"Estoy dispuesto a ir al Cauca y Nariño cuando haya una hoja de ruta concertada, pero por las vías de hecho no haré presencia", anunció en alocución desde la Casa de Nariño en Bogotá.

Por su parte, los indígenas rechazan hablar con la representante del Gobierno, la ministra del Interior Nancy Patricia Gutiérrez.

Las protestas empezaron el pasado 11 de marzo poniendo de manifiesto lo que llamaron "incumplimientos del Gobierno" en "territorio, democracia, justicia, seguridad y paz".

La vocera del Concejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), Ana Deida Secué, reclama que está Administración, como las anteriores, han incumplido con lo pactado anteriormente. En un comunicado señalan que se está "aumentando la brecha de la desigualdad social e imponen gobiernos de extrema derecha que crean guerras para el despojo de los territorios".

En el Cauca se vive una difícil situación de seguridad. Luego del acuerdo de paz entre el Estado colombiano y la guerrilla de las FARC, nuevos grupos ilegales llegaron a disputar el territorio. Ante la ausencia del Estado han sido los líderes y los comuneros indígenas los que han pagado las más duras consecuencias.

"Van más de 140 líderes asesinados y un total de 584 líderes y lideresas asesinados entre 1 enero 2016 y 9 febrero 2019, de los cuales más del 50% pertenecen a pueblos indígenas y afrodescendientes", aseguran en un comunicado.

Además, los indígenas señalan  que la falta de compromiso del nuevo Gobierno con la implementación del proceso de paz los pone en mayor riesgo. "Nos enfrentamos a un gobierno guerrerista, que hace trizas la esperanza de paz", explican.

La "minga" indígena se extiende a otras regiones de Colombia

Los manifestantes bloquearon la vía y no han sido pocos los choques puntuales de violencia con las fuerzas de seguridad.

La "minga" como llaman los indígenas a la protesta, se ha extendido a otras regiones. El pueblo Pijao cortó una carretera en el Tolima y los Uwa se concentraron en Boyacá.

El Gobierno, por su parte, ha denunciado en varias oportunidades el secuestro de militares en medio de los choques, aunque el último de ellos ya fue liberado.

Duque dijo en la alocución que no se puede "seguir apelando a afectar los derechos de los demás para valer los derechos de unos pocos".

Y a través de un tuit defendió la gestión de su Gobierno y el presupuesto asignado a los derechos indígenas en su Plan Nacional de Desarrollo.

Con EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.