Saltar al contenido principal

El Papa Francisco y el rey de Marruecos firman un acuerdo sobre Jerusalén

El Papa Francisco celebra una misa en el complejo deportivo Príncipe Moulay Abdellah en Rabat, Marruecos, el 31 de marzo de 2019.
El Papa Francisco celebra una misa en el complejo deportivo Príncipe Moulay Abdellah en Rabat, Marruecos, el 31 de marzo de 2019. REUTERS/Youssef Boudlal

En la segunda y última jornada de una visita considerada histórica a Marruecos, el Papa Francisco y el rey Mohamed VI firmaron un acuerdo en el que piden preservar a Jerusalén como símbolo pacífico de la coexistencia entre todas las religiones.

Anuncios

La declaración conjunta hecha en Rabat, Marruecos, se produce al tiempo que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, de visita en Israel, se quedó corto en su promesa de trasladar su embajada de Tel Aviv a Jerusalén y en su lugar anunció la apertura de una oficina de negocios, lo que evidencia lo sensible que continúa siendo este territorio compartido por tres religiones.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tomó la iniciativa de trasladar la embajada a Jerusalén en marzo de 2018, lo que enfureció a los palestinos, desencadenó fuertes protestas y una ola de críticas internacionales. El único país que lo ha seguido hasta ahora es Guatemala.

Y ahora, el máximo jerarca católico y el rey de Marruecos, gran autoridad en el Islam, ratificaron a la Ciudad Santa “como el patrimonio común de la humanidad y especialmente los seguidores de las tres religiones monoteístas, como un lugar de encuentro y símbolo de coexistencia pacífica”.

Asimismo, el Papa Francisco y el rey Mohamed VI aseguraron que “el carácter multi-religioso, la dimensión espiritual y la identidad cultural particular de Jerusalén deben ser protegidos y promovidos”.

Papa: el diálogo con los musulmanes ayuda a acabar el extremismo

En la misma línea, el máximo representante de la iglesia católica pidió respeto y tolerancia entre todas las religiones al interior de Marruecos, país de mayoría musulmana

El Papa Francisco saluda a los feligreses durante una misa, en Rabat, Marruecos, el 31 de marzo de 2019.
El Papa Francisco saluda a los feligreses durante una misa, en Rabat, Marruecos, el 31 de marzo de 2019. REUTERS/Youssef Boudlal

“El diálogo se convierte en oración. Podemos llevarlo a cabo diariamente en nombre de la fraternidad humana que abarca a todos los seres humanos, los une y los hace iguales. En nombre de esa fraternidad, destruida por las políticas de extremismo y división”, afirmó el Papa.

En el marco de una buena convivencia y respeto entre los distintos credos, Francisco también dijo que no es función de los católicos tratar de convertir a ninguna persona.

“La iglesia crece no a través del proselitismo si no de la atracción”, indicó el primer papa latinoamericano de la historia.

Francisco también respalda así los esfuerzos del rey Mohamed VI para difundir una forma de islam que promueve el diálogo interreligioso y rechaza la violencia en nombre de Dios.

En el país habitan alrededor de 23 mil católicos, la mayoría de ellos extranjeros, principalmente franceses y migrantes de África subsahariana, quienes representan menos del 1 % de la población total del país, con 35 millones de habitantes.

Papa Francisco: heridas de la migración no se resuelven con barreras fronterizas

En medio de la crisis migratoria en distintas regiones del mundo, especialmente por situaciones de violencia y pobreza, el religioso dijo que se trata de “una herida que clama al cielo” y que nunca podría ser sanada por barreras físicas, alternativa por la que abogan algunos gobiernos.

El Papa Francisco durante una visita a un centro de servicio social rural, administrado por las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl en Temara, cerca de Rabat, Marruecos, el 31 de marzo de 2019.
El Papa Francisco durante una visita a un centro de servicio social rural, administrado por las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl en Temara, cerca de Rabat, Marruecos, el 31 de marzo de 2019. Vaticano/vía Reuters

En los últimos meses, la migración ha aumentado en medio de debates políticos en varios países del norte de África, Europa y Estados Unidos.

El mandatario estadounidense, Donald Trump, prometió cumplir su promesa de campaña de construir un muro a lo largo de la frontera con México y el viernes 29 de marzo amenazó con cerrar la frontera la próxima semana si México no impide que los inmigrantes lleguen a Estados Unidos.

"El tema de la migración nunca se resolverá levantando barreras, fomentando el miedo a los demás o negando la asistencia a quienes aspiran legítimamente a una vida mejor para ellos y sus familias", dijo Francisco.

Agregó que “la consolidación de la paz verdadera viene a través de la búsqueda de la justicia social, que es indispensable para corregir los desequilibrios económicos y la inestabilidad política que siempre han tenido un papel importante en la generación de conflictos y en la amenaza a toda la humanidad".

El Papa reunió a 10 mil católicos en un país de mayoría musulmana

Francisco emitió todas estas declaraciones en su segundo y último día de visita a Marruecos, que además estuvo marcado por una ceremonia católica a la que asistieron alrededor de 10 mil personas.

Según los organizadores, muchos de ellos son extranjeros de cerca de 60 países.
“Sólo tenemos una fe con Jesús y nos unimos a nuestro líder con el Papa Francisco, estamos muy felices porque somos multirraciales… Sólo un Dios y muchas razas”, dijo Diego Sánchez, residente de Ceuta, un enclave español en Marruecos.

Con esto, el papa católico cerró una corta visita a un país de mayoría musulmana durante la que buscó promover, como lo anunció el Vaticano, el diálogo entre las religiones y la relación respetuosa entre ellas y sus fieles.

Con AP, Reuters y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.