Saltar al contenido principal

Terapias para "curar" la homosexualidad: un inquietante vacío jurídico en Francia

'Boy Erased' se basa en la historia real del hijo de un pastor bautista que fue seguido por un programa para "curar" su homosexualidad.
'Boy Erased' se basa en la historia real del hijo de un pastor bautista que fue seguido por un programa para "curar" su homosexualidad. Universal Pictures

La película 'Boy Erased' pone en evidencia las terapias de conversión a la heterosexualidad en EE.UU. Un problema poco conocido pero muy presente en Francia, donde un vacío jurídico evita luchar eficazmente contra estas prácticas.

ANUNCIOS

Una salida del clóset que se convierte en pesadilla. La película 'Boy Erased', que se estrenó el miércoles 27 de marzo en Francia, está basada en la historia real de un adolescente, hijo de un pastor bautista de Arkansas, al que obligan a seguir un programa de masculinización para "curarlo" de su homosexualidad. Una terapia de grupo en un recinto cerrado donde vivirá un infierno.

En Estados Unidos se estima que unos 700.000 jóvenes han pasado por este tipo de centros que gozan de buena fama en muchos estados. Pero aunque las terapias de "conversión" son más conocidas al otro lado del Atlántico, también existen en Europa y particularmente en Francia.

 
Según la diputada de La República en Marcha (LREM) Laurence Vanceunebrock-Mialon, que trabaja sobre este tema, existen dos tendencias: círculos religiosos que reclutan jóvenes víctimas en "estados" de reorientación sexual y médicos que "curan" la homosexualidad con tratamientos anxiolíticos. Desde hace unos años, algunos militantes hacen sonar las alarmas para denunciar una práctica insidiosa en expansión dentro del Hexágono.

"Tengo cita con un exorcista (...) Salí del clóset y desde entonces he vivido un infierno"

Una joven niña llama al servicio telefónico de la asociación El Refugio que ayuda a los jóvenes homosexuales angustiados: "Buenos días, mis padres hicieron una cita con un exorcista para mí. Salí del clóset la semana pasada y desde entonces he vivido un infierno. Son católicos practicantes y piensan que tengo dentro unos demonios y que estoy en la perdición…". Al igual que otras decenas, esta llamada fue listada por Véronique Lesage, coordinadora responsable de escucha. Hombres y mujeres jóvenes para quienes la homosexualidad provoca verdaderos dramas familiares, a tal punto que la "cura" se convierte en la única salida posible para los padres.

En Francia, estas "reorientaciones sexuales" son practicadas principalmente por grupos cristianos y protestantes evangelistas de inspiración estadounidense y por ciertos predicadores musulmanes. Los jóvenes deben seguir unas "etapas"” que incluyen rezos, lecturas, sesiones de exorcismo llegando incluso hasta el aislamiento total. "Tuvimos el caso de un testigo de Jehová menor cuya homosexualidad había sido revelada públicamente en el seno de la comunidad. Le quitaron su celular y el computador, lo acompañaban hasta la entrada del colegio y le prohibieron toda interacción con el exterior", explica Véronique Lesage.

"Ciertas veces también vemos este tipo de aislamientos en el seno de algunas familias de comunidades itinerantes, donde los jóvenes son casados a la fuerza y vigilados permanentemente". En STOP Homofobia un caso reciente marcó a las personas: "Le pedimos ayuda a un médico general para un joven de 19 años. Cuando el tema de la homosexualidad fue abordado, él afirmó que esas personas eran pedófilos en potencia, portadores de sida y que debían ser tratados clínicamente. Quedamos extremadamente sorprendidos", cuenta Terrence Katchadourian, de SOS Homofobia.

"Se toma la Biblia al pie de la letra, sobre todo en lo que concierne a la condena de la homosexualidad"

Aunque estas terapias de conversión representan hoy en día una fracción menor de los actos de homofobia, algunas asociaciones afirman que tienen tendencia a aumentar. En Refugio se estima que el 3,5% de las llamadas LGBT involucran estas prácticas. Lo que terminan siendo dos de tres llamadas al mes. "Hubo un cambio bastante evidente para todos durante la manifestación, una liberación de la palabra homofobia que dio lugar a varias derivaciones", explica Véronique Lesage. "Algunas iglesias de esa época incluso llegaron a organizar sesiones de plegaria para impedir que pasara la ley", agrega.

Anthony Favier, presidente de la asociación LGBT católica David & Jonathan también coincide con esto, afirmando que el fenómeno ha ganado amplitud con la explosión del movimiento evangélico que se presenta en Francia desde hace algunos años: "Es un movimiento moderno en su forma pero muy conservador en el fondo, no hay interpretación de los textos religiosos, se toma la Biblia al pie de la letra, sobre todo en lo que concierne a la condena de la homosexualidad".

De igual manera, señala el rápido desarrollo de movimientos religiosos como "Torrentes de vida" o "Coraje" que proponen "etapas" controvertidas sobre la reorientación sexual. Anthony Favier también incrimina el aumento de la publicación de obras religiosas sobre el tema del género, con frecuencia críticas con la homosexualidad y que instalan un terreno favorable para el desarrollo de estas terapias.

Se han observado casos de terapias de conversión, particularmente a través del exorcismo"

Ludovic Mohamed Zahed, doctor e imam especialista en temas LGBT

En cuanto al Islam, la tendencia está menos arraigada, según Ludovic Mohamed Zahed, doctor e imam especialista en temas LGBT. "La homosexualidad sigue siendo un tema muy tabú en muchas familias, los imam evitan tener que enfrentarlos de manera directa, algunos llegan hasta afirmar que no existe entre los musulmanes. Sin embargo, se han observado casos de terapias de conversión, particularmente a través del exorcismo".

A nivel global es difícil evaluar con precisión la evolución de estas prácticas pues los testimonios son escasos: "Los jóvenes que nos contactan quieren hablar pero con frecuencia se niegan a reunirse con nosotros, algunos están traumatizados", explica Terrence Katchadourian de STOP Homofobia, "nos llegan historias pero de personas más grandes que hablan sobre lo que les ocurrió y afirman haber sido víctimas".

"Curanderos", difícilmente atacables

En Francia, a diferencia de Estados Unidos, estas terapias con frecuencia son practicadas con mucha discreción en el seno de las familias, de las comunidades religiosas o de los consultorios médicos. Pero algunos predicadores no dudan en hacer exorcismos en público e incluso en promocionar sus proezas por las redes sociales.

Es el caso en la iglesia evangélica ACCR (Asamblea Cristiana de Cristo Resucitado) de Lille donde el pastor practica todos los tipos de “liberaciones” y sobre todo la de la homosexualidad. Contactada por France 24, la iglesia afirma nunca haber sido molestada por las prácticas del pastor cuyas prédicas del fin de semana están abiertas al público y atraen personas de toda Francia e incluso del extranjero, como se puede ver en su página web.

Sesión en la iglesia evangélica ACCR (Asamblea Cristiana de Cristo Resucitado).
Sesión en la iglesia evangélica ACCR (Asamblea Cristiana de Cristo Resucitado). Youtube / ACCR

Este ejemplo ilustra muy bien la dificultad para luchar contra estas prácticas pues las personas que participan en este tipo de ejercicios parecen hacerlo por voluntad propia. "Con frecuencia las personas quieren voluntariamente "sanarse" y no se consideran como víctimas", explica Mehdi Aifa, presidente de la Asociación de Jóvenes del Refugio, que rastrea las derivas homofóbicas en las redes sociales.

"No hay testimonios en Francia, o los hay muy pocos, de personas adultas que hayan sido obligadas a padecer este tipo de procedimientos sin consentimiento. Los profesionales de la salud realizan esta clase de terapias con el aval del ‘paciente’ y no alardean de su práctica profesional", agrega.

Por su parte, el presidente de SOS Homofobia, Joël Deumier, considera que el arsenal jurídico existe pero que la dificultad está en probar que hay una influencia: "La tasa de suicidios es mucho más alta entre los jóvenes LGBT. El tema de las terapias de conversión es también un asunto de salud pública, sobre todo cuando se sabe que a veces empieza demasiado temprano en las escuelas confesionales".

Por el lado de la Miviludes (Misión interministerial de vigilancia y de lucha contra las derivas sectarias) se interviene poco sobre este tipo de actos: "Si los grupos religiosos proponen etapas de conversión no necesariamente son consideradas como una deriva sectaria. Intervinimos en algunos casos pero tenemos una visión muy parcial del problema", precisa Audrey Keysers, la responsable del sector parlamentario.

Una propuesta de ley en estudio: "Los delegados tienen miedo de provocar reacciones viscerales"

Existe entonces un vacío jurídico sobre las terapias de conversión. En Francia, las prácticas que consisten en reorientar sexualmente o "curar" a los homosexuales son legales hoy en día. La diputada del LREM de Allier, Laurence Vanceunebrock-Mialon trata de cambiar la situación con una propuesta de ley. El objetivo principal del texto es mandarle un mensaje fuerte a las familias quienes con frecuencia tienen la iniciativa de hacer uso de estas prácticas: "Es necesaria la pedagogía. No se trata de prohibir el acompañamiento de jóvenes homosexuales que sufren sino de distinguir muy bien los casos en los que se les hace creer que pueden ser ‘curados’ pues es ahí cuando se incurre en la violencia psicológica".

Hace más de un año que la diputada trabaja sobre su propuesta de ley. Hoy en día se siente muy sola en el seno de su grupo: "Es un tema muy sensible pues abarca lo religioso. Los delegados tienen miedo de provocar reacciones viscerales, claramente hay una falta de valentía política".

Aunque Francia arrastra los pies, las cosas avanzan en Europa. Hace un año, el Parlamento europeo votó un texto que le pide a los Estados miembro prohibir estas terapias. Por ahora, solo Malta y algunas regiones autónomas de España han votado leyes. Pero algunos países trabajan sobre el tema como Alemania, Polonia y el Reino Unido, que ya se comprometió oficialmente a prohibir las terapias de conversión.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.