Saltar al contenido principal

Al menos tres heridos y 11 detenidos tras represión policial de protestas en Nicaragua

Policías antidisturbios interrumpen una manifestación en Managua, Nicaragua el 30 de marzo de 2019.
Policías antidisturbios interrumpen una manifestación en Managua, Nicaragua el 30 de marzo de 2019. Jorge Torres / EFE

Los participantes de las protestas contra el presidente Daniel Ortega fueron reprimidos por la Policía Nacional tan solo un día después de que el Gobierno se comprometió a no hacerlo.

Anuncios

Al menos tres personas resultaron heridas y otras 11 fueron detenidas en varias zonas de Nicaragua en medio de una nueva manifestación convocada por la Unidad Nacional Azul y Blanco. En Managua, la Policía Nacional agredió a los participantes de la protesta que se presentó a las afueras del Centro Comercial Metrocentro durante las horas de la tarde de este sábado.

El movimiento opositor publicó un comunicado en el que confirmó las cifras de afectados a nivel nacional durante esta jornada y en el que exige la liberación de las personas detenidas.

Las reacciones de la comunidad internacional no se hicieron esperar. El Secretario General de la OEA, Luis Almagro, se pronunció a través de su cuenta de Twitter desde donde instó al Ejecutivo de Nicaragua a "respetar y proteger el derecho a la protesta" y "esclarecer la situación de los detenidos". A este llamado se sumó el Secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Paulo Abrão.

Imágenes que circulan en redes sociales dejan ver a los agentes armados con bolillos y atacando a los manifestantes mientras retienen a otros. De acuerdo con la agencia EFE, un grupo de periodistas que se encontraba en el lugar también fue agredido durante la llamada "Sentada Nacional" denominada como una acción de protesta no violenta.

¿El Gobierno de Nicaragua está incumpliendo su compromiso a la no represión?

En otro comunicado, la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia condenó los hechos y recalcó que "un integrante del partido de Gobierno disparó a los manifestantes".

También señaló que se violó el acuerdo suscrito este viernes entre sus representantes y el ejecutivo, que se comprometió a obedecer la Constitución en lo que se refiere a garantizar las libertadas públicas, entre ellas la libre expresión, manifestación, reunión, movilización, prensa e información. La Unidad Azul y Blanco también se pronunció al respecto diciendo que el Gobierno de Nicaragua "ya ha incumplido" al menos dos puntos: "el derecho a la concentración pacífica" y "el desarme de los paramilitares".

El Obispo Auxiliar de la Diócesis de Managua, Silvio Báez, y quien ha tenido un papel activo en la defensa de los derechos humanos desde que estalló la ola de protestas en Nicaragua, dijo que "no son acuerdos los que se irrespetan, sino a personas humanas" y que "no son las negociaciones las que se entorpecen sino el futuro del país".

Entre el acuerdo de 18 puntos del acuerdo también se contempla el cumplimiento del debido proceso, que nadie puede ser detenido de manera arbitraria, que los nicaragüenses que huyeron del país en medio de la crisis, puedan "regresar a su país con plenas garantías y seguridad personal y familiar"; y que debe garantizarse por parte del Estado "el derecho a la importación de papel, maquinaria, equipo, repuestos y refacciones para los medios de comunicación social, escritos, radiales y televisivos".

Con EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.