Saltar al contenido principal

Brasil: el derrumbe de una represa en Rondonia despierta los fantasmas de Brumadinho

Residentes de Brumadinho y familiares de las víctimas colocan mensajes en el puente sobre el río Paraopeba, durante un tributo a las víctimas un mes después de la ruptura de la presa de Vale, cerca de Brumadinho, estado de Minas Gerais, Brasil, el 25 de febrero de 2019.
Residentes de Brumadinho y familiares de las víctimas colocan mensajes en el puente sobre el río Paraopeba, durante un tributo a las víctimas un mes después de la ruptura de la presa de Vale, cerca de Brumadinho, estado de Minas Gerais, Brasil, el 25 de febrero de 2019. Douglas Magno / AFP

Fuertes lluvias en este estado provocaron que la represa de arcilla y arena cediera, rompiendo varios puentes y dejando aisladas a unas 300 personas. Justo cuando una auditoría alemana alerta que otras ocho represas tienen un estado “preocupante”.

ANUNCIOS

La palabra ‘represa’ ya es casi un sinónimo de dolor de cabeza para Brasil. De nuevo una de estas, contenedora de arcilla y arena, colapsó este 30 de marzo en el municipio de Machadinho D'Oeste, en el estado de Rondonia (fronterizo con Bolivia), debido a las últimas fuertes lluvias.

Si bien no causó víctimas mortales, la mezcla de estos materiales con el agua provocó la destrucción de varios puentes y dejó aisladas a unas 300 personas, de acuerdo con fuentes estatales. Estos ciudadanos habitan y trabajan en su mayoría en comunidades rurales próximas a la represa, por lo que quedaron atrapados, hasta la llegada del Cuerpo de Bomberos.

Ante esta situación, y con el recuerdo de la tragedia de enero en Brumadinho –que dejó 483 muertos–, la empresa responsable de la instalación, MetalMig, aseguró que esta solo tenía agua y arcilla, desmarcándose de un posible daño en el ecosistema o en la salud de los habitantes más cercanos. Una versión que la Secretaría de Estado para el Desarrollo Ambiental de Rondonia confirmó después, garantizando que en el dique “no había presencia de metales pesados”.

Las represas brasileñas, una bomba de relojería

Puede que en Machadinho D'Oeste el incidente no tenga más continuación, pero la auditora alemana TÜV Süd, con sede en Múnich, augura muchos más desastres así en el país. En un estudio preliminar publicado por el semanario Der Spiegel (con fecha del 12 de marzo, pero filtrado este sábado), TÜV Süd alerta que ocho represas de residuos están en estado “preocupante”, de las cuales siete muestran un estado “especialmente preocupante”.

En concreto, se trata de diques pertenecientes a la empresa minera Vale, ubicados en el estado de Minas Gerais y calificados de alto riesgo, pudiendo afectar hasta 1.000 personas en cuatro de los casos. Lo que reaviva los fantasmas recientes de destrucción y muerte en la ciudad de Brumadinho, precisamente en Minas Gerais, donde el derrumbe de uno de sus embalses causó la peor tragedia de este tipo en la historia de Brasil.

El añadido es que el informe pone en el acento en tres de las represas, ya que tienen una capacidad mayor a la de Brumadinho.

En los últimos meses, el país se ha puesto en la tarea de revisar la seguridad de las represas de corporaciones mineras, cuyos antecedentes son Brumadinho, y antes Mariana, donde en 2015 murieron 19 personas. No obstante, TÜV Süd explica en su análisis de 12 páginas que Vale y las autoridades deberían estar alerta, ante la posibilidad de nuevos desastres.

Por lo pronto, tras la advertencia, Vale ha evacuado y reubicado a los vecinos de cinco de estas ocho represas y la justicia brasileña ha ordenado frenar todas sus operaciones en otras dos.

Con EFE, Der Spiegel y medios locales

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.